Liga MX Femenil | Monarcas

“No es fácil dejar un trabajo estable para seguir un sueño”

Diana García, portera de Monarcas Femenil, señaló que la oferta de ir a jugar en Mazatlán debe ser atractiva para dejar sus trabajos en Morelia.

Ante la oficialización de la mudanza de Monarcas Morelia a la ciudad de Mazatlán, jugadoras del equipo femenil rojiamarillo se encuentran a la espera de recibir la propuesta de emprender la nueva aventura en Sinaloa. A comparación de la rama varonil, lo que perciben muchas de las jugadoras por el balompié no es lo suficiente para vivir, por ello es que además del fútbol necesitan de un empleo para subsistir.

En palabras de Diana García, portera del equipo rojiamarillo, dicha oferta debe ser atractiva para cada una de las integrantes del club, porque representa dejar sus empleos y estilo de vida que acostumbran en la capital michoacana: “La mayoría de mis compañeras, a excepción de quienes están estudiando, trabajaban en algún otro lugar para sustentarse. Tendría que ser una oferta bastante buena, pues mis compañeras que trabajan deben dejarlo para ir a jugar. Deberían de ver sus prioridades porque no es fácil dejar un trabajo estable para seguir un sueño”, explicó la futbolista en entrevista radiofónica para el programa Pasión W.

Más allá del cambio de sede, el sueño de cada una de las jugadoras ahora depende de la propuesta económica, ya que todas ellas se encuentran actualmente sin contrato: “Ya se nos acabó el contrato, nuestros contratos siempre los hemos firmado por un año. Yo no he renovado. A todas nos gustaría mantenernos en el equipo, pero depende de las condiciones. Tuvimos una reunión con Mario Ruiz, quien está al mando del proyecto y se nos comentó que en esta semana nos iban a estar llamando para hacernos la propuesta del proyecto, en qué condiciones nos iríamos a Mazatlán”.

Molestia por no mantenerlas al tanto de la situación

Según García, a los integrantes del primer equipo varonil les explicaron desde hace semanas que la mudanza a Mazatlán era inminente, situación que molestó a Monarcas Femenil, pues la comunicación hacia ellas no fue a la par que sus compañeros.

“La molestia del equipo fue el hecho de que tuvieron una videoconferencia con el equipo varonil y que de ahí salieron más rumores, de que a ellos se les había comentado el hecho de que la mudanza era inminente. Por eso nuestras inquietudes y preocupaciones para hablar con la directiva”, concluyó la guardameta.