Temas del día Más temas

Tigres

Ferretti y sus mejores momentos con Tigres

El brasileño se marchará acabando el Guardianes 2021 tras once años como entrenador felino, donde dejó memorias inolvidables gracias a su carácter.

México
Tuca Ferretti Tigres
JULIO CESAR AGUILAR AFP

Arribó como el salvador de Tigres en la lucha por permanecer en Primera División y se terminará marchando como el más ganador de la institución, se trata de Ricardo Ferretti, quien anunció su adiós al finalizar la temporada, donde marcó un antes y un después con el conjunto felino, el cual será muy difícil de igualar para el sucesor que venga.

En casi once años con los auriazules, el 'Tuca' presumió siempre de su carácter volátil, mismo que dejó varios momentos que quedarán en la memoria de todos, tanto para bien como para mal dentro de la Sultana del Norte.

"Berrinchazo" en pretemporada

El pensar en 'Tuca' es imposible no tratar de recordar sus regaños, el más inigualable fue el que hizo durante la pretemporada previa al Apertura 2014, donde a base de gritos enseñó a aquella plantilla que con "60 años y con prótesis" aún tenía el toque para pegarle de buena manera al balón.

La volea no fue a direccion de gol, afirmó Hércules Gómez en el 2019, rabieta que el mismo ex futbolista felino de esa época, resaltó que fue por un balonazo a la nuca de Ricardo propiciado por un juvenil de la Sub-17.

La cartera y el "cállese carajo"

Ferretti a lo largo de su trayectoria, aparte de regañón, es sinónimo de polémica y con los auriazules no fue la excepción, siendo la noche del Clásico Regio 108 una de las que todo mundo no olvidará por lo sucedido dentro y fuera de la cancha. Aquel 14 de mayo del 2016 el brasileño protagonizó el famoso acto de la cartera, mostrándosela al árbitro Francisco Chacón en protesta al mal trabajo del silbante, pues se sintió "robado" en dicho duelo, el cual dictaminó la eliminación felina a manos del acérrimo rival.

Eso no quedó solo ahí, ya que minutos más tarde en conferencia de prensa, Ricardo se enfrascó con un reportero que se trató de saltar las tradicionales indicaciones del sudamericano al momento de preguntar (primero las damas), mandando a silenciar a la persona con la que sería su frase célebre "cállese, carajo (caghajo)".

Pelea con el 'Chelís'

El temperamento del 'bigotón' es muy conocido por todos, y es que el más mínimo error provocó la furia de Ferretti durante su instancia en el banco felino y sin importar quien sea se desquitó. Sus peleas dentro del terreno de juego fueron contadas, una de ellas fue la que tuvo con José Luis Sánchez Solá.

Los estrategas se dijeron de cosas y el suceso casi llegó a los golpes, acción que en su momento causó el enfado entre este par pero que hoy en día se recuerda con humor o al menos así lo dejó ver el 'Chelís' a través de las redes. "Un honor el poder compartir con este sabio 3 o 4 mentadas. De un personaje así, no duele", seguido de una fotografía de aquella bronca.

"Cuando vayan allá, van a ver"

Las riñas del 'Tuca' no solo fueron con estrategas también tuvo para aficionados, esto en el bochornoso ataque campal en las gradas del Luis de la Fuente, por parte de la fanaticada del Veracruz hacia cierto sector de aficionados felinos que hicieron el viaje para ver a su equipo.

En su afán de querer defender al público regio desde el terreno de juego, perdió los estribos por no poder hacer nada, empujando a policías y amenazando con desquitarse con la afición del 'Tiburón' en una de sus visitas a la Sultana del Norte: "Cuando vayan allá, cuando vayan allá, van a ver".

Zuazua, su lugar para hacer conferencias amenas

El experimentado también dejó momentos agradables y eligió las instalaciones de "La Cueva" en Zuazua, Nuevo León como la sede para hacer sus locuras en plenas conferencias. Una de ellas fue cuando le hizo de 'secretaria' a un reportero en plena charla con los medios, atendiendo la llamada de un familiar en el teléfono del periodista que utilizaba el aparato como grabadora, hecho que aprovechó el estratega y dejó un instante para la posteridad. "Tu mamá, mano, me dijo que compraras tortillas y los refrescos".

También mostró sus dotes como amante de los animales, dejándose querer por un perro a quien le temió menos que a los mismos medios de comunicación. "Este no me muerde, ustedes sí". O cuando le hizo se 'nutriólogo', llevando fruta a los reporteros que los vio un poco desnutridos.