W Deportes
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Autos

Autos eléctricos: ¿La carga puede ser inalámbrica como los celulares?

Esta tecnología evita tener que enchufar los vehículos a una toma de corriente.

Luis Hernández del Arco
Luis Hernández del Arco
ldelarco
MéxicoActualizado a
Autos eléctricos: ¿La carga puede ser  inalámbrica como los celulares?

A medida que pasan los días, el mercado de autos eléctricos cobra más impulso, al igual que las diversas tecnologías asociadas con él, cómo es el caso de las estaciones de carga.

Si bien, el dominante de los centros de recarga es la tecnología cableada, varios jugadores clave están invirtiendo recursos para desarrollar soluciones innovadoras y una de esa ellas los sistemas de carga inalámbricos.

¿Qué futuro le depara a este tipo de carga?

Esta solución, técnicamente dominada como estaciones de carga inalámbricas para vehículos eléctricos (WEVC), implica alimentar los autos eléctricos o hibridos plug-in sin utilizar ningún tipo de cable.

Una muestra del potencial que tienen las estaciones de carga wireless, es en el valor del mercado. Según un estudio Facts and Factors, el tamaño de industria global de carga inalámbrica de vehículos eléctricos valía alrededor de 15 millones de dólares en 2021 y se prevé que crezca a alrededor de 500 millones de dólares para 2030 con un compuesto tasa de crecimiento anual (CAGR) de aproximadamente 90 por ciento entre 2022 y 2030.

Evidentemente, esta proyección de la industria de carga inalámbrica de vehículos eléctricos se debe a la creciente demanda de vehículos eléctricos.

Con todo y el mayor número de autos eléctricos, las empresas que trabajan con tecnología siempre han tenido problemas para mejorar la diferencia de tarifas de carga entre la tecnología con cable y sin cable.

Y es que las restricciones de crecimiento del mercado global no son diferentes, ya que la carga inalámbrica de vehículos eléctricos es más lenta que la carga por cable.

Esto quiere decir que el tiempo requerido para cargar completamente un auto eléctrico requiere de más minutos de conexión independientemente de la potencia de la batería.

En lo que existe una innovación para ello, la carga inalámbrica no puede ser útil para largas distancias, ya que existen varias restricciones relacionadas con el alcance.

¿En qué consiste la carga inalámbrica?

A grandes rasgos, este tipo de alimentación eléctrica consiste en dos placas que realizan una recarga electromagnética: una está en el suelo (bobina primaria) y la otra debajo el auto (bobina secundaria).

En la caso de la primaria, su función es transmitir, sin el uso de cables, la energía a la secundaria, y esta a su vez a la batería.