SELECCIÓN BASQUETBOL

El 'último baile' de Gustavo Ayón en la Selección Mexicana

'El Titán' anunció que el proceso olímpico de 2021 será su última aparición con los '12 Guerreros': "Gracias a la Selección por todo lo que me ha hecho sentir".

Ciudad de México
0
El 'último baile' de Gustavo Ayón en la Selección Mexicana
Javier Ramirez MEXSPORT

Gustavo Ayón ha dado por concluida una época de oro en la historia del baloncesto mexicano. 'El Titán' anunció que, una vez finalizado el ciclo olímpico de Tokio 2020, ya no volverá a los '12 Guerreros', tras 14 años como santo y seña del equipo. El retiro internacional del tercer mexicano en la NBA será en el Preolímpico de Croacia, o bien, en los JJOO de Japón, si la Selección Mexicana obra el milagro y captura el único boleto disponible para seis aspirantes. El nayarita, un símbolo de la 'generación dorada' del baloncesto nacional, deja un legado imborrable: el máximo logro en la historia de la Selección Mexicana (el FIBA Américas de 2013), el retorno a una Copa del Mundo de la FIBA después de 40 años de ausencia, una medalla de oro regional (Centrobasket 2014) y un bronce continental (AmeriCup 2017). Y, más que las distinciones, el gusto por representar al país ante el mundo, impulsar la práctica del baloncesto en la niñez, competir hasta el último momento. Split, a orillas del Mar Adriático, sobrecogedor escenario del 'último baile' del 'Titán'.

"Tomé la decisión porque los procesos inician y acaban. Llegó el momento de hacerse a un lado y darle la oportunidad a los jóvenes que tienen mucha hambre. Jorge Moreno, Alejandro Reyna, Juan Pablo Camargo, Bryan Ceballos, Esteban Roacho, Omar de Haro. Son jugadores que van a ser referencia y tienen que empezar a tener roce con quienes están al máximo nivel ahora mismo", explicó en video-conferencia el exjugador de los Hornets, Magic, Hawks y Bucks en la NBA. Lo que empezó como una generación de transición post Horacio Llamas, Eduardo Nájera, Víctor Mariscal, se transformó en la camada más exitosa en la historia del basquetbol mexicano, con el MVP del FIBA Américas 2013 como faro. "Me tocó el proceso de iniciar con nuestra generación, la de Orlando Méndez, Héctor Hernández, 'Pery' Meza. Llevamos 16-17 años jugando al máximo nivel; y en selección, 13-14. Es momento de hacer ese cambio (...) Agradecerle a toda la afición, a todos los entrenadores que tuve. Me voy con un gran sabor de boca por el hecho de haber dado todo lo que pude, dentro y fuera de la cancha. Hasta aquí llegó. Me voy en paz, sin reclamar, sin culpar. Darle gracias a la Selección por todo lo que me ha hecho sentir", saludó Ayón.

El bicampeón de la Euroliga con el Real Madrid valoró que su principal legado, además de los títulos, es inculcar la conciencia del honor que implica jugar en la Selección: "El compromiso de estar representando, principalmente, a tu familia. Llevas un nombre en la espalda que dice Rodríguez, Méndez, Cruz, Hernández. Y, segundo, a 125 millones de habitantes. Tienes que comportarte de una manera ejemplar". Casi 14 años de historia, desde el Centrobasket de 2007, el 'primer baile', a tiro de dos partidos, o quizá cuatro, o hasta más, en la antesala de una hazaña tan insospechada como lo fue el FIBA Américas de 2013. Jugar contra los improbables, una de las especialidades de Gustavo Ayón en una generación de '12 Guerreros' que hizo de lo inédito una realidad: "Siempre luchar, siempre con esa garra que nos caracteriza como mexicanos. Ser uno de los 12 de 125 millones es algo que llevamos con muchísimo orgullo y responsabilidad".

Gustavo Ayón, en partido contra Argentina en la clasificatoria al Mundial 2019 de la FIBA

"Va a ser el mejor jugador de la historia"

Omar Quintero, coach de la Selección Mexicana, se deshizo en elogios al 'Titán'. "Sus credenciales hablan por sí solas. Va a ser el mejor jugador de la historia. Ha dejado un legado muy importante. Ganó todo lo que pudo en Europa y en la Selección. Tenerlo a mi cargo es un un orgullo. Es un honor que se retire conmigo. Me hubiera gustado tenerlo más", declaró. ¿Y qué hay después de Ayón? Las generaciones en ciernes. La transición de los pupilos de Sergio Valdeolmillos a los tiempos de Roacho, Jáquez Jr, Ceballos, Bonilla, etcétera. "Está con nosotros porque ama al basquetbol. Es un apasionado y lo que sigue. Hay que seguir trabajando. Era muy importante darle la oportunidad a estos jóvenes, porque iba a llegar el momento en el que ya no esté. El basquetbol tiene que seguir", concluyó Quintero.

El 'último baile' abrirá por la mañana del 29 de junio, cuando México enfrente a Alemania (16:30, hora local) en su debut en el torneo Preolímpico de FIBA. El día después, Rusia será el rival. Si los '12 Guerreros' logran una victoria y superan en diferencial de puntos a uno de sus dos contrincantes, clasificará a la fase final del campeonato, donde se citará con los finalistas del sector B, conformado por Túnez, Croacia y Brasil. Solo uno de los seis reservará boleto para el torneo olímpico de basquetbol en Tokio, la anhelada última parada de Gustavo Ayón.