Consejos

Cómo mantener limpio y en excelente estado el parabrisas del automóvil

Es de vital importancia para la seguridad de quienes van a bordo del vehículo.

México
0
Cómo mantener limpio y en excelente estado el parabrisas del automóvil
Carglass

Debido a que la seguridad en el manejo de un automóvil inicia con la óptima visibilidad del conductor -el 90 por ciento de la información que se recibe al conducir llega por la vista-, es esencial que el parabrisas y el resto de los cristales estén limpios.

Además de la limpieza, es importante que el parabrisas no presente averías, ya que además de la visibilidad, este elemento del automóvil incide en la rigidez estructural.

Con el objetivo que tener la mejor visibilidad al volante, es importante seguir esta serie de consejos:

Prevenir y reparar

En verano e invierno es cuando más parabrisas se rompen debido las temperaturas extremas. Estas diferencias térmicas pueden hacer que un pequeño impacto de sencilla reparación se convierta en una rotura irreparable, o que un parabrisas dañado acabe rajándose en el peor momento.

Si el parabrisas ha sufrido un impacto hay que acudir al taller lo antes posible. Lo recomendable es reparar el parabrisas, siempre que sea posible, antes que sustituirlo.

Un parabrisas reparado recupera en su totalidad sus condiciones y rigidez original, lo que se ha demostrado en numerosos estudios independientes.

Limpiaparabrisas en buen estado

Sin importar la época del año, los limpiaparabrisas se deben cambiarla cuando agotan su vida útil. Que no funcionen correctamente con el parabrisas lleno de polvo e insectos, es cómo manejar a ciegas.

Revisar el líquido limpiaparabrisas

Es importante estar atentos del depósito de los limpiaparabrisas. Siempre es importante limpiar el polvo y los insectos del cristal para perfeccionar la visibilidad.

Cuidado al activar los limpiaparabrisas

En caso que exista mucho polvo, es importante no activar los limpiaparabrisas. Si no es posible aplicar agua con un balde, lo que se aconseja es aplicar mucha agua del depósito, por ello es importante que esté en el nivel óptimo.

Suciedad de pájaros o resinas

Si bien la sombra de un árbol es el lugar perfecto para atajar al automóvil del sol, puede traer malas consecuencias, por los excrementos de pájaros, frutos maduros y resinas pegajosas que caen en el parabrisas.

Debido a que el limpiaparabrisas no podrá hacer gran cosa, lo que se aconseja es humedecer una toalla con agua y algún jabón o producto de limpieza doméstico, y dejarla actuando durante la noche.

Para manchas impregnadas se puede utilizar un poco de bicarbonato de sodio en un paño de microfibra.

Repelente de lluvia

Lo que funciona muy bien para la visibilidad es el repelente de lluvia o agua para el parabrisas, pues consigue que los insectos y la suciedad se adhieran menos al cristal, facilitando su limpieza.