TENIS

Mario Chávez exige al COM reconocimiento como presidente de Federación Mexicana de Tenis

Chávez cuenta con el apoyo de 22 asociaciones estatales y desconoce a la administración de Carlos González al frente de la FMT. "Somos los legítimos dueños", asegura.

Mario Chávez exige al COM reconocimiento como presidente de Federación Mexicana de Tenis
JORGE MARTINEZ MEXSPORT / Mario Flores (derecha), Hernán Garza (centro) y Mónica Zozaya (izquierda)

Mario Chávez, quien fungió como presidente interino de la Federación Mexicana de Tenis (FMT) tras la destitución de José Antonio Flores a principios de año, instó al Comité Olímpico Mexicano a reconocer oficialmente a su administración como la "única y legítima" titular de la FMT. El consejo directivo comandado por Chávez está respaldado por 22 asociaciones estatales y nacionales que conforman la FMT lo cual, asegura, le confiere la legitimidad de la que carece el mandato de Carlos González, quien actualmente ocupa las oficinas amparado por la Confederación Deportiva Mexicana (CODEME), desde el 19 de junio de 2020. Según Chávez, el grupo de González, quien representa a la asociación de Jalisco, es una disidencia de la FMT que ostenta el cargo de forma ilegal.

"No nos explicamos por qué el Comite Olímpico Mexicano, hasta este momento, no ha emitido una postura. Tienen todos los argumentos jurídicos perfectamente documentados y no hay ninguna razón para que no tengamos el reconocimiento", aseguró Chávez en video-conferencia de prensa. Secundó al dirigente Gissel Ibarra, presidenta de la Asociación de Tenis de Sonora: "Hacemos un enérgico llamado a todos los miembros del Consejo Ejecutivo del COM exigiendo con la fuerza y legitimidad de nuestra mayoría el inmediato reconocimiento del consejo directivo de la FMT elegido democráticamente con la presencia de un comité electoral independiente el pasado 3 de julio de 2020". Ibarra afirmó que toda acción que González realice en nombre de la FMT está fuera de la ley y que su gestión opera bajo las órdenes de José Antonio Flores, expresidente del organismo, a quien acusó de perpetuarse en el poder. "El silencio del COM solo afecta a los jóvenes tenistas de México", abonó Ibarra. 

Chávez considera que, una vez conseguido el beneplácito oficial del COM, la Federación Internacional (IFT) replicará la decisión, lo que dará por finalizado el conflicto interno. Al momento, la IFT no ha otorgado el aval a ninguna de las dos partes, detalló el también presidente de la Asociación de Nuevo León. "Tenemos confianza en que esto se tiene que solucionar a la brevedad. No puede ser que cinco asociaciones quieran imponer una voluntad en representación de la mayoría. Que definan ya su postura y acepten la de quienes forman la FMT", insistió Chávez. "Somos 76% de los miembros activos con derecho a voto. Somos los únicos y legítimos dueños, según la ley", refrendó Ibarra. El consejo directivo de Chávez ya cuenta con reconocimiento de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), lo que les otorga protección bajo los estatutos de la Ley General de Cultura Física y Deporte. A pregunta expresa de AS, Chávez reveló que el documento de oficialidad está firmado por Adolfo Fierro, subdirector del Deporte de Conade, y que la Comisión no ha canalizado recursos públicos a la FMT en 2020.

¿Qué pasa en la FMT?

El grupo que lidera Chávez defiende que la planilla de González está controlada por José Antonio Flores. El conflicto estalló cuando González fue electo como presidente de la FMT el pasado 19 de junio en votación celebrada en las instalaciones de la CODEME, que contó con la asistencia de 12 organizaciones estatales. Según Gissel Ibarra, Flores tramitó el amparo 425-2020 el pasado 21 de junio ante el juzgado 14 de distrito en materia administativa de la Ciudad de México, con el propósito de suspender la asamblea del 3 de julio en la que Chávez asumiría el cargo investido por las 22 asociaciones aliadas. El juez federal declaró improcedente el recurso y Flores no presentó una apelación al fallo. Desde entonces, la FMT, bicéfala, está inmersa en guerra civil. Reconocimientos parciales, silencio de las autoridades deportivas, acusaciones mutuas. Y la trama continúa.

Las delegaciones que apoyan al proyecto de Chávez son Baja California Sur, Hidalgo, La Laguna, Nuevo León, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Yucatán, Coahuila, Chiapas, Querétaro, Veracruz, Aguascalientes, Morelos, Nayarit, Ciudad de México, así como la Asociación Mexicana de Tenistas Profesionales y la Asociación de Tenis Profesional Femenil. "No hay dos federaciones, es solo una, que es la que tiene la mayoría", concluyó Mario Chávez.