Fútbol mexicano

Ana María Zavala, la primera mujer en dirigir un equipo profesional en México

Con 25 años de edad, esta ex jugadora de Liga MX Femenil está al frente de los Delfines de Abasolo, equipo militante de la Tercera División

México
Técnica mexicana

El futbol mexicano ya puede presumir que, por primera vez en la historia, una mujer dirige a un equipo profesional varonil. Ana María Zavala es la directora técnica de los Delfines de Abasolo, equipo militante de la Liga de Talentos Deportivos (Tercera División), haciendo historia para un balompié que, hasta su llegada, no le había abierto la puerta a las mujeres en ese puesto.

Ana María sabe que es la punta lanza de una generación de mujeres que viene pisando fuerte en el futbol mexicano, copando espacios que, antes, eran territorio prohibido. "Ojalá que más mujeres podamos llegar o puedan llegar aquí a donde estoy ahorita y hacer este deporte crecer, no sólo en lo varonil, sino también en lo femenil.

Tanto ha costado a la mujer llegar a estar en primeras planas y ahorita estar yo aquí es un orgullo enorme, no creo sólo para mí, sino para muchas mujeres que amamos este deporte, que a veces nos sentíamos desvaloradas, yo la verdad hoy me siento más valorada que nunca en mi trabajo y en lo que estoy haciendo con Delfines de Abasolo”, compartió en entrevista con la Liga TDP.

La oportunidad de dirigir a un equipo profesional varonil llegó en un momento complicado en la vida de Zavala. “Fue una alegría enorme, yo venía de un proceso que acababa de perder a un familiar, la verdad estaba deprimida, no tenía las cosas muy claras y llegó esta oportunidad, entonces me abrió los ojos a lo que quería y dije, es algo por lo que siempre he soñado, lo que siempre he luchado y no lo pensé, dije, pues vámonos, es una única oportunidad en la vida, hay muchas cosas que se pueden hacer otras veces, pero esta yo sabía que era la única si quería lograr el sueño y no lo dudé", comentó.

Ana María tiene 25 años de edad y, desde pequeña, su vida ha estado ligada al futbol. Incluso, llegó a jugar en la Liga MX Femenil. “Empecé a practicar desde muy chiquita, pero en mi casa como que no lo aceptaban, habían muchos tabúes todavía en ese tiempo y no me dejaban, hasta que empezó una escuelita aquí en mi pueblo, empecé a ir y fui la única mujer que se quedó al final de los entrenamientos.

Empecé a jugar con hombres, después me empezaron a llegar invitaciones de la selección de Valles, Salamanca, y luego llegué a León, estuve en la selección de Guanajuato cuatro años ahí jugando y se acabó el fútbol para mí. Me fui a estudiar, soy Licenciada en Entrenamiento Deportivo. Cuando acabé se anunció que iba a haber Liga, entonces yo me fijé una meta, voy a estar ahí, toda la vida he soñado con esto.

Todo un año me la pasé entrenando y fui a visorias hasta que me quedé ahí en el Club León, debuté en el 2017 que se abrió la Liga, debuté en agosto 11 y ahí estuve en León un año", relató.
Ana habló del gran paso que significó la creación de la Liga MX Femenil para abrir espacios a las mujeres en el futbol de nuestro país.

“Cuando se abrió la Liga se empezaron a romper los tabúes en muchos aspectos, en la sociedad, en todo. Yo me acuerdo que aquí donde vivo, al principio, te veían diferente, cuando llegué a jugar a la Liga MX fue diferente, todos decían que Ana salió de aquí y va a jugar en la Liga MX, lo ven diferente pero al principio como que no les agradaba, como a mucha gente que todavía no les gusta y hablan mal del futbol femenil pero a partir de que me convertí en jugadora de Primera División ya las cosas han cambiado, igual ahorita que soy de Liga TDP ya no me he cruzado casi con nadie que reste méritos al trabajo femenil”, aseguró.

Actualmente, los Delfines de Abasolo, equipo que dirige Ana María, es sexto lugar del Grupo 8 de la Liga TDP con 33 puntos, en puestos de liguilla por el ascenso.