CRUZ AZUL

Los 7 momentos a olvidar en la historia de Cruz Azul

En la historia de 'La Máquina' no todo ha sido color de rosa, pues han existido momentos que más de uno quisiera olvidar para siempre.

Los 7 momentos a olvidar en la historia de Cruz Azul
ROBERTO MAYA MEXSPORT

En la historia de Cruz Azul hay momentos oscuros y amargos que muchos aficionados quisieran que jamás hubieran pasado. A continuación, recordamos finales y partidos que dejaron huella en la institución cementera por la manera en que cayeron o por lo que desataron.

Final contra Boca Juniors en 2001

La Copa Libertadores del 2001 está en la memoria de todos los aficionados del Cruz Azul, que esa temporada vieron cómo los suyos dominaron el Grupo 7, de donde fueron líderes. En la segunda fase dieron cuenta de Cerro Porteño, River Plate y Rosario Central. En la escuadra celeste estaba la ilusión de llevar a México el primer trofeo de un torneo de Conmebol, aunque faltaba medirse a Boca Juniors.

En la final de ida los bosteros triunfaron 1-0 en el Estadio Azteca, que se convirtió en casa de los cementeros desde la ronda de cuartos de final. Para la vuelta esperaba La Bombonera, con un Boca que tenía figuras como Juan Román Riquelme o Marcelo Delgado, así como joven Christian Giménez, que años más tarde ficharía con los mexicanos.

Contra todos los pronósticos, Cruz Azul dio un partidazo y ganó 1-0 en Buenos Aires, lo que mandó el duelo a los tiempos extra y después a los penales. Ya desde los once pasos, 'La Máquina' falló en el momento cumbre y erró tres de sus cuatro cobros, mientras que Boca Juniors anotó tres tantos. Carlos Bianchi y los xeneizes festejaron en todo lo alto.

Los seis en contra de la Libertadores 2003

Una de las derrotas más dolorosas para un equipo mexicano en fase de grupos de la Copa Libertadores se dio en la edición del 2003, donde Cruz Azul se topó con el Fénix de Uruguay. El primer duelo entre estas escuadras resultó un desastre y fue la gota que derramó el vaso de una catástrofe que llegó días más tarde.

El encuentro entre Fénix y Cruz Azul tuvo lugar el 5 de marzo en Montevideo, Uruguay. En la modesta escuadra charrúa había un par de nombres que años más tarde aterrizaron en La Noria (Vigneri y Cámpora). 'La Máquina' se fue al frente al minuto 13 con un gol de Sebastián Abreu. Parecía que sería un partido tranquilo para los mexicanos, pero antes de finalizar la primera mitad, el cuadro local empató y se fue con esa buena sensación al descanso.

Cruz Azul vivió una auténtica pesadilla en la segunda parte, donde encajó cinco goles más para llevarse una derrota de 6-1, lo que agravó la situación deportiva por la que atravesaba el equipo en ese momento. Los celestes jamás habían caído de esa manera en la Copa Libertadores, por lo que vinieron las consecuencias.

La recesión de contratos en 2003

Tras la derrota en la Copa Libertadores vino una situación pocas veces vista en el futbol. Cruz Azul tenía seis unidades en nueve partidos del Torneo Clausura 2003 de México, producto de seis empates y tres derrotas, por lo que la caída en Montevideo representó el punto más bajo de aquel equipo. Mario Carrillo perdió su puesto como director técnico, aunque no sería el único elemento del club que abandonaría la institución.

Guillermo Álvarez Cuevas, presidente de Cruz Azul, rescindió el contrato de todos los futbolistas con el objetivo de no señalar a un solo culpable, pues desde su punto de vista todos tenían algo que ver en el mal paso del equipo. Eso si, les dio la opción de renogociar los contratos por las 10 fechas restantes del campeonato, se filtró que habría un salario base con base al prestigio de cada jugador y si querían más dinero dependería de lo hecho en el terreno de juego. Una de las condiciones que puso la directiva celeste era conseguir 23 de 30 puntos posibles. No todos estuvieron de acuerdo y hubo más salidas.

El 14 de mayo, les fue rescindido el contrato a once futbolistas: Oscar Pérez, Sergio Almaguer, Melvin Brown, Gilberto Jiménez, Flavio Davino, Miguel Zepeda, Pablo Galdames, Julio César Pinheiro, Sebastián Abreu, Daniel Baldi y Juan Francisco Palencia. Saltaron las alarmas por la falta de jugadores y el futuro parecía incierto. Unos días después, 'Billy' Álvarez recapacitó y después de renegociar regresaron seis de ellos: Oscar Pérez, Gilberto Jiménez, Flavio Davino, Juan Francisco Palencia, Miguel Zepeda y Melvin Brown.

Al final de la fase regular, Cruz Azul terminó con 24 puntos, lo que le alcanzó para disputar la reclasificación frente a Chivas. 'La Máquina' ganó la ida 4-1 y perdió por mismo marcador la vuelta, por lo que fue eliminado por posición en la tabla general.

La caída en el infierno

La final del Apertura 2008, contra el Toluca, significó el segundo duelo por el título de manera consecutiva para Cruz Azul, seis meses antes habían caído contra Santos Laguna. Como en aquella ocasión contra los laguneros, el cuadro cementero tuvo que cerrar en suelo visitante debido a la posición de la tabla; los Diablos fueron segundos y los celestes quintos.

El juego de ida en el Estadio Azul fue una pesadilla para 'La Máquina', que cayó 2-0 con goles de Paulo Da Silva y Amaury Ponce, para la vuelta se esperaba toda una fiesta en el Nemesio Díez en favor del Toluca. No fue así. Cruz Azul salió a buscar la remontada y en el tiempo regular se impuso 2-0 con anotaciones de Alejandro Vela y Julio César Domínguez. Antes del segundo tanto de los celestes, José Manuel Cruzalta lesionó a César Villaluz, en una jugada que pudo ser sancionada como penal y hasta expulsión para el jugador escarlata, sin embargo, no fue así.

Las acciones se alargaron hasta los penales, donde nadie falló luego de trece cobros, hasta que Alejandro Vela se perfiló desde el manchón y mandó un tiro que atajó Hernán Cristante para el noveno título del Toluca gracias al marcador de 7-6 desde los once pasos.

De último minuto contra Pachuca

La final de la Liga de Campeones 2009-10 representó un golpe muy duro para Cruz Azul y su afición, que una vez más sintieron cómo se fue un anhelado título, además del boleto al Mundial de Clubes para representar al futbol de la confederación. Como condimento extra, 'La Máquina' tenía la posibilidad de levantar la copa luego de que un año antes había caído con Atlante. La oportunidad de redimirse esta ahí.

Cruz Azul se encontró en la final de la Concachampions 2009-10 con Pachuca, a quien derrotó 2-1 en el partido de ida, celebrado en el Estadio Azul, gracias a los goles de Emanuel Villa y Carlos Rodríguez. La vuelta en el Estadio Hidalgo fue un partido cerrado, pero los de La Noria lograron llevar el trámite empatado sin goles hasta el minuto 90, el título estaba en la bolsa... o eso creían los aficionados. Al minuto 92, Édgar Benítez recibió de espalda en el borde del área y tras una media vuelta remató al poste más lejano de Jesús Corona, quien no pudo hacer nada para impedir el gol. Los Tuzos se coronaron en el último suspiro gracias al gol que anotaron como visitantes la ida.

El cabezazo de Moisés

El 26 de mayo del 2013 es una de las fechas más recordadas en la historia del futbol mexicano. La final del Torneo Clausura de ese año enfrentó al América con Cruz Azul, tercero y quinto de la tabla general, respectivamente. 'La Máquina' se llevó el primer capítulo por la mínima diferencia, lo que ilusionó a la afición con romper la sequía de títulos en la Liga MX. Lo que vendría en la vuelta sería digno de una película.

El partido de vuelta parecía estar encaminado al título de Cruz Azul, que se adelantó al minuto 20 con un gol de Teofilo Gutiérrez, quien más tarde en el partido se perdió el 2-0 de manera increíble. En los últimos minutos, con América abajo por dos tantos, la afición celeste ya gritaba "campeón, campeón" y las lágrimas de felicidad se mezclaban con la lluvia que caía en la fría noche del Estadio Azteca. Sin embargo, la historia tomó un giro inesperado y cambió la historia.

Al minuto 88, Aquivaldo Mosquera alcanzó un centro y remató de cabeza en el borde del área chica para vencer a José de Jesús Corona y hacer el 1-2 que daba esperanza. Ya en el agregado, Moisés Muñoz se sumó al ataque en un tiro de esquina y conectó el esférico con una 'palomita' que desvió Alejandro Castro. Contra todo, América empató a dos el marcador global y llevó el duelo hasta los penales, donde no falló ningún cobro, contrario a los dos que sí erró 'La Máquina'. Los gritos de "campeón, campeón" se pintaron de amarillo.

Otra vez tú, América

Con el recuerdo aún fresco de aquella final del Clausura 2013, Cruz Azul recibió al América en la jornada 8 del Apertura 2016 en el Estadio Azul. Los entonces dirigidos por Tomás Boy se llevaron una ventaja de 3-0 al descanso, parecía que la fiesta sería celeste, pero no recordaron que en un Clásico Joven jamás se puede cantar victoria antes de tiempo.

El equipo de Ignacio Ambriz salió al segundo tiempo como si hubiese comenzado otro partido. Las Águilas descontaron al 54 y al 73 hicieron el 3-2, el regreso se veía venir. Como si se tratase del guión de la final del C2013, América empató al minuto 90, pero no se conformó y en el agregado se quedó con los tres puntos. La remontada se consumó y los de Coapa se fueron con el pecho inflado.