BÉISBOL

WBSC desconoce trabajo con ProBeis en gestión de quejas en ligas infantiles y juveniles

La Oficina de Presidencia para el Desarrollo del Béisbol recibe desde marzo quejas de malas prácticas en ligas infantiles y juveniles en México. Edgar González, titular de ProBeis, asegura que la Confederación Internacional de Béisbol los apoya.

WBSC desconoce trabajo con ProBeis en gestión de quejas en ligas infantiles y juveniles
ProBeis

Uno de los proyectos actuales de ProBeis, la Oficina de Presidencia para el Desarrollo y Promoción del Béisbol, es la gestión de un alud de quejas de “malas prácticas” en ligas infantiles y juveniles alrededor del país. Las demandas versan sobre impedimentos y/o prohibiciones, supuestamente basadas en acuerdos y reglamentos internos, para que niños y jóvenes jueguen en una liga inmediatamente después de haber salido de otra. Los reclamos serán turnados a la Presidencia de la República y la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) para conminar a la Federación Mexicana de Béisbol (Femebe) la resolución de las controversias. Edgar González, titular de ProBeis, asegura que la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC, por sus siglas en ingles) está de su lado y apoya la acción “al 100%”. Sin embargo, el organismo rector del béisbol desconoce cualquier acusación, según ha podido indagar AS.

El de 10 marzo de 2020, la Oficina emitió, a través de la presidencia de la República, un oficio titulado ‘ProBeis trabaja para defender el derecho al deporte de niñas, niños y jóvenes”, en el que invitaba al público a aportar testimonios relacionados con “prácticas informales” en ligas infantiles, juveniles y asociaciones estatales adscritas a la Federación Mexicana de Béisbol. “ProBeis subraya su interés en que las y los involucrados en la toma de decisiones de las ligas infantiles y juveniles de nuestro país actúen siempre con integridad y promuevan el respeto irrestricto por la dignidad de las personas”, cierra el oficio.

En entrevista con AS, Edgar González se refirió al contenido general de las acusaciones que ProBeis ha recibido: “Es absurdo que a un niño se le castigue sin jugar béisbol por un año porque su papá se movió de una ciudad a otra por su trabajo. O porque si decidió que otra liga era mejor para él. No puede ser. Estás prohibiendo que un niño juegue. Aunque el papá se haya peleado con alguien, o haya actuado de mala manera, el niño no tiene la culpa”. Las quejas también incluyen nepotismo y 'favoritismos' y la mayoría (80%) provienen de Baja California. La Liga Petrolera, radicada en la alcaldía Azcapotzalco y sin adhesión a la Asociación de Béisbol Infantil y Juvenil de la Ciudad de México (ABIJCDMX, afiliada a la Femebe), es una de las señaladas.

González considera que la intervención de ProBeis en el conflicto no constituye una injerencia gubernamental, causal que podría acarrear la suspensión de la Federación Mexicana de Béisbol ante la WBSC, de acuerdo a la Carta Olímpica. “De hecho, la Confederación está con nosotros al 100%. Me dijeron que les gustaría tener esa información para que ellos también tomen acciones. Nosotros pasamos los reportes que nos llegan para que las instancias tomen decisiones. La federación internacional está en conjunto con nosotros”, señaló. Los contactos, según ProBeis, sucedieron a principios de año, pero "no fueron nada oficial".

La WBSC, a través de su director de comunicación, Richard Baker, aseguró no tener conocimiento del caso. “La WBSC no es consciente de ninguna acusación sobre niños a los que no se les permita jugar béisbol en México. Con un enfoque hacia la juventud como prioridad, una de las claves de la WBSC es promover el desarrollo de todas las disciplinas de nuestro deporte (béisbol/softbol) alrededor de todos los países y territorios y animar el desarrollo de atributos físicos, valores morales y principios éticos, respeto mutuo y paz mundial a través de la organización de competiciones continentales, regionales, sub-regionales y nacionales”, respondió la Confederación a solicitud de AS. La declaración oficial no confirma en ningún momento una colaboración directa con ProBeis, sino con la Liga Mexicana de Béisbol que, a su vez, ha fortalecido su nexo con la oficina gubernamental a raíz de la asunción de Horacio de la Vega como su presidente.

ProBeis no está constituido como un órgano del Estado mexicano. La Oficina trabaja con el presupuesto de la Secretaría de Educación Pública, de quien dependen los procesos de licitación y la canalización de los recursos a los proyectos de desarrollo del deporte. Por ende, ProBeis no tiene atribuciones legales. “Lo que podemos hacer es pasar la información al presidente y al departamento jurídico de la Conade para que ellos gestionen y tomen cartas con la Federación”, explicó González, quien, desde octubre de 2019, ostenta un cargo oficial en la Secretaría de Educación Pública, para facilitar el flujo del presupuesto público hacia la Oficina.

"ProBeis está metido más allá de lo que les toca"

Antonio Barrera, presidente de la Asociación de Béisbol de la Ciudad de México, adscrita a la Femebe, formula que ProBeis se está extralimitando de sus funciones: “No son un ente representativo del deporte. Para eso está la Conade, el Comité Olímpico, la Confederación Deportiva Mexicana. La Federación ha sido respetuosa con ProBeis (…) Están metidos más allá de lo que les toca”, espetó consultado por AS. Barrera también entiende las circunstancias que han motivado las quejas, pero defiende que ProBeis no es el organismo indicado para canalizarlas: “No resto mérito a que los papás quieran que sus hijos destaquen. La gente está en su derecho de buscarlos y no están obligados a conocer los aspectos legales del deporte. Ellos, lo que quieren, es jugar béisbol”.

Barrera apostilla que ProBeis procede unilateralmente. A sabiendas de los conflictos internos en las ligas y asociaciones juveniles e infantiles, el dirigente de la asociación capitalina desvela que la Oficina de Presidencia no se ha reunido con todos los actores pertinentes para encontrar una solución conjunta a los reclamos. Incluso, denuncia, ProBeis ha excluido de sus mesas de trabajo, al menos, a cinco asociaciones de Femebe, incluida la suya. “Las han dejado fuera de competiciones, invitaciones, de supuestos apoyos (en especie, como bates o uniformes) que ya debieron haber llegado. No permitiríamos ninguna injerencia interna ante organismos internacionales, porque no hay fundamentos. Hay intereses más allá de que los niños jueguen”, confiesa. Una fuente en Femebe defiende que no existe ninguna prohibición a ejercer el derecho al deporte y que las sanciones están fundamentadas en acuerdos tácitos entre los encargados de las ligas y asociaciones.

Edgar González describió su relación con Femebe como "buena, muy cordial" y matizó: "No estamos de acuerdo con ciertos estados (asociaciones), pero con la Federación, en su totalidad, bien". AS buscó la postura de Enrique Mayorga, presidente de la Federación Mexicana de Béisbol, pero no obtuvo respuesta a la solicitud de entrevista.

Respuesta íntegra de WBSC

La WBSC no es consciente de ninguna acusación sobre niños a los que no se les permite jugar béisbol en México. Con un enfoque hacia la juventud como prioridad, una de las claves de la WBSC es promover el desarrollo de todas las disciplinas de nuestro deporte (béisbol/softbol) alrededor de todos los países y territorios y animar el desarrollo de atributos físicos, valores morales y principios éticos, respeto mutuo y paz mundial a través de la organización de competiciones continentales, regionales, sub-regionales y nacionales.

La WBSC ha trabajado muy de cerca a lo largo de los últimos años con la Liga Mexicana de Béisbol y ha encontrado que la organización ha trabajado con el gobierno mexicano y ProBeis, muy proactivos respecto a la participación de mexicanos de todas las edades en el béisbol. Siguiendo a la histórica organización el año pasado del Premier12 Opening Round en Guadalajara, la WBSC está expectante de los eventos próximos a realizarse en México, empezando con el Mundial Sub 23 en septiembre, donde México es campeón defensor.