Archie Balardi

Si creen que no hay noticias deportivas, están equivocados

Ciudad de México

Nos cayó la pandemia, un virus que ha vuelto loco al mundo que y ya suspendido la NBA, Roland Garros, el fútbol, pero se les olvido suspender a Rafa Puente Jr. Eso no quiere decir que le deseo algo malo ¡eso nunca! Pero tampoco se lo deseo a la afición del Atlas, estos zorros que ya ganaron, aunque a un Toluca que parecen diablitos de pastorela. Los pupilos de Rafita aprovecharon eso y por fin ganaron. Pareciera que esto del COVID-19 beneficiaría a los rojinegros, que reflexionen y ya destituyan a Rafita Puente.

Que el deporte no se manche por los medios de espectáculos

No podemos permitir que el fútbol y ningún otro deporte deba ser manchado por las revistas o programas de espectáculos. No me imagino que Alvarito Morales este diciéndonos: "Ja ja ja. Te estaré viendo, Mauricio Ochmann. ¡Lárgate del espectáculo! Por ponerle el cuerno a la hija del maestro Derbez". No, señores. José Ramón Fernández no es Pepillo Origel, ni Faitelson es la Vero Gallardo, ni Brailovsky es ‘Fabiruchis’ y menos Carlos Albert es el abuelito de los Muppets (eso no tenía nada que ver, pero tenía muchas ganas de escribirlo). El hecho de que Macias y Vega hayan caído con un ‘paparazzi’ de la revista de los martes, nos hace pensar que, con esto del parón COVID-19, se necesita contenido, pero no de este estilo. Me niego rotundamente a que se mezclen estos dos mundos distintos.

No sólo el coronavirus ha sorprendido al mundo, también lo hizo Tom Brady con su llegada a Tampa Bay. El señor de 42 años firmó por 30 MDD, con un equipo que nadie esperaba. Es como cuando Franco Escamilla sorprendió a propios y extraños y se hizo el mejor comediante del país. Tom Brady es una leyenda del NFL y veremos si puede tener otro anillo con otro equipo, como lo hizo Payton Manning con los Colts y Broncos. Recordemos que Joe Montana y Brett Favre no lo lograron jugando para Kansas City y los Vikings, respectivamente.

Si ustedes creen que no hay noticias deportivas y qué informar, están bien equivocados. Aquí estaremos dando lata. ¡Feliz encierro!