BOXEO

JC Chávez: "Si por mi fuera, seguiría drogándome"

El gran campeón mexicano se sinceró sobre sus problemas de adicción en el pasado y aseguró que una vez que consiguió todo lo que soñó, se sintió vacío.

JC Chávez: "Si por mi fuera, seguiría drogándome"
JAVIER RAMIREZ MEXSPORT

Julio César Chávez vivió un infierno por culpa de las drogas. El más grande pugilista en la historia de México tiene un pasado de adicciones que es bien conocido. En una charla con Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), dio detalles de la lucha que vivió y cómo consiguió superar sus demonios.

"Fue un infierno para mí, fue algo muy difícil para mí, fue algo muy triste, muy difícil para mi familia. Hice sufrir a muchísima gente, lastimé a muchísima gente, sentí que me moría. Fue un proceso largo, un proceso muy complicado y muy difícil porque si por mí fuera, yo seguiría drogándome todavía pero afortunadamente gracias a Dios, gracias a esa perseverancia de mi señora Myriam (Escobar) quien tuvo el valor de meterme a una clínica sin mi consentimiento y también de mi hijo Julio pues pude salir adelante", explicó Chávez.

"Nadie daba un peso por mí, nadie creía que podía rehabilitarme, nadie creía que pudiera salir de esta maldita enfermedad, porque es una enfermedad que no solamente arrastra deportistas, arrastra a toda clase social. Todos estamos expuestos a caer en esta maldita adicción que es el alcohol y la droga", agregó el miembro del Salón de la Fama Internacional de Boxeo.

Asimismo, el campeón en tres divisiones diferentes, se sinceró y aseguró que pensó en más de una ocasión en quitarse la vida. Por ello, se siente orgulloso de contar con 11 años completamente limpio.

"Batallé mucho, fueron muchos años drogándome día y noche donde estuve a punto de quitarme la vida, estuve a punto de quitarle la vida a mi hermano, estuve a punto de quitarle la vida a unos amigos. Fue un infierno para mí, la verdad; me estaba quedando en la calle, ya no tenía amigos. "Fue un proceso muy difícil para mí y afortunadamente ya voy para 11 años limpio. Ha sido difícil, complicado para mí pero ya voy para 11 años limpio sin alcohol y sin drogas", confesó.

"Soñaba con ser campeón del mundo, soñaba con tener carros, con tener millones de dólares, yates, avión, mansiones y todo lo tuve a manos llenas y me pasó algo muy curioso porque cuando ya tuve todo eso no me llenó. Sentí un vacío y decía 'Dios mío qué me pasa, por qué me siento así, por qué me siento tan vacío, por qué me siento tan solo si siempre estoy rodeado de muchísima gente'", expresó.