Santos vs Cruz Azul

Así juega Cruz Azul, una ilusión de 23 años sin título en Liga MX

La Máquina contra Los Guerreros. Cruz Azul llega al envite definitivo tras sufrir contra Pachuca en semifinales. Analizamos su estilo de juego de cara a la gran final.

0
Juan Reynoso, técnico de Cruz Azul.
HECTOR HERNANDEZ AFP

La Máquina contra Los Guerreros. Cruz Azul llega al envite definitivo después de sufrir contra Pachuca en la fase de semifinales, a quien doblegó por un solo gol de ventaja en el doble duelo con los Tuzos.

El entrenador: Juan Reynoso Guzmán (51 años, natural de Lima, Perú)

Juan Reynoso llega al cargo de máximo responsable técnico del Club Deportivo Cruz Azul el 2 de enero de 2021, tras la renuncia de su antecesor, Roberto Dante Siboldi. El técnico peruano, anteriormente responsable de Puebla, logra consolidar en un corto espacio de tiempo un ambiente de trabajo que permite al club cementero cohesionar un juego sólido y pragmático que los ha llevado al momento cumbre del campeonato con todas las aspiraciones intactas.

  • Alineación habitual: 1. Corona; 24. Escobar, 23. Aguilar, 4. Domínguez, 15. Rivero; 22. Baca, 7. Romo, 28. Fernández; 25. Alvarado, 21. J. Rodríguez, 31. Pineda.
  • Alternativas: 33. Jurado; 16. Aldrete, 19. Yotum, 12. J. Martínez, 9. W. Montoya; 27. S. Giménez, 17. B. Angulo.

Estructura defensiva de Cruz Azul

  • Formación tradicional: 1-4-3-3.
  • Variantes: 1-3-5-2, 1-4-4-2.
  • Tipo de defensa: Zona.
  • Posición preferente: Replegados, bloque bajo.
  • Objetivo defensivo primario. Evitar la progresión del equipo rival.

Desarrollo defensivo

759
759
759

Desarrollo defensivo de Cruz Azul

Organización defensiva en posicionamiento replegado 1-4-3-3

Ante evolución ofensiva de Pachuca por flanco derecho, organización de líneas transversal para presentar barreras defensivas en formación 1-4-3-3, basculada sobre el flanco y escalonada, definiendo quién interviene en primer lugar sobre el poseedor del balón, Romo (7).

Organización defensiva en repliegue ante contraataque rival.

Reajuste defensivo de Guillermo Fernández (28) que interviene sobre el poseedor del balón mientras Aguilar (23) y Domínguez (4) repliegan a posiciones de seguridad defensiva y cierran carril central.

Movimientos de corrección defensiva, coberturas y permutas.

Baca (22) ocupa el espacio que deja a su espalda el lateral derecho Escobar (24) que sale a intervenir sobre el adversario en el flanco. Baca permuta la posición con su compañero y se responsabiliza del espacio defensivo y del atacante que lo ocupa, dando continuidad a la jugada defensiva con eficiencia.

1 / 3

El factor determinante del proceso defensivo de Cruz Azul es asegurar de manera manifiesta el espacio más cercano a su propia portería con una alta densidad defensiva, por ello acumula muchos efectivos entre el balón y el arco en un espacio de bloque bajo. Reynoso marca una pauta defensiva reactiva, deja salir, no hace presión en campo rival y permite a sus oponentes llegar a espacios de último tercio del terreno de juego y a partir de ahí, con el equipo replegado, inicia su desarrollo defensivo básico, incrementando la intensidad de las acciones y activando los movimientos orientados a cerrar espacios y evitar la movilidad de los jugadores que se sitúan por delante del balón.

Es en el repliegue cuando Cruz Azul desarrolla sus principios operativos y funcionales en términos defensivos, generando continuas ayudas que facilitan la creación de situaciones de ventajas posicionales, siendo Baca (22) un jugador determinante en el desarrollo de medidas correctoras. Ambos centrales están muy definidos en sus posiciones en el carril central, dejando los duelos en los flancos a los laterales que contarán con las ayudas de sus interiores más cercanos, la referencia para ello, por compromiso defensivo, es Romo (7). El objetivo final es evitar que el adversario progrese con efectivos que puedan facilitar posibilidades de remate y en cuanto se recupera la pelota se busca el despliegue hacia el campo rival, tratando de sacar ventaja de los espacios disponibles.

Estructura ofensiva de Cruz Azul

  • Tipo de ataque: Prevalece el juego largo sobre el juego combinado. Se tiende más al contraataque que al ataque posicional. El contraataque suele ser más colectivizado a medida que la pelota se roba en zonas más cercanas al propio arco.
  • Distribución espacial: Es característico de Cruz Azul el aporte de los laterales en el proceso ofensivo, llegando muy abiertos lo que provoca que sus extremos se incorporen por dentro para facilitar el desarrollo de la acción ofensiva. El 1-4-3-3 tradicional se ve potenciado por la llegada de ambos defensas laterales que generan superioridades por los flancos.
  • Objetivo principal: Profundidad y aprovechamiento de espacios a las espaldas de la última línea defensiva. Por ello el contraataque es una referencia en su proceso ofensivo, porque tratan de sacar partido a las ventajas derivadas de los espacios libres que se manifiestan tras un robo de balón.

Desarrollo ofensivo

759
759
759
759
759

Desarrollo ofensivo de Cruz Azul

Iniciación del ataque de Cruz Azul a través de una salida Lavolpiana

Guillermo Fernández (28) se incrusta entre los dos centrales que se abren, Aguilar (23) y Domínguez (4), para dar amplitud y mayor espacio disponible en la iniciación del juego por parte del veterano cancerbero Corona (1). Los tres jugadores del equipo cementero y su portero ofrecen superioridad posicional con respecto a los defensores Tuzos.

Continuidad de la acción anterior con el desarrollo de la evolución desde la posición de medio del campo

En la posición de partida, con los dos centrales muy abiertos y Guillermo Fernández en posesión del esférico, se plantean dos alternativas de evolución, por un lado, el desmarque de apoyo de Romo (7) que se desplaza a recibir entre líneas y la segunda posibilidad, la apertura al flanco derecho donde se encuentra perfilado el lateral Escobar (24) dispuesto a progresar por el espacio libre que tiene a su disposición. Se elige Se elige elaborar por el carril central con Romo y evolucionar posteriormente la jugada.

Evolución ofensiva en tránsito desde el centro hacia el flanco izquierdo

En un movimiento característico, Romo (7) recibe en el interior derecho tras pase de Aguilar (23) que recibe de cara de Baca (22). Desde su posición, Romo percibe el desmarque de ruptura del lateral uruguayo Rivero (15) y envía en largo para que este progrese en situación de ventaja. Esta acción es una característica definitoria del juego de Cruz Azul.

Continuando la jugada anterior, evolución y finalización

Rivero (15) progresa por el sector izquierdo del ataque de Cruz Azul y ante la llegada desde segunda línea del extremo Pineda (31) cerrado en el sector interior derecho, llega al área en condiciones de finalizar el ataque cementero. Acción habitual en el ataque azul es cerrar los extremos en la evolución final del ataque.

Amplitud y profundidad de un ataque con la participación de laterales que llegan sorpresivamente

Romo (7) en disposición del esférico se activa al movimiento hacia adentro del extremo derecho Pineda (31) quien cede su espacio en el flanco al lateral derecho Escobar (24) llegando en progresión hasta recibir en ventaja y finalizar la acción con centro. Cruz Azul aprovecha esta acción para generar superioridad posicional en la finalización, al cerrar los extremos hacia pasillos interiores y allí generar ventaja con los centrocampistas y habilitar a ambos laterales a ocupar los flancos. Rivero (15) acompaña la jugada desde el flanco contrario a la acción.

1 / 5

El despliegue ofensivo de Cruz Azul viene marcado por el lugar en donde roban el esférico. Generalmente este hecho se produce en su propio campo, cerca de su arco, por lo que han de recorrer distancias largas hasta llegar al arco rival. Ante esto, es relevante la prevalencia del juego largo sobre el juego corto, los desmarques de ruptura del uruguayo Jonathan Rodríguez (21) y de la capacidad asociativa de los laterales en los flancos.

En la iniciación es habitual ver cómo Baca (22) se incrusta entre los dos centrales y ayuda, con una salida Lavolpiana a desarrollar el juego en superioridad posicional. Es reseñable el papel de Fernández (28) en la conexión posterior, dado que será el principal protagonista en el desarrollo de la evolución de la jugada a espacios de creación.

En la finalización es habitual ver como ambos extremos se cierran y ceden su espacio a los laterales, jugando estos en máxima amplitud y favoreciendo la explotación de pasillos interiores en superioridad posicional, con las llegadas de Romo (7) y Fernández (28), que completan la interrelación con Pineda (31) y Alvarado (25). La presencia de Rivero (15) en el sector izquierdo del ataque, garantiza un gran número de centros precisos al área, donde tratan de llegar con muchos efectivos al remate, dejando a Bacca (22) en la frontal y a los dos centrales, Aguilar (23) y Domínguez (4) en tareas de vigilancia. Llama la atención cómo Reynoso asume el riesgo de avanzar a sus dos laterales en la evolución de la jugada, obligándoles a realizar esfuerzos importantes, tanto de despliegue como posteriormente de repliegue. Escobar (24) y Rivero (15) son dos jugadores que se adaptan perfectamente a la exigencia requerida.

Jugadores referentes de Cruz Azul

21. Jonathan Rodríguez. Jugador uruguayo de 27 años. Se mueve en todo el frente de ataque, preferentemente como extremo izquierdo o delantero centro. Es la referencia ofensiva de Cruz Azul, tanto por su gran capacidad de penetración y ruptura de líneas como su alta eficacia goleadora. Jugador idóneo para jugar al contraataque, garantiza desmarques de ruptura, tanto en pasillos interiores como en los flancos y certifica un buen porcentaje de duelos uno contra uno ganados. Futbolista capaz de sacar partido de las ventajas, inteligente ante la presencia de creadores cercanos.

28. Guillermo Fernández. Jugador argentino de 29 años, ex de Boca Juniors. Fernández representa en el equipo cementero al centrocampista "box to box". Tiene una alta capacidad asociativa, es creador de juego en corto y tiene visión ante los movimientos de los jugadores que se manifiestan por delante de la línea del balón. Solidario en el trabajo defensivo, cobra protagonismo en el momento en que la pelota entra en el campo rival.

22. Rafael Baca. Nacido en Tuxpan, México hace 31 años, Baca juega como medio centro defensivo, siendo el principal exponente de las medidas correctoras de su línea y referencia a la hora de definir las posiciones ofensivas y defensivas de partida. Jugador solidario, cubre una amplia franja de terreno de juego y es determinante a la hora de establecer los momentos de máxima intensidad, principalmente defensivos.

15. Ignacio Rivero. Jugador polivalente que tanto se manifiesta por ambos flancos defensivos como en el centro del campo. Uruguayo de 29 años, representa la entrega, el oficio y la capacidad de despliegue y repliegue que tanto caracteriza a este equipo. Llegador desde posiciones alejadas, garantiza un ratio de eficacia alto en los centros laterales y un dominio de las acciones de uno contra uno, ofensivas y defensivas.

23. Pablo Aguilar. Defensa central con mucha trayectoria. A sus 34 años, este paraguayo, natural de Luque, asienta su experiencia en el eje determinante de la defensa cementera, con un dominio y liderazgo que complementa a la perfección la labor de sus compañeros más cercanos. Bien posicionado, controla la salida de balón, generalmente hacia el sector derecho y mantiene un alto grado de eficacia en los duelos individuales, tanto aéreos como en acción jugada. Desplaza en largo y en ocasiones es el primer lanzador de contragolpes, generalmente aprovechando las rupturas de Rivero y Jonathan Rodríguez.