LIGA MX

Las deudas caen sobre Xolos, Querétaro y Dorados

Integrantes de clubes del futbol mexicano no reciben sus sueldos desde hace meses.

Querétaro, Liga MX
Isaac Ortiz MEXSPORT

Querétaro, Tijuana y Dorados han sido de los equipos del futbol mexicano más afectados económicamente por la contingencia sanitaria derivada del COVID-19. 

Se rumora que se pretende vender la franquicia de Gallos Blancos, o bien, dar paso a la llegada de nuevos inversionistas con la finalidad de rescatar sus finanzas, hoy afectadas tras la pandemia.

Junto con Grupo Orlegui, habrían sido de los principales impulsores del plan para desaparecer el Ascenso MX por los altos costos que generaba la administración de Gallos, Xolos y Dorados.

De igual forma, apoyaron desde un principio la idea, al final concretada, de cancelar el Clausura 2020 para dar paso a una reestructuración financiera de los clubes.

DORADOS, EN LA LONA

Un caso que ejemplifica el impacto económico es Dorados de Sinaloa, donde cuerpo técnico, jugadores y administrativos no reciben el pago de sus sueldos desde hace muchos meses.

De acuerdo a fuentes consultadas por AS, hay jugadores que no reciben su sueldo desde hace tres meses y no hay respuesta sobre cuándo será saldada la deuda. Los adeudos se extienden al cuerpo técnico, encabezado por David Patiño.

En el caso de los administrativos, hay empleados del club que no cobran en lo que va del año y otros ya fueron dados de baja como consecuencia de la contingencia sanitaria. Todo esto agrava la incertidumbre que hay respecto al futuro del equipo en la llamada Liga de Desarrollo, por lo que se espera más recorte de personal.

XOLOS Y GALLOS, BAJA DE SUELDOS

Xolos y Querétaro no cobran desde el mes de abril, además de que sus integrantes fueron avisados de que sufrirían una reducción considerable en su sueldo, sin posibilidad de recuperar más adelante, una vez superada la pandemia, lo descontado.

Se habla de una reducción de hasta 70 por ciento en el sueldo de algunos de los jugadores y del 40 por ciento en otros.

Incluso, la salida de Víctor Manuel Vucetich de la dirección técnica de Gallos obedeció al adeudo de más de tres meses de sueldo que sostenían con él y el anuncio de que no habría contrataciones de cara a la próxima temporada y sí la salida de varios elementos que serían colocados en otros equipos para sanear las finanzas.