As.com

Liga MX, ¿el formato fomenta la competencia o la mediocridad?

El torneo Guardianes 2021, que concluyó la semana pasada, representó el torneo número cincuenta (50) en la historia de torneos cortos del futbol mexicano. A 25 años de su implementación, el formato del campeonato que consta de una primera etapa en donde todos los equipos juegan entre sí para clasificar a un segundo torneo para definir al campeón, sigue siendo objeto de debate. Críticos y promotores respaldan sus argumentos con la frase “en torneos cortos es más fácil ganar, en la Liga MX cualquier equipo puede salir campeón”. Pero, en realidad, ¿Qué tan cierto es que cualquiera puede ser campeón? ¿el formato de competencia fomenta la mediocridad o la competencia?

Por su diseño, el formato de torneos cortos permite que 12 de los 18 equipos registrados tengan posibilidades matemáticas de ser campeones. Los críticos más recalcitrantes del formato argumentan un fomento a la mediocridad. Pues al menos en las reglas, existe la posibilidad de que un equipo que haya cosechado menos del 50% de los puntos disputados en la fase regular, participe en la segunda fase, para definir al campeón. Adicionalmente, el contar con dos torneos por año incrementa las probabilidades de ganar al menos, uno de los torneos.

En contraparte, existen voces que argumentan que el formato no promueve la mediocridad, sino la competencia y el espectáculo, pues a diferencia de las grandes ligas de otros países, los candidatos a campeonar no se reducen a dos o tres equipos. De igual manera el formato de eliminación en juegos a visita recíproca despierta el interés del espectador, pues en 180 minutos se puede definir el éxito o fracaso de una campaña, sin importar lo realizado durante la fase regular.

Entonces, ¿Cuál de los argumentos está en lo correcto? Los números indican que ambas posturas tienen cierto grado de verdad. Vamos a desglosarlo en dos partes: ¿hay más oportunidades de ser campeón?

En primera instancia, sí, al inicio de un campeonato de Liga MX es difícil acertar quién será el campeón al concluir el mismo. En los 25 años de existencia de torneos cortos en México han participado un total de 33 franquicias, de las cuales 14 equipos diferentes han sido campeones y únicamente 9 de ellos han levantado más de un título. Es decir, 42% de los participantes han logrado ganar algo en 25 años, lo cual es significativamente mayor a lo que ocurre en otras latitudes. Por ejemplo, en Italia, Juventus e Inter se combinan para 20 títulos en 25 años. La misma cifra se repite con Barcelona y Real Madrid en España. PSV y Ajax en Holanda, mientras que en Alemania Bayern Múnich ha ganado 18 de los últimos 25 torneos y en la Liga Premier, Manchester United, Manchester City y Chelsea se han repartido 20 de los últimos 25 campeonatos.

Entonces, sí, el formato de competencia de la Liga MX incluyendo una fase de eliminación para elegir al campeón ha fomentado que un mayor número de equipos puedan aspirar a conseguir un campeonato.

Ahora bien, ¿cualquier equipo puede ser campeón? Matemáticamente sí, en la jornada inaugural todos los equipos tienen 1/18 de probabilidades de lograr el campeonato. Sin embargo, en la realidad, se requiere un mínimo de consistencia en el mediano y largo plazo para incrementan dichas posibilidades. No es casualidad que en la tabla de cocientes, que considera los resultados de los últimos tres años, al menos uno de los tres equipos que encabezan dicha tabla hayan estado presentes en las últimas cinco finales (América, Cruz Azul y León). Los otros cuatro protagonistas de dichas finales, fueron los siguientes equipos en la tabla.

Por si fuera poco, en la edición 50 de los torneos cortos, se enfrentaron el equipo que ha tenido más lideratos en torneos cortos (7 y si se cuenta el torneo que se suspendió, donde iba en primer sitio, 8) y el equipo que junto con Toluca, son los equipos que han disputado el título en más ocasiones, con 11.

Dicho de otro modo, efectivamente, el formato permite que la competencia sea más abierta y fomenta que más participantes tengan posibilidades reales de ser exitosos. Sin embargo, son los cuatro o cinco equipos más consistentes en un periodo prolongado, los que promueven la regularidad y consistencia, los que terminan siendo favorecidos por los resultados en el mediano y largo plazo.