LBM

Liga de Balompié Mexicano rescata a ex árbitros Liga MX

Fabricio Morales, Roberto Ríos Jácome y Miguel Ángel Ortega serán algunos de los silbantes que piten en la primer campaña de la nueva liga de futbol de nuestro país.

Fabricio Morales, ex árbitro de Liga MX y quien ahora pitará en la Liga de Balompié Mexicano
OSVALDO AGUILAR MEXSPORT

Fabricio Morales, Roberto Ríos Jácome y Miguel Ángel Ortega serán algunos de los silbantes que la Liga de Balompié Mexicano (LBM) “rescatará” tras su paso en Liga MX para formar parte de la plantilla de árbitros con la que arrancará temporada el próximo mes de septiembre.

Con el firme objetivo de revalorizar la figura del nazareno, la Dirección de Arbitraje de la Asociación Nacional de Balompié Mexicano, a cargo de David Sandoval, trabaja desde hace meses reclutando a los silbantes que pitarán en la nueva liga de futbol de nuestro país.

David, quien fue árbitro en Primera División, contará con la ayuda de otro ex silbante de Liga MX, José de Jesús Robles, quien será el encargado de coordinar y capacitar a todos los nazarenos que pitarán en la LBM. Y también contará con la colaboración en su grupo de trabajo del ex asistente FIFA, Francisco Javier Pérez Muñoz, quien coordinará la preparación técnica

En entrevista con As México, Sandoval confirmó que, para la primera temporada, la plantilla arbitral de LBM estará conformada por 25 árbitros centrales y 25 asistentes, entre los que destacan los ex Liga MX, Fabricio Morales, Roberto Ríos Jácome y Miguel Ángel Ortega, además de otros que pitaron en Ascenso MX como Aldo Cano y Sergio Amezcua.

“Los árbitros que tendremos son árbitros retirados, tanto de Primera, Ascenso, Segunda y Tercera. Con todos ellos se está platicando y es una segunda oportunidad, en el caso de Aldo, de Sergio, que fueron árbitros que les dieron esa probadita pero no se desenvolvieron, pensamos en ellos para que tuvieran esa segunda oportunidad y, de paso, nos ayuden a hacer nuevos y buenos árbitros”, comentó Sandoval.

La idea de la Dirección de Arbitraje, según explicó David, es llegar a armar una plantilla de alrededor de 500 silbantes que, en un mediano plazo, puedan atender los partidos de lo que será la Primera, Segunda y Tercera División que compondrá a la LBM. “Se harán visorias para la escuela nacional, para crear nuestros propios árbitros con los valores de la liga”, explicó.

EL SUELDO

Los árbitros para LBM no tendrán un sueldo base, como sí lo tienen los de Liga MX, y cobrarán por partido pitado, además que contarán con otras prestaciones que les dará la Asociación.

El sueldo de los silbantes será de 25 mil pesos por partido

“No habrá sueldo base, se les cubrirá honorarios conforme se les programe partidos, vamos a ir paso a pasito, lo hemos hablado con los directivos y siempre les he expuesto que al árbitro lo deben tratar como ser humano, si tenemos árbitros contentos, se notará en la cancha, así que tendrán seguro de vida, seguro de gastos médicos y seguro de lesiones por parte de la Asociación, es una muy buen aportación”, mencionó.

Y agregó: “platicando con los muchachos, se les dijo que no se les iba a pagar lo mismo (que en Liga MX) por las condiciones que vamos a arrancar, a los chavos les pareció perfecto y, conforme vaya avanzando, igualarnos al sueldo de Liga MX para que sea más competitivo con la finalidad de que sean los árbitros los que ganen”.

Cabe destacar que dentro de la plantilla de árbitros de la LBM habrá varias mujeres, incluso que llegaron a tener gafete internacional, y que, por lo menos al corto plazo, no se tiene contempalda la utilización del VAR.

“Será sin VAR, vamos a empezar con un torneo a dos vueltas, que el arbitro tenga el pleno de la decisión. Cuando platicamos con los directivos, les expusimos ese tema y se hizo conciencia, el árbitro será valorado y que lo vean como un ser humano que también se equivoca, vamos a tomar mucho en cuenta eso de tenerlo arropado, que tome decisiones confiado y seguro”, concluyó.