PACHUCA

Rembert Vromant da la clave que podría cambiar el futbol

El Director de Análisis de Rendimiento y Visoria de Pachuca cuenta cómo trabajan en la captación de talentos y fichajes.

México
0
Rembert Vromant: “En la inteligencia predictiva y en quien mejor interprete los datos está el futuro del futbol”

De los 770 futbolistas mexicanos profesionales activos en Ligas de Primera y Segunda División del mundo, 70 futbolistas, el 9.1% fueron formados en Pachuca. El área de identificación de talentos visualiza a 100 mil jugadores al año, 800 asisten a una prueba en el centro de rendimiento, y 50 finalmente son los que terminan incorporándose al club. El proceso de elección combina factores objetivos y subjetivos con fines claros: encontrar a los mejores talentos mexicanos para primero competir en México y luego, vender a Europa.

¿El presente y futuro? La inteligencia predictiva para identificar cuál jugador será el que mejor encaje en el estilo de juego de un equipo, y quién interprete y procese mejor la información, a la que todos los clubes del mundo tienen acceso, será el que saque mayor ventaja y lleve la delantera en el fútbol. Así lo afirma a AS México Rembert Vromant, Director de Análisis de Rendimiento y Visoria de Club Pachuca, quien antes de arribar a los Tuzos, en 2016, comenzó en el mundo del scouting en el Brujas de Bélgica.

¿Cómo es la estructura del área de captación del club?

La estructura se divide en “Profesional” y “Juvenil”, y trabajan de manera conjunta. Tenemos tres analistas asignados al primer equipo. A mi cargo tengo la visoria profesional junto a una persona más, y en el área “Juvenil Scouting”, hay de manera fija 13 visores dedicados exclusivamente a la detección de talentos, y de manera independiente más de 300 visores en todo el territorio de México. Pachuca tiene más de 200 centros de formación, todos cercanos a esta estructura deportiva.

¿Cómo se lleva adelante esa visoria y captación?

Realizamos cerca de 100 eventos de visoria al año. Eso significa que hay convocatorias que van de 80 a 1500 niños en eventos locales, masivos o pueblos pequeños. Así en Juvenil, entre eventos de visoria, torneos, partidos o contactos, que atendemos a su recomendación y viajamos, visualizamos 100 mil jugadores al año. Eso muestra el deseo del club de sacar el mejor talento mexicano, encontrarlo y desarrollarlo. Primero para abastecer al primer equipo y luego para vender a Europa.

“Visualizamos 100 mil jugadores al año. El objetivo es sacar el mejor talento mexicano, encontrarlo y desarrollarlo. Primero para abastecer al primer equipo y luego para vender a Europa"

¿Cuál es la edad de búsqueda?

La edad de búsqueda es desde los 9,10 años. A partir de esa edad, ofrecemos un paquete de residencia en entrenamiento futbolístico y educación y una beca completa que resulta ser muy atractiva para los padres, y a nosotros nos da una ventaja tremenda porque vamos formando a los mejores jugadores desde una temprana edad.

¿En qué se basa la selección?

El primer filtro es el ojímetro, la experiencia de los visores que toda la vida han visto jugadores talentosos. Tenemos a Cesáreo Acosta, que fue el que identificó a 'Chucky' Lozano, a Arturo Carranco Vera, que en su momento hizo lo propio con Érick Gutiérrez, Martín Domínguez que lo hizo con Héctor Herrera o Ricardo Ochoa que reclutó a Mauro y Diego Lainez, y me sigue trayendo jugadores de primer nivel. Ellos van a cualquier lado de la República y con el ojo y la experiencia filtran a los jugadores más talentosos, y en el club complementamos lo que vemos en campo con datos científicos que nos permiten calcular qué tan probable es que un chico llegue o no a la Primera División. Hay que ser muy francos, esto es un tema de negocios, donde tenemos que administrar de la mejor manera el dinero del club, con menos dinero lograr más resultados.

Hirving Lozano y Héctor Herrera

¿En qué consiste ese filtrado que se realiza una vez que se identificó en campo un talento?

Hacemos baterías de prueba, y comparaciones estadísticas con todos los jugadores que llegan. El primer día que están en el club ya tenemos una muy clara idea, con base en la purga estadística, si un niño tiene la probabilidad de quedarse o no. Después está lo mental, que solo se puede evaluar cuando pláticas, cuando los ves ante adversidades y ante éxitos, es ahí donde la parte subjetiva se impone. Es una combinación de variables muy interesante. Siempre predico que hay que tener el dato objetivo con el subjetivo, y eso es tanto para hacer visoria de juveniles como para traer a un jugador de millones de dólares a Pachuca o León. No podemos nada más confiar en los datos estadísticos o nada más en nuestra experiencia.

¿Cuáles son los datos estadísticos que utilizan?

Son datos que no son modificables. Es decir, sabemos que un niño tiene una estatura proyectada, que genéticamente va a crecer hasta cierta altura. Un portero, por ejemplo, si no mide o va a medir 1.75m o más no le hacemos caso, tiene que tener una proyección de 1.90 m para arriba. Otro dato que no se puede cambiar es la estructura muscular, me refiero a la velocidad, que depende de la fibra muscular o la composición genética que tiene el músculo. Puedes tener todas las cualidades técnicas que quieras, pero si no eres rápido no puedes jugar en el futbol profesional de hoy. Por más que los entrenes, estos factores no lo vas a mejorar. El tercer dato que medimos es la motricidad, qué tan hábil es un niño de entender un nuevo impulso, una instrucción y llevarlo a la práctica, aunque nunca la había escuchado. Aspectos fisiológicos, capacidad aeróbica, anaeróbicas, son otros. Lo cognitivo, la resistencia, la resiliencia, la personalidad. Y lo sociológico, de dónde viene, su entorno, su familia. Al medir todos estos elementos, recolectamos mucha más información para no cometer errores que el ojo no es capaz de ver.

¿Cuánto hay de intuición?

Muchísimo todavía, porque hay muchísimos factores que no entendemos. No debemos olvidar que tratamos con seres humanos y que nosotros también lo somos. No tenemos una bola de cristal, y no podemos predecir el futuro. Es real que tomamos decisiones basadas en la intuición, aunque yo presumo que nosotros menos que en otros clubes.

¿Tienen un porcentaje de acierto en la elección?

Lo tenemos. De los 30 jugadores que tengo cada semana a prueba, que son más de 800 al año, ingresamos 50. Es decir, de esos 800 le damos el visto bueno a 50, que son un 7, 8%. Después la manera de medir tu éxito es ver si realmente llegan al nivel que tú predijiste, y en nuestro caso es Primera División. La rotación de futbolistas en el año tiene mucho que ver, cada año salen jugadores por diversos temas, e ingresamos jugadores nuevos.

Y tenemos un porcentaje de éxito mayor al promedio mundial. Las mejores Academias de Ligas de primer nivel logran proyectar un 2% de sus jugadores a Primera División. Es decir solo un 2% de todos los jugadores que pasan por las categorías inferiores debutan y logran consolidarse. Desde el 2015 hemos debutado a 45 futbolistas en Club Pachuca, son 54 debuts entre Copa y Liga, en estos 5 años y 3 meses, y te da un promedio de 7,8 futbolistas al año. Es un clave indicador que lo hacemos mejor que otros en México. Quizá se acerque Chivas, que es un club formador importante, y luego unos escalones abajo, Atlas, Pumas, y América.

" La manera de medir tu éxito es ver si realmente llegan al nivel que tú predijiste, y en nuestro caso es Primera División. Las mejores Academias de Ligas de primer nivel mundial logran proyectar un 2% de sus jugadores a Primera. En Pachuca el promedio es de 7,8 futbolistas al año"

De los 770 futbolistas mexicanos profesionales activos en Ligas de Primera y Segunda División del mundo, 70 futbolistas, el 9.1% fueron formados en Pachuca. Eso es un dato gigante. Eso mide el porcentaje de éxito que tenemos.

¿Cuál es el futuro en el fútbol, en la captación y contratación de un futbolista?

Ya no se trata del que obtenga la información, porque todos tenemos los mismos datos. Quién mejor los interprete y los procese será quien lleve la delantera. Y por otro lado, la inteligencia predictiva. Hoy ya tenemos los datos descriptivos, que son los balones acertados, recuperados, tiros a gol, datos meramente descriptivos, de esto iremos al dato predictivo. Es decir, ya hay programas que predicen, que te dicen si un jugador puede encajar en tu estilo de juego o no, y el potencial de ese futbolista para tu equipo. ¿Cómo lo hacen? Hacen un seguimiento de 300 mil jugadores en todo el mundo y ven qué hicieron a cierto nivel, y de cada uno sabemos cuál puede ser su potencial. Eso es para mí es el futuro, y en Pachuca ya nos subimos al tren con un técnico y un Director Deportivo que están enamorados de los datos, y para mí es un gusto trabajar con ellos.

¿Cuáles son los estados en donde más talentos encuentran?

Los tres principales donde tradicionalmente el Club Pachuca saca jugadores son: Ciudad de México, Guanajuato, y en tercer lugar, Veracruz. Se tiene una tendencia reciente que encontramos cada vez más futbolistas en Sonora, Coahuila y Chihuahua.

¿A cuántas ligas siguen y analizan?

Seguimos principalmente a 10 Ligas. Le apuntamos a las que funcionan en México. Argentina sigue siendo la primera Liga de futbolistas que más seguimos; luego sigue Colombia, mercado muy interesante; en tercer lugar está Uruguay, una Liga que va en ascenso, actualmente hay 27 uruguayos solo en Liga MX, y eso es muchísimo, es un crecimiento que año tras año se dispara; Chile ha habido una ola, pero junto a Perú va bajando, y Ecuador que es una Liga que produce futbolistas que nos interesa el biotipo, la explosividad, lo atlético, son características que aquí no encontramos tan fácilmente. Después Centroamérica y Norteamérica, y la MLS que debemos seguir porque va creciendo y Europa, donde buscamos jugadores por ejemplo, sudamericano que no han triunfado al máximo, pero tienen potencial para traerlos, formarlos a nuestro modo, y luego venderlos. A nivel profesional veo, en particular y en la actualidad cerca de 10.000 jugadores.

¿En Juveniles se centran solo en talento mexicano?

Menor de 18 años sí nos enfocamos cien por ciento en México, y eso tienen que ver también con una obligación de FIFA, que solamente podemos registrar nacidos en México. Y ya a partir de los 18 años empezamos a ver también extranjeros.

¿Cuál es el puesto que más les cuesta conseguir?

Somos el club con más centrales y laterales zurdos de México. Tratamos de enfocarnos en ese puesto que nunca está de más. Si hay un zurdo talentoso se trae. Nunca decimos que no. Estamos bastante cubiertos en general, en Juveniles. A nivel profesional voy a decir el puesto que todos quieren y también Pachuca sufre, es el de centrodelantero con gol. La preocupación principal es el gol. Paulo Pezzolano trabaja muy bien, tiene un equipo desde atrás con Ustari, línea defensiva, contenciones, extremos, centrodelanteros muy interesantes, y en inicio de torneo nos faltaba el gol. Sí podemos apuntar a esa posición para la próxima temporada, no hay un club en el mundo que no está pensando en el gol. Tigres seguramente esté pensando qué va a pasar después de Gignac, Monterrey después de Funes Mori o Janssen, Chivas, luego de vender a Macías, o en dos, tres años cuando no esté ya Gigliotti. Siempre estamos pensando en ese puesto.

"Somos el club con más centrales y laterales zurdos de México. Tratamos de enfocarnos en ese puesto que nunca está de más. Si hay un zurdo talentoso se trae. A nivel profesional, el puesto que todos quieren y Pachuca también, es el de centrodelantero con gol. Siempre estamos pensando en ese puesto”.

¿Cómo se vinculan con Paulo Pezzolano o el entrenador de turno?

Toda el área deportiva trabaja de la mano, nos vemos constantemente, hablamos de lo mismo, y jugamos en todos los equipos con el mismo sistema. Mantenemos reuniones semanales entre Marcos Garcés, Paulo Pezzolano, el presidente, el vicepresidente, Martín Peláez, el Director de Básicas, Alfredo Altieri, el Director de Ciencias del Deporte, Juan José Vivas, y presentamos un informe y análisis de lo que está pasando. El técnico expresa lo que está haciendo, sus preocupaciones, damos nuestras opiniones, presentamos datos relevantes, y las decisiones se toman de manera muy deliberada. A cada decisión se le da su tiempo.

Pezzolano es un técnico que cabe perfectamente en la filosofía de Pachuca, que es trabajar con jóvenes, en una estructura que mucha gente quiere opinar, con un presidente que es exigente, ganador, y que quiere ser campeón a la vez que quiere de vender jugadores. Es un entrenador espectacular que va a tener una gran carrera. Si el club lo mantuvo en su puesto es por todas razones que comento. En la actualidad, hace que el equipo juegue bien, y tiene una filosofía que hace que todo el grupo lo quiera, y esa tendencia ganadora que llevamos, con dos empate y tres victorias va a seguir creciendo.

¿Cómo se convirtió Pachuca en uno de los clubes más importantes de México y Latinoamérica en detectar el talento joven?

Hay una figura clave, y es la de Jesús Martínez, el dueño de Pachuca. Cuando compró al club tenía una visión de lo que quería lograr, rompió todo tipo de paradigmas, costumbres locales. Trajo personal muy capaz, como Marcos Garcés, el Director Deportivo, una persona de la más preparada en México; Alfredo Altieri, Director de Fuerzas Básicas, que es argentino, viene de Boca Juniors, y lleva trabajando 7, 8 años con nosotros y está Juan José Díaz, español que llegó del Barcelona. Hay una mezcla de culturas tremenda que hace que lo que predica Jesús Martínez de hacer las cosas diferentes lo podemos llevar al día a día al pie de la letra.

Al principio nadie quería ir a Pachuca, y no lograban reclutar a los mejores jugadores, entonces lo que hicieron es empezar a reclutar a una temprana edad, de 9, 10 años, cuando en ese momento en México a los niños talentosos los empezaban a observar a los 13, 14 años. Entonces, al adelantarse a todos los demás y al ser más agresivos que nadie lograron captar lo mejor de México.

¿Cuándo te incorporas tú al proyecto?

Llego en 2016 para darle continuidad a ese proceso, pero con otro enfoque, ya no es la cantidad, sino la calidad. Ya tenemos a los buenos jugadores, sabemos dónde están, pero ahora es, muy pocos pero buenos. Ya no es competir en México, es competir en México y vender a Europa.

Pachuca es un club que le apuesta a todo. Jesús Martínez quiere ser campeón en México, no solo con Pachuca, con León también, que prácticamente es imposible tener dos equipos tan competitivos al mismo tiempo, pero lo hace. Cuando fuimos al Mundial de Clubes en 2017, que habíamos ganado la Concacaf Champions League. Él quería ser campeón de mundo firmemente, pero no solo lo decía, se hizo todo un plan estratégico, y logramos el tercer lugar, lo que en ese momento significó el mejor logro para un club mexicano, que ahora tiene todo el crédito el Tigres que hizo un papel aún mejor.

Eso te muestra la ambición del proyecto, no solo se predica se pone a la práctica con la mejor gente, tratando de ser diferente e innovando en todo lo que hace.