LMP

Prevé LMP pérdidas económicas por COVID en campaña que está por comenzar

Este jueves arranca el beisbol invernal de México, con entradas de hasta 40 por ciento en estadios de ocho equipos

Guadalajara (México)
0
Prevé LMP pérdidas económicas por COVID en campaña que está por comenzar
Cristian De Marchena MEXSPORT

La pandemia de COVID-19 significará un golpe importante para la economía de los 10 equipos que conforman la Liga Arco Mexicana del Pacífico (LMP). La nueva temporada del beisbol invernal arrancará este jueves y el circuito ya prevé importantes pérdidas económicas por tener sus parques de pelota limitados en cantidad de aficionados. Dos plazas, incluso, no podrán recibir personas al arrancar la campaña.

“No sólo algunos clubes tendrán pérdida económica: los 10 clubes tendrán pérdida económica. Si bien llegamos a acuerdos importantes con Sky y Arco, hay una división de los recursos a los 10 equipos y eso alivia un poco, pero no termina de compensar. El promedio de asistencia que tenemos es muy bueno, el mejor en promedio en Latinoamérica por juego y eso tiene gran impacto en las finanzas de los equipos”, explica el presidente de la LMP, Omar Canizales, a dos días de iniciar la temporada.

“Definitivamente la Liga no puede hacer compensaciones económicas. Desde el principio platicamos los potenciales riesgos de lo que podría pasar y cada club lo entiende. La LMP es una asociación sin fines de lucro y lo que hace es recibir un mandato de las S. A. de cada club y así como recibe los recursos, los reparte a las 10 organizaciones. La Liga trabaja para los 10 equipos, buscando el mayor equilibrio posible. Ese recurso de los acuerdos es de los equipos”, detalla.

Para la LMP no contar con estadios plenamente abiertos significará un golpe económico muy fuerte. Ocho de los 10 equipos tienen ya permiso de las autoridades para recibir aficionados. Los gobiernos de Jalisco y Nuevo León aún no dan el visto bueno para abrir las tribunas.

“Los que ya tienen autorización para meter público desde el arranque son en Sinaloa: Venados, Tomateros, Algodoneros, Cañeros. En Sonora: Mayos, Yaquis y Naranjeros, en Baja California: Águilas. Los porcentajes varían, pero dar un porcentaje pareciera que es al azar y no. Presentamos un protocolo, las autoridades lo revisan, van al estadio, identifican los lugares y espacios de los estadios. El porcentaje en Sinaloa oscila entre el 30 y 40 por ciento. En Sonora hablamos de entre el 30 y 40 por ciento también. Y Baja California hablamos del 30 por ciento. Eso es lo que las autoridades con protocolo en mano han ido determinando”, señala Canizales.

“En el caso de Charros y Sultanes, en este momento todavía no hay autorización por parte de la autoridad. Estamos atentos presentando nuestros avances, para ver en qué momento podemos recibir aficionados. Pero ya estamos preparados en ambos estadios, en caso que mañana nos autorizaran, podríamos recibir aficionados, no hemos dejado de trabajar pensando que por ahora no recibimos. Esperamos y deseamos recibir gente pronto”, sentencia el presidente de la LMP.

La LMP calcula que por estas condiciones provocadas por la pandemia, el impacto será importante. “Es muy difícil esos temas económicos, por protocolos que tenemos al interior de la Liga no los manifestamos, es una regla que tenemos, ni con patrocinios porque hay contratos de confidencialidad. Los invitamos a que hagan un ejercicio pensando por el promedio de entrada, por 34 partidos, a un precio promedio y dense cuenta lo que se va quedar sobre la mesa”, afirma Omar Canizales.

Semáforo epidemiológico queda de lado

Para lograr la apertura de los estadios, las autoridades federales habían establecido que en cada entidad dependería del semáforo epidemiológico. A partir del amarillo, los escenarios podrían recibir hasta 50 por ciento de aficionados. Sin embargo, Sinaloa se encuentra en naranja. Omar Canizales, presidente de la Liga Mexicana del Pacífico, explica por qué se abrirán las puertas a los seguidores a pesar de eso.

“El semáforo epidemiológico es una herramienta para que aprendamos a transitar en una nueva normalidad. Aun cuando algunos estados está en semáforo amarillo, no metemos 50 por ciento de la capacidad de los parques. No es una cosa exacta, así como tampoco vamos abandonar protocolos cuando estemos en semáforo verde porque no significa que el virus desaparezca”, afirma.

“Debemos encontrar equilibrio para rehacer nuestras vidas manejando lo mejor posible un proceso natural de equilibrio entre salir a vivir, mover la economía y encontrar modelos de distracción sanos, pero no relajando las medidas de salud. De tal suerte que si bien es cierto que es referencia, lo que requerimos es todo mundo haga su parte. Por eso la LMP está haciendo su parte, invitamos a toda la sociedad a que sigamos cuidándonos, que sigamos respetando lo que las autoridades nos piden”, sentencia Canizales.

Ve como un compromiso de la Liga Mexicana del Pacífico el contribuir a la reactivación económica, aunque esto genere dudas en el tema sanitario. “Resalto la responsabilidad, el amor de los dueños por sus plazas, la responsabilidad con sus trabajadores. Imagínense si no era fácil decir ‘no hubo beisbol en el verano, ni en Ligas Menores, ah pues que no haya en el Pacífico y así no tenemos ningún gasto, ni critica. Era lo más fácil, pero no seríamos responsables con quien debemos ser responsables”, asegura.

“En marzo que lo pensamos, teníamos esperanza que las cosas ya estuvieran mejor a estas alturas, pero entendiendo que no están las cosas como queremos, tenemos que salir adelante. Por eso repito la intención de olvidar el semáforo epidemiológico y cuidarnos todos. Cuando este en verde, seguirnos cuidando como sociedad. Los invito a que eso hagamos. Que más allá de lo que está haciendo la autoridad, que todo mundo pongamos lo mejor de nosotros para que nuestra sociedad frene el contagio. Seamos solidarios, vayamos de la mano y construyamos una mejor sociedad entre todos”, concluye Omar Canizales.