CHIVAS

¿Qué fue de Gabriel García, delantero de Chivas en los años 90’?

El atacante tuvo una intempestiva aparición en el futbol mexicano al grado que estuvo a nada de convertirse en campeón de goleo cuando iniciaron los torneos cortos.

¿Qué fue de Gabriel García, delantero de Chivas en los años 90’?

Su intempestiva aparición en la Primera División lo puso en el panorama del futbol nacional como una de las mayores promesas de Chivas en los años 90’. Pero tan intensa fue la luz con la que brilló al comienzo de su carrera, que se apagó mucho antes de lo esperado. Gabriel García estuvo muy cerca de ser campeón de goleo en el inicio de los torneos cortos. ¿Qué fue del futbolista rojiblanco?

Hasta hoy, Gabriel García se mantiene como el máximo anotador del Rebaño Sagrado desde que el futbol mexicano disputa dos torneos por año. En el Invierno 1996, marcó 13 anotaciones, incluyendo dos en el inolvidable 5-0 al América, en la cancha del Estadio Jalisco. La cifra, aunque alta, no fue suficiente para coronarse como campeón de goleo, pues el español Carlos Muñoz, del Puebla, terminó la campaña con 14.

Chivas ha tenido tres campeones de goleo en torneos cortos, pero todos con menos anotaciones: Omar Bravo (11), Javier Hernández (10) y Alan Pulido (12). García, que había debutado en 1993, sorprendió a todos en el Invierno 1996. Fue campeón con el Guadalajara seis meses después, pero ya no era titular. Su luz poco a poco se extinguió.

En 1998, ante la poca actividad que le daba Ricardo “Tuca” Ferretti, optó por salir de Chivas. Se fue a Morelia, donde permaneció hasta 2002 y ahí terminó su andar por la Primera División. Tuvo un breve paso por el Cruz Azul Hidalgo y Trotamundos de Tijuana, en la Primera “A” para poner fin a su carrera en el años 2004.

Aunque es originario de Salvatierra, Guanajuato, la ciudad de Salamanca lo recibió hace mucho tiempo. Fue ahí donde fundó en 2004 la escuela de futbol Chivas Salamanca, que hasta el día de hoy dirige. En algún momento también fue invitado a la estructura de fuerzas básicas del Guadalajara, pero su paso fue breve.

El presente de Gabriel García

Hoy, la enseñanza de futbol a niños la combina con otra actividad: es bombero de Pemex, una profesión que se cruzó por su camino. En Salamanca, buscó trabajo hace diez años entre sus amistades. En la refinería que se encuentra en dicha población se le abrió la oportunidad. Ahora, cuando aparece fuego en ese lugar, Gabriel García es una de las personas que salen corriendo para ayudar.

Por las mañanas dirige la escuela de futbol de Chivas en Salamanca. Por las tardes es bombero en la refinería de Pemex. También se le puede ver constantemente en partidos de los veteranos Leyendas del Guadalajara. Gabriel García fue una promesa que no llegó a cumplirse como se esperaba en el balompié. Aunque en la historia, su fantástico Torneo de Invierno 1996 no lo borra nadie.