CHIVAS

Chicharito no cierra la puerta a retirarse en Chivas

El actual jugador del Galaxy de Los Angeles mencionó que el amor de su vida es Chivas, por lo cual no sabe si terminará su carrera ahí

Chicharito no cierra la puerta a retirarse en Chivas

Javier “Chicharito” Hernández, máximo anotador en la historia de la Selección Mexicana, lo tiene claro: el amor de su vida se llama Chivas. Define a los demás clubes de su carrera como novias que han pasado por su vida. Y por eso, el atacante deja abierta la puerta a la posibilidad de regresar un día al Guadalajara para cerrar su carrera con el Rebaño Sagrado.

Primero, un mensaje corto a todos los chivahermanos y la gente de mi país: la lección que más nos ha dado la pandemia, más allá de lo superficial, es que si no estas pleno y feliz por dentro, puedes estar en cualquier parte del mundo, con cualquier trabajo, en cualquier situación socioeconómica y nada será suficiente. Ojalá todos encuentren esa planitud”, explica el “Chicharito”.

“El amor de mi vida ha sido Chivas, los demás equipos han sido como novias. Siempre Chivas ha estado en mi corazón, uno no cierra las puertas, uno no sabe si voy a retirarme en Chivas o no. Más allá de si Chivas está en mi futuro o no, todo lo que le di y todo lo que nos dimos... nos dimos mucho amor, Chivas me dio una vida, yo le di otra”, añade el delantero que actualmente juega en la MLS de Estados Unidos.

“Desde que Jorge Vergara compró el club cambió todo. Esperemos Chivas siga sumando títulos, sea el mejor de México y uno de los grandes por esa base de aficionados. Amos a Chivas, ojalá puedan llegar muchos títulos y mucha gente joven que les den oportunidad, que puedan ir a Europa como en su momento lo hice yo y que puedan ser base de la Selección. Sería chingón como en su momento yo lo viví”, sentencia Javier Hernández.

Javier Hernández ha aparecido este miércoles en una transmisión organizada por Chivas, para celebrar los 10 años de la inauguración del Estadio Akron. El 30 de abril de 2010, el “Chicharito” se puso la camiseta rojiblanca por última vez y marcó el primer gol en la historia del inmueble. La segunda parte la jugó con el Manchester United, que acababa de comprarlo. Fue su despedida de Guadalajara.

“Esa noche fue una noche muy especial, más allá del gol que pude haber hecho, fue la inauguración de uno de los mejores estadios del contingente. Esa noche me iba a cumplir un sueño de todo niño, que es jugar en uno de los mejores clubes del mundo, como el Manchester United. Esa misma noche me fui con el equipo a Inglaterra, sabía que ya no vería tanto a mi familia. Fue un día muy especial para mí y para todos los chivahermanos”, recuerda el atacante.

Después, ese gol fue muy bonito, un buen pase de Omar Arellano al ‘Bofo’, que de pecho me la deja ahí y con la de palo, con la izquierda, la meto. Me hubiera gustado un empate, pero qué mejor que Chivas ganara en su inauguración, fue muy bonito que el Manchester United estuviera ahí. Es una de las grandes cosas que consiguió Jorge Vergara. Es una noche que disfrutamos todos los que amamos a este club.

Una década después de aquella noche, Javier Hernández asegura que su carrera lo he llevado más lejos de lo que soñaba. “Muchísimo más, porque mi vida... es literal: mi vida en tres meses cambió de una manera radical. Ni en el FIFA cuando juegas el modo carrera cambia tanto. Cuando empieza el Bicentenario 2010 y lo empiezo hacer bien, a la mitad del torneo viene mi segunda convocatoria con el ‘Vasco’ (Javier Aguirre, entonces técnico de la Selección Mexicana). Desde ahí todo cambia, ni completo el torneo, nos vamos a la concentración de 60 días, desde Avándaro hasta Sudáfrica, paso los cortes y me quedo en la lista final”, señala.

“De Sudáfrica, cuando llego no tuve ni dos semanas de vacaciones, no podía ni salir de casa por toda la euforia que había generado. Me fui a Houston, jugué un amistoso, vine a Guadalajara, jugué el partido inaugural, me fui a Inglaterra y ya todo cambio. Ha sido mucho mejor de lo que llegué a soñar. Mi frase de imaginemos cosas chingonas es porque si uno imagina cosas absurdas para muchos, lo cierto es que muchas veces lo que pasa supera los sueños”, concluye Javier Hernández.