CHIVAS

Antuna responde a las críticas: “La gente habla por hablar”

El futbolista del Rebaño Sagrado responde a todas las críticas que ha recibido. Asegura que mucha gente “habla por hablar”, sin ver el trabajo qué hay detrás.

Antuna responde a las críticas: “La gente habla por hablar”
Cristian de Marchena MEXSPORT

Llegó a Chivas con la pesada etiqueta del refuerzo más costoso del semestre pasado. La exigencia era muy alta para Uriel Antuna y las cosas no se le dieron como esperaba en su primer torneo como rojiblanco. Los aficionados se metieron fuerte con él, especialmente en el partido contra Cruz Azul. Tras varias fallas frente al arco, acabó entre lágrimas y ofreciendo disculpas a la tribuna.

Ahora, ya con más tranquilidad, el futbolista del Rebaño Sagrado responde a todas las críticas que ha recibido. Asegura que mucha gente “habla por hablar”, sin ver el trabajo qué hay detrás. Pero reconoce, eso sí, que no alcanzó su mejor nivel en los primeros meses como integrante del Club Deportivo Guadalajara.

“Todos saben que el jugador a eso se expone a ser criticado siempre, nunca vas a tener contenta a toda la gente. Me enfoqué en lo que quería y lo que tengo que hacer dentro del campo. Las personas, la gente, mucha gente habla nada más por hablar, sin darse cuenta que llego dos horas antes de entrenar, para hacer mis activaciones y me quedo una hora más entrenando en el gimnasio”, explica.

“Llego a casa y hago un poco más, me cuido en lo que como. Todas esas cosas la gente no las ve y simplemente hablan por hablar. Yo simplemente me enfoque y estar concentrado. Las críticas siempre van a estar y el jugador siempre está expuesto a vivir con la crítica”, añade Antuna, quien fue comprado meses atrás por 12 millones de dólares.

Admite que le ha costado el cambio del Galaxy de la MLS a Chivas en la Liga MX. “Desde que me presentaron la propuesta de venir, siempre me hice la idea que es un equipo grande y el peso que significa llegar. Cualquiera que hubiera llegado, así sea el ‘Pocho’ que lamentablemente no pudo, a cualquiera le hubieran cargado el peso. Fue difícil porque no estaba adaptado a la Liga, estaba en otro tipo de futbol, fue complicado por diversas circunstancias, pero siempre trabajo al máximo para estar al tope de mi nivel. No se me dieron bien las cosas, siempre trabajo para estar al máximo. Lo poco que pude jugar no fue de mi máximo nivel, pero hacía lo mejor posible”, señala.

Reconoce también que no le pesa la exigencia de goles y le frustra no haberlos conseguido en su primer torneo con Chivas. “No, la verdad que no, eso es a lo que venía acostumbrado, en Selección anotaba goles y en Galaxy anotaba goles. Que me exijan goles aquí no me extraña, porque venía acostumbrado a meter goles y aquí desgraciadamente no se me dio tanto el anotar”, afirma el rojiblanco.

“Ahora lo tomo con calma, busco jugar bien, jugar para el equipo, si se puede anotar goles, bien y si se puede dar asistencias, bien también. Sí fue un poco de frustración, pero yo estaba tranquilo porque siento que estaba tomando mejor nivel, iba de menos a más. Para este torneo espero estar fino para darle muchas alegrías al equipo y a la afición”, agrega Uriel Antuna.

“Ya estoy un poco más familiarizado con la manera de jugar, ya conozco a mis compañeros, hay más confianza. Pienso que puedo seguir creciendo muchísimo y agarrar ese máximo nivel de cuando estuve en Selección y en el Galaxy, puedo llegar a tenerlo aquí también”, concluye el futbolista del Rebaño Sagrado, en una videoconferencia.