Mexico
70
Puerto Rico
80
Finalizado

BASQUETBOL

México cae con Puerto Rico y peligra su boleto a AmeriCup

Pese a las premuras y el caos directivo, los '12 Guerreros' compitieron frente a un poderoso combinado boricua. El partido se definió en los últimos dos minutos.

Ciudad de México
México cae con Puerto Rico y peligra su boleto a AmeriCup
@FIBA

Con la salvedad de algún portento de una vez en la vida, no hay esfuerzos, por más incólumes que sean, que obren milagros inesperados. El milagro del baloncesto mexicano es, dadas las circunstancias, su mera existencia. La Selección nacional exprés, al vapor, cuatro días de conjunción y una sesión de entrenamiento, desamparada por su federación y suspendida de FIBA, mantuvo el paso al poderoso Puerto Rico de J.J Barea hasta los últimos dos minutos del cotejo. Pero no. No hay guiones, ni esmeros que salven la nefasta gestión basquetbolística de los últimos años, los últimos tiempos. México cayó 70-80 en las ventanas FIBA de San Juan, aunque, al menos, compareció y, con ello, esquivó un castigo irresoluble de la Federación Internacional. Ese era el objetivo, a decir verdad. La clasificación a la AmeriCup 2022 depende de la voluntad de los boricuas para tomar con seriedad su cita con las esperanzadas Bahamas. O de un milagro hollywoodezco.

 

Quintero, vieja gloria del baloncesto mexicano, francotirador de oficio y cuarto entrenador nacional en los últimos dos años y medio, plantó sobre la duela a una selección vintage, a medio camino entre la LNBP actual y la nostalgia. El quinteto Estrada, Girón, Machado, Ramos y Garibay, muy metalúrgico, revestido de titanio, combatió con minas de tierra hasta que llegó la hora de las rotaciones. Hasta que Napier y Clavell cosecharon entre las fisuras del perímetro mexicano. ‘Los 12 Guerreros’ entraron en sequía mientras la quinteta boricua, bajo la batuta de J.J Barea, llevaron la jíbara al parqué. Mediado el segundo parcial, Ayón rompió cinco minutos de maleficio y México finalmente pasó lista. El triple de Ávalos (21-25) encendió las alarmas en el cuartel de Eddie Casiano y una réplica del ‘Titán’ de Nayarit reinauguró el encuentro. Acto seguido, Barea se deshizo de Ayón sobre el perímetro, con métodos sospechosos, y activó el extintor. Ayón finalizó el intercambio de golpes sobre la bocina (34-40).

 

México entró desmañado al tercer cuarto. Solo Garibay entregó puntos, pero Barea desgarró las costuras de Quintero. El cerco de Ayón y Ramos colapsó mientras Andújar, exídolo de los Capitanes CDMX, merodeaba sin custodio en el poste bajo. Quintero accionó el botón de emergencia (37-50, máximo diferencial ante entonces), pero Barea ajustició con su tercer triple de la noche (44-55). Pero ‘los 12 Guerreros’ aún no explotaban su principal arma. El quinteto mexicano fluyó con prolijidad en la rotación perimetral y desquició a la defensa de Casiano, incapaz de descifrar las incursiones de Estrada y el triple de Girón, un tanque de oxígeno (53-58).

 

Ayón lideró la persecución. A fuego lento, México percutió punto por punto, selló la pintura, saboteó los cañones de Casiano. Tanto va el cántaro al agua. Y la parábola de Girón rompió la fuente (67-65). El pivoteo Ayón-style, machaqueo de espaldas al aro y medio giro hacia afuera, confirmó el estupor, pero Clavell conjuró la rebelión con un triple ‘clutch’ (69-71). En la agonía, Clemente recogió la querella de Collier y selló el trámite. México, Ícaro en la ‘Isla del Encanto’, no se repuso del mazazo. Sin empaque para cazar los rebotes en propio terruño (10-20) y detener las subsiguientes oportunidades (9 puntos contra 20 en reintegros), los ‘12 Guerreros’ claudicaron, aunque con cierto decoro. Isaiah Thomas y Joe Johnson esperan en la próxima audiencia para dictar sentencia.