REPORTAJE - CONCACAF NATIONS LEAGUE

'El Tri', bálsamo post-pandemia para la afición en EEUU

Dos años después, la Selección Mexicana volvió a Estados Unidos. La pandemia comienza a ceder y poco a poco la normalidad vuelve, en forma de fútbol y estadios con ambiente.

Denver
0
'El Tri', bálsamo post-pandemia para la afición en EEUU
Eduardo López

- Javier, ¿qué sientes de volver a ver a la Selección?
- Muy chido, fuimos a verlos entrenar ayer. Ya compramos boletos también para la final. Estamos con toda la actitud. No los veía cuando vinieron a jugar la Copa Oro. La Selección significa muchísimo para mí.

Para Javier de la Cruz, y para millones de connacionales en Estados Unidos, la Selección Mexicana es un nexo con el lejano hogar. La tierra que llama, que aclama. El orgullo del origen. Y, hoy, es aún más. Es un hilo conductor a tiempos más benévolos. El símbolo de una 'normalidad' nostálgica, tan extraña que olvidamos que era normal. El sol resplandece en Denver después del crudo invierno. Volver al estadio es emerger del ostracismo, abrir la puerta entre las ruinas humeantes y la suave brisa que suele acompañar la destructora estela de una catástrofe. Asomar la cabeza a un nuevo día. Los primeros partidos del Tri con público desde 2019 tienen ese cariz reconstructor. Así era la vida. "Volver es sentirnos vivos de nuevo", sigue Javier de la Cruz. 

Fernando González, 'Super Chile', uno de los aficionados más notorios de la Selección Mexicana, también está de vuelta: "Se siente muy bien volver. Desde que empezó la pandemia no quise viajar para nada. Ahora, que ya está un poco mejor la situación, estamos como siempre, apoyándolos con todo. Es algo que nos gusta, una sensación muy bonita, una emoción muy grande, por mí y por toda la afición. Ya lo necesitábamos".

'Super Chile' ha viajado, prácticamente, a todas las competencias internacionales que ha disputado 'El Tri desde 2006, cuatro Mundiales incluidos. Vive a una hora de Denver Downtown desde hace 30 años, en espera siempre de seguir a la Selección a una nueva aventura. 30 años que no han hecho sino aumentar su cariño por la camiseta nacional. "Es algo súper especial para mí. Me mueve ese sentimiento de acompañarlos a donde quiera que vayan. Siento las raíces mexicanas. Aunque he radicado aquí por mucho tiempo, soy mexicano. Eso nunca se me va a olvidar. Siento mucha emoción al cantar el himno nacional, ver a los jugadores salir a la cancha. Es un orgullo grandísimo", comparte.

Ricardo y sus hijos Bryan y Abraham, originarios de Ciudad Juárez, han echado raíces en Denver por más de 10 años. "Se siente muy bien reencontrarse con todos los 'paisas'. Es nuestra selección de corazón. Donde sea que vayan, aquí estamos, incondicionales", explican a coro, mientras apuran las botellas de cerveza en el estacionamiento del Empower Field. La pandemia fue un reto, pero todos conservaron sus empleos: "Fue muy díficil. Muy pesado. Primero, encerrados. Luego, trabajando y llegar a casa. Nada más. Ver deporte en la tele, no había de otra". Ricardo labora en un café; Bryan, como cajero en un McDonald's; Abraham, en una compañía de trailers. Para Genardo Andrade, de Durango, la situación no ha mejorado demasiado, pero 'El Tri' es un motivo para olvidar las desventuras: "Es lo máximo. Es todo. Es sentirme de vuelta en México. Ahora, tenemos poco trabajo. Durante la pandemia estuvimos prácticamente encerrados. No salimos nada. Pero ahí vamos. A ver qué pasa", hace una mueca y suspira.

Afición mexicana fuera del Empower Field at Mile High durante el Final Four de la Nations League

"Fue muy aburrido", detalla 'Super Chile'. "Lo tomamos con mucha precaución. Hicimos caso a todos los cuidados. Pasó mucho tiempo, pero teníamos que hacerlo para estar bien. Ahora, ¡estamos de vuelta!", se alegra mientras resuena la tambora y el punteo incesante de una tuba tricolor. El carnaval. El 'bailongo'. Los 'Viva México' y las banderas al sol.