AUTOS ELÉCTRICOS

Land Rover tendrá un Defender eléctrico con pila de combustible de hidrógeno

La marca inglesa está desarrollando un prototipo para comprobar sus capacidades.

Ciudad de México
0
Land Rover tendrá un Defender eléctrico con pila de combustible de hidrógeno

Antes los grandes beneficios que ofrece el hidrógeno en la movilidad eléctrica, Jaguar Land Rover está desarrollando un prototipo de un vehículo emisiones cero con pila de combustible.

Tomando como base al Defender, este proyecto denominado como Zeus,permitirá al equipo de ingenieríade Jaguar Land Rovery otras empresas colaboradoras, comprender cómo perfeccionar un motor de hidrógeno para ofrecer el rendimiento y la potencia ideal, tanto en lo que respecta a la autonomía y la recarga como las capacidades off-road y de remolque.

Una vez desarrollado e instalado el sistema de pila de combustible en el Defender, el prototipo iniciará su fase de prueba a finales de 2021, con el objetivo de verificar sus principales particularidades, como las aptitudes todo terreno y el consumo de combustible.

Este proyecto se enmarca en el objetivo de Jaguar Land Rover de reducir a cero las emisiones del tubo de escape de sus vehículos antes de 2036 y lograr la neutralidad en carbono en toda su cadena de suministro, sus productos y sus operaciones en2039.

Land Rover tendrá un Defender eléctrico con pila de combustible de hidrógenoLand Rover tendrá un Defender eléctrico con pila de combustible de hidrógeno

Los autos eléctricos con pila de combustible de hidrógeno

A diferencia de los vehículos eléctricos con batería de litio, los que emplean pila de combustible generan electricidad a partir del hidrógeno para accionar el motor eléctrico.

Asimismo, estos vehículos se caracterizan por una alta densidad energética y una recarga rápida, así como una pérdida mínima de autonomía en temperaturas bajas.

Ante estas ventajas, el hidrógeno es ideal para los vehículos de mayor tamaño y autonomía más prolongada, o para aquellos que se usen en climas cálidos o fríos.

Se calcula que en 2030 habrá 10 millones de vehículos de este tipo y 10.000 estaciones de repostaje en todo el mundo.