MÁS DEPORTE - AUTOMOVILISMO

Mateo García, el 'baby driver' que quiere ser como Ayrton Senna

Mateo tiene tan solo cinco años y apunta muy alto. Es el campeón más joven de karting en América Latina y ya hizo pruebas en Inglaterra con Terry Fullerton.

Ciudad de México
0
Mateo García, el 'baby driver' que quiere ser como Ayrton Senna

- ¿Cómo quién te gustaría ser, Mateo?
- Quiero ser como Ayrton Senna

Los sueños de Mateo García Patiño tienen ese dejo de inocencia y de auténtica esperanza. No son quimeras, ni palabras al viento. Tiene solo cinco años y su currículum ya es impresionante. A los dos años ya rodaba en bicicleta, sin apoyos; nueve meses después, se subió a un kart por primera vez. Cuando cumplió los tres, la Federación de Automovilismo Deportivo le otorgó la licencia para competir. Y, a sus cinco actuales, es el campeón de karting más joven en América Latina; ganó en 2020 el título nacional en categoría 'baby' contra niños mayores por dos años.

Mateo ha participado en 12 carreras de karting, en las cuales ha conseguido 11 podios: cinco primeros lugares, tres segundos y dos terceros. Además, se llevó la bandera a cuadros del Guadalajara Gran Prix, ostenta tres récords de pista en nivel 'baby' (Sierra Esmeralda, Querétaro y León) e International Motorsports lo invitó a hacer un test en Miami en preparación al Winter Tour 2021. "Es el niño más rápido que he visto en mi vida", le describió Terry Fullerton, destacado expiloto británico, compañero de formación de Ayrton Senna y campeón del mundo de karting en 1973, quien aleccionó a Mateo durante un periodo de pruebas de tres días en Inglaterra.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Mateo GP (@mateodriver)

"Muchos amigos me ayudan a 'coachearlo' y me dicen que me la crea. Que esto es de verdad. 'El niño tiene algo muy especial. Lo que hace en el simulador, a su edad, no es normal. No hemos visto a nadie que sepa controlarlo de la forma en la que Mateo lo hace. Hay un talento especial ahí', me comentan", cuenta Pepe Montaño, padre de Mateo, expiloto de NASCAR México. El ascenso ha sido meteórico y no deja de sorprender a sus propios padres, al grado que 2021 marcará una decisión trascendental para la familia. "Estamos pensando en mudarnos a Europa, para continuar apoyándolo. Si quiere seguir en esto y si sigue como hasta ahora, con disciplina, esfuerzo y gusto, no vamos a dudar en hacerlo", confesó Montaño.

Mateo participará a lo largo de 2021 en el campeonato británico de karting, uno de los más importantes del rubro, en categoría 'bambino'. 12 carreras en seis fines de semana. Un escenario en el que comenzaron a brillar estrellas como Lewis Hamilton y Jenson Button. Palabras mayores. De su desempeño y sus deseos de continuar tras la experiencia dependerá el futuro inmediato. Toda una vida está por delante. "Él es quien marca los tiempos. Trabajamos muy duro, hasta donde él diga. Tenemos muy claro que nuestro objetivo es que sea feliz, y si lo es ahora corriendo karts, pues qué mejor. Si mañana dice que quiere ser futbolista, vamos a estar con él en lo que diga", añade su padre. Cuatro marcas ya se han sumado a velar por el diamante en bruto y los resultados en Inglaterra podrían atraer a muchas más. Por ello, por tantas razones, las pistas británicas serán también un entronque.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Mateo GP (@mateodriver)

¿No es muy pequeño aún como para someterlo a tal ritmo competitivo? ¿Cómo hacen los padres de Mateo para compaginar y cultivar a la par su talento innato y sus necesidades educativas, didácticas y sociales? Para Montaño, el asunto es cuestión de percepción. "Quizá en México hay a quienes les espanta el enfrentar a atletas tan jóvenes a situaciones así. Para muchas familias, esto es un estilo de vida. Nuestra prioridad es, por supuesto, la felicidad de Mateo. Cuando no entrena, tiene todo el tiempo libre para hacer lo que quiera, que son muchas cosas", refrenda Montaño. Por ahora, Mateo toma clases particulares con una maestra enterada del proyecto que hay al alrededor del 'baby driver', dinámica que beneficia, según Montaño, a su integral desarrollo humano . "Entendemos que es muy importante que un niño de su edad se divierta, juegue, disfrute y no se preocupe. Y lo apoyamos en eso. Hay demasiada 'hiperactividad' en él. Juega tenis todos los días, le gusta el fútbol, el basquetbol. Vamos una vez a la semana al karting. Son situaciones que él nos pide", explica.  

De Michael Jordan a Rocky Balboa

Mateo no solo deslumbra sobre el asfalto. Toca el piano desde los tres años, hace sonar con soltura 'Martinillo' y 'Jingle Bells', ya se ha interesado por aporrear la batería y se emociona con los encarnizados duelos entre Apollo Creed y Rocky Balboa. Quedó prendado de la épica de Michael Jordan en The Last Dance y encandilado por el poderío de los puños de 'Canelo' Álvarez. No es especialmente fanático de las matemáticas y ya fuerza la marcha para perfeccionar el inglés. Al menos, lo suficiente para intercambiar impresiones con sus ídolos, sus espejos. Ya conoció a Daniel Ricciardo y a Nico Hulkenberg, y anhela con tomar sus asientos, tal como avizora en sus sueños.

- ¿Qué te dijeron Ricciardo y Hulkenberg cuando los conociste?
- Que era un niño muy lindo. Le pregunté que por qué se aventó de tan alto al mar. Está muy loco (ríe).
- ¿Te emocionaste cuando lo viste?
- Sí, mucho.
- ¿Quieres correr en Fórmula 1?
- Sí, como ellos y como Ayrton Senna.