Tuning

Esta Chevrolet 3100 de 1955 es una pickup que fusiona lo clásico con lo moderno

Mientras que por fuera luce un aspecto vintage, su manejo es un vehículo actual.

Esta Chevrolet 3100 de 1955 es una pickup que fusiona lo clásico con lo moderno

Mientras que muchos dueños de un auto clásico optan por restaurarlo para dejarlo en su estado original, existen quienes dejan intacta la apariencia, pero realizan una serie de modificaciones en los componentes mecánicos y de confort para combinar lo mejor de dos mundos.

Un ejemplo de fusionar lo vintage con lo moderno es esta pickup Chevrolet 3100 1955, que, si bien mantiene de manera idéntica su imagen después de restaurar y pintar la carrocería, debajo del cofre equipa un poderoso y moderno motor de ocho cilindros.

Antes de entrar en detalles con las cifras que ofrece el nuevo V8, hay que mencionar que además del perfecto trabajo de hojalatería y pintura, sus creadores hicieron un trabajo más profundo al imponer un nuevo chasis, que entre muchas de las ventajas está una mayor estabilidad del vehículo.

Esta Chevrolet 3100 de 1955 es una pickup que fusiona lo clásico con lo moderno

Otros de los beneficiados del rejuvenecimiento de esta pickup Chevrolet son los cristales, el cromo de las puertas, parrilla y defensas, y las luces delanteras y traseras, que, si bien el estilo es el mismo, la calidad de la iluminación es mucho mayor. Sin duda toda esta labor más el nuevo set de rines cromados -18 pulgadas adelante y 20 pulgadas atrás- y la pintura negro brillante hacen un trabajo en conjunto formidable.

Donde la modernidad se hace más que presente en esta Chevrolet 3100 1955 es en el motor. Tras despojarse del bloque original de seis cilindros, este proyecto le fue incorporado el mismo V8 de 6.2 litros que equipa la Cheyenne 2020.

De esta manera, la pickup entrega 425 caballos de fuerza y 425 libras-pie de torque, esto es casi el doble de lo que entrega el motor original, por medio de una actual caja automática de cuatro velocidades.

Esta Chevrolet 3100 de 1955 es una pickup que fusiona lo clásico con lo moderno

Pero para que este poder se lograra encaminar de manera más firme sobre el asfalto, esta camioneta clásica eleva el trabajo del nuevo chasis por medio de un sistema de suspensión independiente.

Otra de las partes que tuvo que ser renovada para lograr una conducción optima, y más porque contiene más potencia, es el sistema de frenos que cambia los de tambor por unos de disco en las cuatro ruedas.

Encima de este toque de modernidad en el desempeño, el interior de esta pickup antigua también fue evolucionado con aire acondicionado, un sistema de audio de alta fidelidad y una tapicería de cuero rojo. Salvo estos elementos, todo el ambiente es igual al original.

Esta Chevrolet 3100 de 1955 es una pickup que fusiona lo clásico con lo moderno

Al tratarse de un auto clásico con un profundo trabajo de restauración y modernización, el precio que se tiene que pagar para ser dueño de este Chevrolet 3100 1955 es de $160,000 dólares.