NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

La expresión no figura en el Diccionario, pero se usa mucho en el lenguaje del deporte. Significa hacer algo dejándose llevar, sin interés, sin esfuerzo.

PorÁlex Grijelmo

Este verbo significa “colocar señales”, y no “indicar el lugar donde se ha cometido una falta”.

PorÁlex Grijelmo

Este término puede proceder de la antigua Copa Davis, en la que se disputaban finales previas de zona. La palabra suena muy vendedora, y sirve de reclamo periodístico y deportivo.

PorÁlex Grijelmo

El lenguaje de cierta violencia ya puebla desde antiguo el vocabulario del deporte. Se dice “cañonazo”, “cañonero”, “obús”, “disparo”, “bombear”, “asedio”…

PorÁlex Grijelmo

Este anglicismo no sólo se usa en el golf, sino también en el surf. El término procede del escocés, que lo tomó a su vez del francés.

PorÁlex Grijelmo

Los franceses se salieron por la tangente para denominarlo “juego decisivo”. Lo que no procede es llamarlo “muerte súbita”, porque se puede perder y continuar jugando.

PorÁlex Grijelmo

La anécdota de Federer y Nadal ha contribuido a extender una traducción literal del inglés. Hasta ahora no se decía “partidos de caridad”, sino “partidos benéficos”.

PorÁlex Grijelmo

El léxico del baloncesto va llegando al fútbol y a otros deportes. Los anglicismos crudos se relacionan con el prestigio de todo lo que viene de Estados Unidos.

PorÁlex Grijelmo

El circuito de Indianápolis consta de cuatro rectas y cuatro curvas. El término ‘oval’ procede del latín ‘ovum’ (huevo) y evoca esa forma.

PorÁlex Grijelmo

El fútbol italiano no tiene nada que ver con ese elemento químico tan valioso. Ese nombre entronca con el juego primitivo que se disputaba en Florencia.

PorÁlex Grijelmo

Esta expresión se refiere en el cine al equipo que rueda las escenas de riesgo. El precedente más lejano se halla en el lenguaje militar.

PorÁlex Grijelmo

Los comentaristas de Fórmula 1 están perdiendo la oportunidad de ser referentes del buen uso del español.

PorÁlex Grijelmo

Si usted pone en Google Imágenes esa palabra, le saldrán sólo barandillas. Se puede comprender el error, pues en ese saludo inicial se van dando la mano todos.

PorÁlex Grijelmo

Incluso quien tenga nociones de inglés se quedará perplejo al escuchar esta expresión. Casemiro o Xabi Alonso encajan con ese concepto, pero no Kroos.

PorÁlex Grijelmo

Este adjetivo no equivale a “pobre”, “despreciable”, “insuficiente” o “escaso”. La palabra procede de Pirro, ganador de batallas que más le habría valido no empezar.

PorÁlex Grijelmo

El himno del Sevilla contiene una expresión que la Academia desaconseja. Curiosamente, se repite en canciones de Juanes, Cómplices y Camilo Sesto.

PorÁlex Grijelmo

Ese verbo se ha venido vinculando en español con palabras que evocan la violencia. ¿Diríamos que Federer y Nadal se tienen un odio deportivo?.

PorÁlex Grijelmo

En algunos países de Hispanoamérica dicen "Supertazón" y "mariscal de campo". El "quarterback" equivaldría en fútbol al cerebro del equipo, al organizador

PorÁlex Grijelmo

Ese sustantivo implica que se hace un pago de dinero. El adjetivo o bien sobra o bien significa que la sanción sale barata.

PorÁlex Grijelmo

Los comentaristas hablan de “golpe de derecha” incluso cuando el tenista es zurdo. En inglés, ‘drive’ sí que sirve para el derechazo y el zurdazo.

PorÁlex Grijelmo

Según el Diccionario, significa “acción valiente”, pero no define el sexo de quien la desarrolla. Con este adjetivo se da a menudo una contradicción en los términos.

PorÁlex Grijelmo

Una frase como “la técnica del Betis femenino es muy buena” resulta ambigua. Casos similares se dan con “la música”, “la mecánica”…

PorÁlex Grijelmo

Asistencia llegó del baloncesto al balompié, como tiro libre o falta en ataque. El balonmano parece refractario a tomar vocablos del fútbol.

PorÁlex Grijelmo

Un delantero sale del campo, y entra en su lugar otro delantero. En casos así puede ocurrir que el narrador proclame: “Es un cambio hombre por hombre”.

PorÁlex Grijelmo

El sufijo “-ato” sirve para formar sustantivos que indican dignidad, cargo o jurisdicción. Su aplicación a nombres propios cuenta con los antecedentes de “porfiriato” y “onganiato”.

PorÁlex Grijelmo

Página2