LIGA MX

Atlas-América, el triunfo en la mesa que cambió todo

Si el resultado en la cancha se hubiera respetado, las Águilas habrían terminado líderes y el repechaje sería muy distinto.

México
Atlas-América, el triunfo en la mesa que cambió todo
Edgar Quintana MEXSPORT

El 20 de febrero de 2021, ocurrió algo que cambió varias cosas en el futbol mexicano. América visitó la cancha del Estadio Jalisco y venció por 2-0 al Atlas. Pero en la tribuna estuvo sentado Federico Viñas entre los suplentes de las Águilas y no estaba inscrito en la lista de participantes de este encuentro. Fue retirado poco después de esa zona. Los Zorros decidieron protestar una alineación indebida.

No fue poca la polémica que se generó, pues en el balompié nacional existían antecedentes como el de un partido Toluca-Cruz Azul en el que casos similares no fueron castigados. Esta vez, se determinó que la protesta del Atlas era válida, se castigó al América por alineación indebida y el 2-0 a favor de las Águilas se convirtió en un 0-3 en contra.

Eso modificó varias cosas, empezando por el estado anímico del Atlas, que comenzó con un repunte que le alcanzó para culminar el torneo en la séptima posición. ¿Qué habría sido de no tener ese triunfo en la mesa? Los Zorros igualmente habría calificado al repechaje, pero en la posición número 11 y no recibiría en casa el partido por el pase a Cuartos de Final.

Para el América también causó un daño, pues los tres puntos que ganó en la cancha y que perdió en la mesa le habría permitido terminar la campaña con 41, empatado con Cruz Azul, pero líder de la competencia por mejor diferencia de goles. En lugar de eso, las Águilas han tenido que conformarse con la segunda posición de la tabla luego de 17 jornadas.

Si el resultado en la cancha se hubiera respetado, el repechaje sería distinto casi en su totalidad. Con la derrota, el Atlas habría terminado en el puesto 11. El único encuentro de esta ronda que se mantendría es el Santos-Querétaro. Los demás serían León-Atlas, Pachuca-Toluca y Chivas-Tigres. El Guadalajara habría terminado en octavo y recibiría la reclasificación en casa.

En cuestión de la tabla porcentual es lo único que no habría cambiado, pues el Atlético de San Luis hizo todo lo humanamente posible por terminar en el fondo. Sin los tres puntos sobre la mesa, el Atlas habría terminado con 103 unidades en 103 encuentros, para un cociente cerrado de 1.0000 que le alcanzaría para superar el 0.9275 de la escuadra potosina.

El 20 de febrero de 2021, ocurrió algo que cambió varias cosas en el futbol mexicano. América visitó la cancha del Estadio Jalisco y venció por 2-0 al Atlas. Pero en la tribuna estuvo sentado Federico Viñas entre los suplentes de las Águilas y no estaba inscrito en la lista de participantes de este encuentro. Fue retirado poco después de esa zona. Los Zorros decidieron protestar una alineación indebida.

No fue poca la polémica que se generó, pues en el balompié nacional existían antecedentes como el de un partido Toluca-Cruz Azul en el que casos similares no fueron castigados. Esta vez, se determinó que la protesta del Atlas era válida, se castigó al América por alineación indebida y el 2-0 a favor de las Águilas se convirtió en un 0-3 en contra.

Eso modificó varias cosas, empezando por el estado anímico del Atlas, que comenzó con un repunte que le alcanzó para culminar el torneo en la séptima posición. ¿Qué habría sido de no tener ese triunfo en la mesa? Los Zorros igualmente habría calificado al repechaje, pero en la posición número 11 y no recibiría en casa el partido por el pase a Cuartos de Final.

Para el América también causó un daño, pues los tres puntos que ganó en la cancha y que perdió en la mesa le habría permitido terminar la campaña con 41, empatado con Cruz Azul, pero líder de la competencia por mejor diferencia de goles. En lugar de eso, las Águilas han tenido que conformarse con la segunda posición de la tabla luego de 17 jornadas.

Si el resultado en la cancha se hubiera respetado, el repechaje sería distinto casi en su totalidad. Con la derrota, el Atlas habría terminado en el puesto 11. El único encuentro de esta ronda que se mantendría es el Santos-Querétaro. Los demás serían León-Atlas, Pachuca-Toluca y Chivas-Tigres. El Guadalajara habría terminado en octavo y recibiría la reclasificación en casa.

En cuestión de la tabla porcentual es lo único que no habría cambiado, pues el Atlético de San Luis hizo todo lo humanamente posible por terminar en el fondo. Sin los tres puntos sobre la mesa, el Atlas habría terminado con 103 unidades en 103 encuentros, para un cociente cerrado de 1.0000 que le alcanzaría para superar el 0.9275 de la escuadra potosina.