El coronavirus deja a la LNBP con menos equipos y sin Liga Femenil, por ahora
El coronavirus deja a la LNBP con menos equipos y sin Liga Femenil, por ahora

REPORTAJE - LNBP

El coronavirus deja a la LNBP con menos equipos y sin Liga Femenil, por ahora

La pandemia del COVID-19 tendrá varias consecuencias económicas y logísticas para la LNBP de cara a su próxima temporada. No obstante, la liga tiene un plan de acción.

Los estragos que ha causado la pandemia del COVID-19 en la industria del deporte son sobrecogedores. Torneos suspendidos por tiempo indefinido, competiciones canceladas sin punto de retorno, citas aplazadas hasta finales de año. Hasta los Juegos Olímpicos y la Copa Europea de Naciones, multinacionales convertidas en mega-eventos deportivos, han optado por postergar sus ediciones de 2020 a 2021. La agencia de marketing deportivo Two Circles describe la brutalidad del impacto económico de la crisis sanitaria en el rubro: solo se celebrarán 26,425 eventos deportivos de los 48,803 programados a inicio de año, lo que supondrá una pérdida de 61,000 millones de dólares en ingresos acumulativos generados para los titulares de los derechos de organización.

El tsunami, del que no se salva ninguna entidad deportiva, también ha golpeado a la Liga Nacional de Baloncesto Profesional, que se encuentra en la etapa de planeación de su temporada entrante. El nuevo curso, que corresponde al año del vigésimo aniversario del circuito, estaba planeado para ocupar el último semestre de 2020: el inicio sería en verano y el campeón se consagraría en los primeros compases de diciembre. El coronavirus ha paralizado la maquinaria. La temporada no solo se acortará, sino que contará con una menor plantilla de equipos que la edición anterior (2019-2020); los campeones reinantes, Soles de Mexicali, sufrirán una caída del 40% de sus ingresos; y la Liga Femenil, proyecto que la patronal ha planeado por casi dos años, ya fue cancelada. AS consultó a las voces de mando de la LNBP, que confiesan la gravedad del porrazo, desmenuzan su plan de contingencia, y evalúan las opciones de cara al futuro inmediato.

El coronavirus deja a la LNBP con menos equipos y sin Liga Femenil, por ahora
Ampliar

Los primeros efectos: menos equipos y partidos

La pandemia detendrá en seco el crecimiento exponencial que ha experimentado la LNBP en los años recientes. La temporada 2019-2020 alcanzó a 30 millones de personas, según datos que compartió la liga en la presentación oficial de las finales que enfrentaron a Soles de Mexicali y Fuerza Regia, gracias a sus alianzas con distintos medios de comunicación en diferentes plataformas. Para muestra, un botón: las finales de zona (Soles vs. Aguacateros, Fuerza Regia vs. Mineros) conjuntaron a 800,000 espectadores en diversos soportes, incluido Facebook. En aquella comparecencia, Sergio Ganem reveló que los ingresos de la Liga SiSNova LNBP crecieron 150% durante el curso. El círculo virtuoso, no obstante, llegó a su fin.

“Hay mucha incertidumbre. (La crisis) nos alcanzó terminando la temporada, pero también nos está afectando directamente en la planeación de la próxima. Los equipos tienen más complicado buscar alianzas. Esta contingencia llegó en muy mal momento, en nuestra cresta en cuatro años de desarrollo”, asegura vía telefónica Alonso Izaguirre, comisionado general de la LNBP. “Tenemos que ser muy cuidadosos con el tema de los recursos económicos; los equipos tienen que replantear su estrategia para los próximos años y nosotros debemos buscar herramientas para ayudarles”, abonó. Sergio Ganem, presidente del circuito y de Fuerza Regia, considera que la recuperación económica supondrá un reto: “No podemos pensar que, cuando se acabe la cuarentena, todo va a regresar a la normalidad. Esto va a tomar bastantes meses”.

El coronavirus deja a la LNBP con menos equipos y sin Liga Femenil, por ahora
Ampliar

La primera decisión (obligada) será acortar la temporada. En lugar de que arranque en algún punto entre mediados de julio e inicios de agosto, lo hará, en teoría, hasta septiembre. Por ahora. “Definitivamente no saldremos en julio”, sentencia Izaguirre. “El común denominador de los dueños y presidentes de los equipos es una temporada corta, quizá de tres meses, con todo y playoffs”, confirma Ganem. El diseño de la nueva campaña se conocerá hasta mediado el mes de mayo, cuando la LNBP sostendrá la asamblea de dueños que, originalmente, estaba agendada para abril. Es ahí donde los clubes expondrán sus estados financieros y, con base en ellos, ratificarán o declinarán su participación en la próxima edición. No obstante, las perspectivas del comisionado apuntan bajo. “Siendo optimistas, saldríamos con 12 equipos”, confiesa Izaguirre, lo que implicaría, como mínimo, una reducción de siete competidores respecto a la temporada 2019-2020. Este escenario, matiza el comisionado, es solamente una estimación, pues ninguna institución ha comunicado expresamente sus intenciones. El congreso de mayo, que podría celebrarse vía telemática, brindará certezas. A partir de los acuerdos alcanzados en la junta, la LNBP apurará la publicación del calendario definitivo a inicios de junio. 

Esta contingencia llegó en muy mal momento, en nuestra cresta en cuatro años de desarrollo

Alonso Izaguirre, comisionado general de la LNBP

Uno de los equipos cuya aparición está en duda es Ángeles de Puebla, último clasificado de la Zona Oeste del año anterior, con paupérrima marca de dos victorias y 34 derrotas. Su directiva se ha fragmentado y empleados del equipo revelaron a AS que no han recibido noticias de los altos cargos desde diciembre, cuando finalizó su participación en la temporada regular. Este medio intentó en reiteradas ocasiones ponerse en contacto con Aldo Rodríguez, presidente en activo del club, para que compartiera cuál es la situación real que enfrentan los poblanos; sin embargo, no se obtuvo respuesta. Izaguirre y Ganem aseguran no disponer de información sobre el futuro de la franquicia.

Los equipos que participaron en la temporada 2019-2020 de la LNBP

Los equipos que participaron en la temporada 2019-2020 de la LNBP

Los campeones también sufrirán

Con la victoria frente a Fuerza Regia 77-66 en el séptimo partido de las finales 2019-2020, celebrado en el Auditorio PSF el pasado 19 de febrero, los Soles de Mexicali se coronaron por cuarta ocasión como monarcas de la LNBP. Sin embargo, la crisis no entiende de estatus. El club más laureado del baloncesto mexicano también acusará el golpe. Los ‘Cachanillas’, uno de los presupuestos más altos de la LNBP, tienen varios frentes abiertos. Como la liga aún no define su fecha de arranque, la institución encara dificultades a la hora de negociar los contratos de los jugadores. Hasta ahora, solo cinco mantienen sus acuerdos con el club; sin embargo, la situación podría orillar a la directiva a ajustar las cláusulas de cada contrato en función de las variables por definir: partidos en el calendario, longitud de la temporada y el estado en el que queden las arcas del club. “La intención no es renegociar, pero podríamos llegar a eso si así lo necesitáramos”, avala Mario Flores, gerente general de los fronterizos. La intención de Flores es mantener, al menos, al 80% del róster que alzó el trofeo de campeón.

No podemos pensar que, cuando se acabe la cuarentena, todo va a regresar a la normalidad. Esto va a tomar bastantes meses

Sergio Ganem, presidente de la LNBP

La renovación de Iván Déniz, el coach que ha guiado a los Soles a tres de sus cuatro conquistas, también está en pausa. “Por contrato somos su primera opción, pero no le podemos hacer una oferta por ahora. Las pláticas van muy avanzadas”, reafirma Flores. Sin embargo, el temor del directivo es que la incertidumbre detenga las negociaciones por más tiempo: “Si esperamos a que todo se calme, la planeación deportiva será más tarde y tendremos menos posibilidades de cerrar al equipo que queremos”, apostilla Flores, deseoso de replicar el éxito del año anterior y consolidar la dinastía ‘cachanilla’ en el basquetbol profesional mexicano. El equipo buscaba comenzar la pretemporada, a más tardar, el 15 de julio.

La incapacidad de planificar el área deportiva para la temporada en ciernes proviene de la incertidumbre presupuestaria. “No podemos estimar los recursos que necesitaremos. No sabemos nada. Ni cuántos equipos van a ser. Quiénes serán. Eso va a definir cuánto vamos a invertir en viajes, porque somos, por mucho, el club que más gasta en traslados. Tampoco conocemos las oportunidades que nos vayan a ofrecer nuestros patrocinadores. Este punto es lo más riesgoso”, se sincera Flores. El presupuesto que emplea Soles de Mexicali depende de cada temporada; varía conforme al róster, el calendario, los bonos y acuerdos de marketing. El gasto en nómina deportiva oscila entre 10 y 15 millones de pesos; el presupuesto de operación total durante un año puede ir de 20 a 40 MDP, sin generar utilidad. Los ingresos de los Soles, no obstante, podrían derrumbarse hasta en un 40% en la próxima temporada. La cifra podría ser menor, pero la reducción es inminente, según los cálculos de la directiva. “Como mínimo va a ser un 25%. Quizá arranquemos en ‘negativo’, pero podremos sacarlo adelante con planeación y, a partir de ello, con un equipo sólido y contendiente como siempre”, zanja Flores.

Uno de los salvavidas es la venta de abonos. Es una de las estrategias centrales para captar ingresos ante la crisis. Por un mínimo de $100 (en zona general), el aficionado podrá reservar su lugar en el Auditorio PSF durante la próxima temporada. A partir del 1 de mayo, todos los asientos en el recinto se liberarán, sin excepción. El precio de apartado más caro ($1,000) corresponde a las zonas 'preferente central', 'preferente lateral' y 'preferente tablero'. Según la última actualización, al corte del 24 de abril, el club había logrado vender 225 abonos. En la temporada 2019-2020 la cifra llegó a 860, que corresponde al 18% del aforo del Auditorio; el récord es de 950 y data de hace dos años. Desde hace tres semanas, el equipo habilitó un sistema de citas digitales a través de Skype, Google Hangout y Facetime para que sus seguidores puedan adquirir las membresías a distancia y con atención personalizada. Otra balsa es la tienda digital. lanzada hace dos semanas, que ofrece desde llaveros y bolígrafos hasta chalecos y gorras. “Estamos trabajando desde el primer día que terminó la temporada. Arrancamos con la planeación financiera y eso nos da la tranquilidad de que vamos a participar. Necesitamos del apoyo de aficionados, de empresarios, de la comunidad”, desea Flores.

La Liga Femenil, otra damnificada

Desde 2018 la LNBP sondea el proyecto de iniciar una Liga Femenil. En 2019, los rumores dieron paso a declaraciones ‘on the record’ que auguraban el nacimiento del circuito en un lapso no mayor a dos años. En rueda de prensa en vísperas del Juego de Estrellas de la campaña más reciente, Sergio Ganem oficializó la fundación del campeonato; arrancaría actividades en mayo y supondría un espaldarazo al desarrollo del baloncesto femenino en el país, además de que garantizaría la igualdad salarial. La Liga Femenil LNBP es una víctima más del COVID-19. “Teníamos muy avanzado ese proyecto. Lo vamos a tener que dejar hasta el próximo año. Pensábamos salir con, al menos, ocho equipos en esta temporada”, asevera Izaguirre. Los clubes participantes aún no estaban confirmados, pero Fuerza Regia, Aguacateros de Michoacán, Dorados de Chihuahua, Libertadores de Querétaro y Abejas de León eran algunos de los interesados. Para Soles de Mexicali, el precio del ingreso no era asumible, dada su condición geográfica y las inquietudes financieras: “Queremos esperar a que sea más sólida. Nosotros incrementamos muchísimo el costo de la liga, porque todos los viajes son por avión. Queremos participar para cuando sea viable para todos”, dilucida Flores.

Sergio Ganem se lamenta por la mala suerte que ha corrido el debut de la liga: “No sé por qué las veces que hemos estado a punto de sacar adelante ese proyecto, por algún motivo, se cae o se aplaza. Siempre nos pasa algo”. El comisionado Izaguirre asegura que los clubes no habían avanzado hasta la contratación de las jugadoras. Ganem, no obstante, descubre que hay quienes ya habían asumido “compromisos”, mismos que, sentencia, no suponen ninguna obligación legal: “Es una causa de fuerza mayor. Es imposible hacer una temporada en este momento”. Las autoridades sanitarias no habrían permitido la celebración de los cotejos y los clubes habrían sumado una mayor merma económica.

El plan de emergencia de la LNBP

El desafío que encara la Liga SiSNova LNBP en los próximos tres meses es inconmensurable. El objetivo preponderante es garantizar la solvencia financiera del circuito. En primer atisbo, ya hay un obstáculo. Algunos gobiernos estatales, como Baja California Sur y Coahuila, sopesan utilizar los gimnasios de Soles y Laguneros como unidades médicas para aliviar la saturación del sistema de salud pública a causa del COVID-19. AS pudo indagar que el Auditorio PSF podría correr tal destino si la pandemia se agrava en Mexicali, uno de los 10 municipios con mayor número de contagios en el país. Esto comportaría una variable para considerar en la construcción del calendario. “Hay situaciones que se salen de nuestro control. Vamos a ver quién está en posibilidad de participar. Esto puede cambiar de un momento a otro”, diserta Ganem.

El coronavirus deja a la LNBP con menos equipos y sin Liga Femenil, por ahora
Ampliar

El coronavirus deja a la LNBP con menos equipos y sin Liga Femenil, por ahora

La LNBP no liberará fondos para apoyar económicamente a los clubes que, a día de hoy, continúan adscritos a ella. No obstante, la agrupación anunciará en los próximos días un plan de protección para árbitros, comisarios y demás personal que dependa directamente de la industria. El sustento los favorecerá durante 90 días y todavía no se define si será en especie o en recurso. “Estamos en la última fase de planeación del modelo. Queremos que sea la liga quien proporcione la ayuda directamente, y que no se canalice a través de los equipos, porque va a ser más tardado”, enfatiza Ganem. El capital fluirá gracias a las alianzas estratégicas que la LNBP sostiene con LiNing, Molten y SiSNova, mismas que no corren peligro pese a la crisis: “Son estrategias comerciales que se establecieron a mediano y largo plazo. No se modifican la viabilidad, ni la continuidad. Vamos a tener que ajustar algunas actividades durante el año, pero estamos perfectamente blindados”, se alivia el presidente de la LNBP.

Además, la liga prepara su incursión definitiva a la televisión abierta nacional. “Ya tenemos un par de opciones que estamos negociando. Poner el producto de la LNBP a nivel nacional para la siguiente temporada. Espero anunciarlo este año”, anhela Ganem. Los nombres de las difusoras están protegidos por contratos de confidencialidad. La maniobra multiplicaría el valor de los derechos de transmisión, concepto que no genera ingresos para la liga. Este es el plan de emergencia post-coronavirus. Antes de ello, la LNBP sabrá en mayo quiénes están en condiciones de afrontar la edición de aniversario. “Que participen los equipos que puedan mantener un estándar sin poner en riesgo su patrimonio, porque tampoco se trata de que se les obligue a participar”, finaliza Izaguirre.

Las semanas por venir serán trascendentales para la máxima categoría del baloncesto mexicano.

Datos extra de la LNBP 2020

- Un equipo de la LNBP opera, en promedio, con un presupuesto de entre 15 y 18 millones de pesos
- Los Soles de Mexicali no reciben compensación económica por transmitir sus partidos a nivel local
- El proyecto de un nuevo estadio para Fuerza Regia está detenido

Back to top