MONTERREY

“Funes Mori no solo juega para el gol, juega para el equipo”

El exentrenador argentino defendió de las críticas a Rogelio Funes Mori, a quien dirigió en River y dijo que ser extranjero-naturalizado en una Selección es muy difícil.

México
0
Rogelio Funes Mori festeja un gol con los Rayados de Monterrey
Cristian de Marchena Mexsport

En abril de 2010, Daniel Passarella, presidente de River Plate, nombra a Ángel Cappa como nuevo entrenador millonario. En aquel plantel se encontraba un juvenil delantero, de 19 años: Rogelio Funes Mori. El exentrenador argentino pulió y perfeccionó aspectos clave del joven goleador del equipo. “Lo tuve cuando era muy pibe. Cuando recién estaba empezando a jugar. Yo no le enseñé a definir. Le enseñé a amagar, moverse, perfilarse, encontrar los espacios y devolver una pared. No le exigía goles, le decía que el gol era una consecuencia de su juego. Y conmigo hizo muchísimos goles. Para mí, de todos los juveniles de aquel River —que eran todos muy buenos jugadores— él era el mejor. Y lo ha confirmado en su carrera siendo goleador en México”, explica en charla con AS México.

Cappa considera que los cuestionamientos y las críticas que se han generado en torno al ofensivo de Rayados por sus últimas actuaciones en la Selección Mexicana son en exceso injustas. “No hay que juzgarlo solamente por el gol, hay que juzgarlo por lo que juega, porque sabe jugar. Es un magnífico delantero. Siempre está bien perfilado para recibir la pelota para definir, es capaz de devolver una pared o amagar dentro del área donde no hay espacios. ¿Qué va a fallar algún gol? Claro. Todos los delanteros fallan. No pueden hacer de cada situación de gol, un gol. Hasta los grandes jugadores han errado. Nadie puede ser perfecto. Las críticas son injustas porque se está en presencia de un excelente futbolista, que no solo juega para el gol, juega para el equipo”.

TE PUEDE INTERESAR: Duilio Davino: “Vincent jugaba lesionado, decidimos que lo mejor es que se opere”

El extécnico de Huracán, Racing, River, Atlante, entre otros, también consideró que su condición de naturalizado mexicano puede influir en las críticas recibidas. “Ser extranjero o bien naturalizado en una Selección es muy difícil. Hay una xenofobia en general y una intolerancia que es un pecado mundial. De todos modos, como está el Tata Martino que es un entrenador que sabe de fútbol y de jugadores lo va a respaldar y a la larga va a rendir”, concluyó.