CHIVAS

Asegura Uriel Antuna que aprendió de su error

El extremo de Chivas de Guadalajara dijo que aprendió de un problema extracancha y que cada vez se siente más adaptado al plantel y cerca de su mejor nivel.

Asegura Uriel Antuna que aprendió de su error
Edgar Quintana Edgar Quintana

Calladito y a trabajar. Esa fue la actitud que tomó Uriel Antuna después del escándalo extracancha. Y le dio resultado, pues después de eso, ha comenzado a. explotar su talento con Chivas. Tres goles y tres asistencias después de la fiesta con Alexis Vega tiene al “Brujo” en el camino deseado. Reconoce su error y asegura que aprendió del mismo.

Del tema con Alexis, son cosas que se tienen que aprender, si bien tengo 23 años, soy humano, me equivoco, reconozco mis errores cuando me equivoco y bueno a final de cuentas uno tiene que aprender de sus errores. Más que nada eso hice, quedarme callado y trabajar siempre, para demostrarle a la gente por qué estoy aquí”, explica este martes.

Más que nada, quiero aportar lo que yo puedo dar a la afición. A lo mejor puedo decir que cumplí, pero no, yo siempre quiero más. Nunca voy estar conforme con lo que he hecho o con lo que estoy haciendo, siempre quiero más. Siempre quiero demostrar más y darle esa alegría a la gente, más que nada, que eso fue por lo que vine”, añade el futbolista del Rebaño Sagrado.

Semanas atrás, la imagen se viralizó de inmediato. Alexis Vega subió a su cuenta de Instagram un video en el que aparece junto al “Brujo”, que cumplía años. Ese viernes, dos días antes de visitar a Toluca, se vio a los futbolistas con botellas de alcohol en la mano. La directiva los separó del plantel y no jugaron ante los Diablos Rojos. Antuna asegura que aprendió la lección.

Mira, la gente siempre va hablar de lo bueno o lo malo. A final de cuentas uno está aquí para jugar futbol, para eso me trajeron, para eso acepté venir, para sacar a Chivas adelante y ponerlo donde debe estar. Esto es de conjunto, si bien dices los números hablan, pero sin Alexis, sin Macías, sin todo el equipo no hubiera hecho lo que he hecho. A final de cuentas, las críticas quedan por un lado porque siempre he estado enfocado en mi equipo”, asegura.

He estado trabajando para darle esa alegría al equipo y a la afición, dejar a Chivas donde tiene que estar. Siempre he estado trabajando al máximo, me he estado cuidando y me he estado preparando para lo que viene. Si bien ahí pasó un sucedo malo, me sirvió para aprender, para dejar de lado ese tipo de cosas y enfocarme realmente en lo que quiero”, agrega.

NO PIERDE PISO

Si bien el ignorar las críticas le sirvió para salir adelante de un momento sumamente complicado por un escándalo extracancha, ahora Uriel Antuna vive el lado opuesto de la moneda. Comienza a tomar un nivel importante en Chivas. Afirma que está hoy en día mejor adaptado, pero revela que tampoco presta atención a los elogios, sobre todo en redes sociales, pues sabe que pueden desubicar con facilidad a un futbolista.

Yo siempre he tratado de trabajar, la gente que me conoce de antes y de ahora siempre he estado trabajando para dar mi máximo. Si bien al principio me costó un poquito, no se me daban muy bien las cosas, pero yo siempre estuve trabajando para dar mi máximo, para tratar de darle alegría a la gente y llenarme a mí mismo. No me sentía tan cómodo al principio por lo mismo que no me sentía tan adaptado a jugar aquí, pero conforme pasa el tiempo me fui adaptando, me fui sintiendo cada vez mejor”, detalla el jugador de Chivas.

La verdad que esto es lo bonito del futbol que tiene esa doble cara. Ya pasé por malos momentos, estoy pasando por un buen momento, a final de cuentas así es el futbol, a veces estás en las peores, a veces en las buenas. Hay que tomarlo con tranquilidad. Sé que las redes ahorita hacen más de lo que es, en lo bueno y en lo malo, pero lo tomo con tranquilidad. Trato de disfrutar el momento, no veo muchas redes sociales ahorita, por lo mismo, disfruto con mi familia que es a final de cuentas lo que está detrás de mí. Disfrutar más que nada y tomarlo con tranquilidad para no perder el piso”, concluye Uriel Antuna.