FUTBOL

De ser llamado “mascota” del equipo a seleccionado nacional

Michel Romero sufrió de bullying en el camino para consumar su sueño. Hoy es uno de los elegido para conformar la Selección Mexicana de Talla Baja.

De ser llamado “mascota” del equipo a seleccionado nacional
Ricardo Magallán

“Mira, trajeron a su mascota”, era la burla más común que el veracruzano Michel Romero sufría cuando, en su sueño de ser futbolista, lograba que su técnico en Chivas Morelia le diera algunos minutos de juego.

Michel es una persona de talla de baja, pero eso nunca lo detuvo para buscar cumplir con sus metas aunque el camino estuviera lleno de obstáculos y la burla y crueldad fueran el pan de cada día.

Hace 31 años, el señor Romero, fanático del futbol, decidió que su hijo recién nacido se llamaría Michel en honor a Platini, el francés que justo un año antes (1987) había anunciado su retiro de las canchas.

Así comenzó la relación de Michel y el futbol que hoy ha encontrado clímax con la convocatoria que recibió el veracruzano para integrar la primer selección nacional para personas de talla baja para participar en la Copa América de la especialidad el próximo mes de octubre.

“Siempre he sido fanático del futbol, como mi papá. Sabía que por mi condición (talla baja) iba a ser difícil, pero no me importó. Mi papá me enseñó a pegarle con las dos piernas y eso fue algo de lo que me ayudó para ser elegido ahora para la selección”, relató Michel en entrevista con As México.

Con el apoyo de su familia, Michel no se detuvo y llevó su gusto por el futbol más allá para integrarse en un equipo formal, más allá del barrio. Fue así como llegó a Chivas Morelia, una escuela de futbol afiliada al club michoacano, donde tuvo la suerte de ser dirigido por Félix Madrigal, ex arquero de los llamados Ates y símbolo de la institución.

“La verdad que no fue fácil con el profe Madrigal, me exigía muchísimo, me decía que yo le tenía que poner aún más ganas que los demás para suplir las desventajas que, naturalmente, tenía por mi condición de talla pequeña.

Entrenaba con todo el equipo, pero ya cuando llegaban los partidos, la verdad es que casi no jugaba…ya cuando íbamos ganando por varios goles, entonces sí el entrenador me daba chance de jugar, pero era poco”, explicó.

Fue ahí donde Michel fue víctima del bullying, una acción muy “normalizada” en los códigos del futbol: “En el equipo nadie se burlaba de mí, porque si alguien lo hacía, pobre de él, el profe lo mandaba a jugar con las reservas por dos semanas. Pero las burlas y la discriminación venían de los rivales, decían ‘mira, trajeron a su mascota’”, comentó.

Hoy, con el llamado al Tri para personas de talla baja, Romero siente que el futbol le dio revancha y le permite responder a todas esas burlas que recibió en el camino para consumar su sueño. “A todos esos que se burlaban de mí, les preguntaría que ¿si ya vieron dónde estoy yo y dónde están ellos ahora?”, dijo.

Michel Romero fue uno de los 18 elegidos, el único del estado de Veracruz, tras tres días de visorias para conformar la primer selección nacional para personas de talla baja de nuestro país.
Los seleccionados, de distintos puntos del país, viajarán en próximos días a Toluca, Estado de México, para someterse a exámenes médicos y realizar una etapa de trabajo físico en el Nevado de Toluca. Además, está por confirmarse un juego de preparación ante la selección de Estados Unidos, que se realizaría en Culiacán, Sinaloa, con la finalidad de poner a punto al equipo para la Copa América de la especialidad, que se realizará en Perú y donde participarán 12 representativos.