CLÁSICO NACIONAL

El árbitro que más tarjetas saca en Liga MX pitará el Clásico Nacional

Fernando Hernández ha mostrado un total de 49 cartones en lo que va la temporada. Será su primer duelo ente América y Chivas,

El árbitro que más tarjetas saca en Liga MX pitará el Clásico Nacional
Antonio Hidalgo MEXSPORT

La Comisión de Arbitraje de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) decidió apostar y arriesgarse por el silbante que más tarjetas ha mostrado en el actual Guardianes 2020 para pitar las acciones del clásico nacional entre América y Guadalajara.

Fernando Hernández fue el elegido para llevar a buen puerto las acciones del duelo programado para el próximo sábado y la estadística es tajante: es un hombre que no se la piensa a la hora de sacar tarjetas para imponer disciplina en la cancha.

Hernández ha sido designado por su comisión como juez central en las diez jornadas que hasta el momento se han disputado del Guardianes 2020.

Fernando lleva un total de 44 tarjetas amarillas y cinco rojas mostradas al momento, lo que lo convierte en el árbitro que más cartones ha utilizado en lo que va de la campaña.

El promedio de Fernando es de más de cuatro amonestaciones por partido y una expulsión cada dos encuentros que pita.

CUARTO CLÁSICO

Hernández tendrá su primera oportunidad de dirigir un clásico nacional el próximo sábado en la cancha del Azteca, pero ya tiene experiencia en este tipo de duelos de tanta jerarquía.
Antes, el nazareno ya había recibido la confianza de pitar tres de los llamados "clásicos" de nuestro balompié.

En el Apertura 2016, fue el central en el clásico joven entre Cruz Azul y América. En ese partido mostró ocho amonestaciones y expulsó a un jugador de la Máquina. El marcador final fue 4-3 a favor de las Águilas.

Posteriormente, en el Clausura 2017, Fernando pitó el clásico regio en liguilla donde Monterrey cayó en casa 0-2 ante Tigres. En ese encuentro, mostró 10 cartones amarillos y dos rojas.
Su último clásico fue la temporada pasada, Clausura 2020, en el duelo entre Pumas y América que terminó empatado a tres goles. En este partido mostró nueve cartones amarillos.