Liga MX

Así son los exámenes médicos para futbolistas

El caso del brasileño Paulinho Boia y Cruz Azul desnudó el desconocimiento que se tiene de las pruebas que los clubes utilizan para evaluar a los jugadores que pretende contratar.

Así son los exámenes médicos para futbolistas

Hace unos días, Cruz Azul volvió a colocarse en el ojo del huracán al dar marcha atrás a la contratación del brasileño Paulinho Boia después de detectarle una lesión en la rodilla izquierda tras los exámenes médicos de rigor que se aplican a cada futbolista que se busca incorporarse a la plantilla.

La noticia tuvo un fuerte impacto y se utilizó como objeto de burla hacia la institución cementera a la que acusaron de “mal tino” para sus contrataciones. Sin embargo, el caso de Paulinho y Cruz Azul exhibió las dudas que existen en el medio nacional sobre el procedimiento y funcionalidad de los exámenes médicos que se aplican a los futbolistas que buscan contratarse con un equipo de Liga MX.

Si bien cada club tiene su protocolo para este tenor, en lo general, todos se basan en la Evaluación Médica de Pretemporada (PCMA) instaurada por FIFA a nivel mundial. Aquí, un resumen del procedimiento aplicado a los futbolistas previos a una temporada:

CORAZÓN

Se aplica un cuestionario de historial de salud cardiaca que, incluso, incluye antecedentes familiares para detectar cualquier problema cardiaco del futbolista. De igual forma, se hacen análisis de sangre y un test de condición física que es supervisado por el preparador físico del club.

El chequeo es complementado por un electrocardiograma y un monitor de eco.

ESTABILIDAD MÚSCULO-ESQUELÉTICA

Esta etapa del proceso es supervisada por el fisioterapeuta del club con la intención de detectar posibles lesiones y, para ello, el futbolista realiza una rutina de ejercicios, sobre todo de flexión, que incluye sentadillas, abdominales, saltos y arrodillarse.

Se examinan puntos “débiles” como la región lumbar y pélvica, además de zonas de lesiones comunes en futbolistas como isquiotibiales y aductores.

Se evalúan cadera, ingle y muslo, así como rodillas, tobillos y hasta los pies.

PRUEBA ISOCINÉTICA

Va enfocada a los músculos y sus movimientos con la finalidad de obtener una evaluación informática/robótica para obtener y procesar en datos cuantitativos la capacidad muscular y así poder detectar “debilidades” que pudieran derivar en una lesión.

ÍNDICE DE GRASA CORPORAL

A través de tecnología bioeléctrica, el médico mide el tejido magro y grasa de un futbolista. La marca promedio para un jugador profesional es de 10 por ciento de grasa corporal.

VELOCIDAD ERGO-MÉTRICA

En este test, el jugador sube una banda donde se medirá su promedio de velocidad/distancia a fin de evaluar sus reflejos y recuperación. El promedio para un futbolista es de casi 3 segundos por cada 20 metros recorridos.

Además de estas pruebas, los equipos pueden realizar otras como análisis de orina, con la finalidad de hallar enfermedades como la diabetes, o bien, resonancias magnéticas para detectar problemas del sistema nervioso central, del abdomen o lesiones musculoesqueléticas, así como, por supuesto, controles de dopaje.