LUCHA LIBRE

Cuatro ídolos de la lucha libre han fallecido en menos de un año

Además de La Parka, el Perro Aguayo, Silver King y Mr Niebla perdieron la vida para convertirse en leyendas del deporte de las caídas

Cuatro ídolos de la lucha libre han fallecido en menos de un año
ADRIAN MACIAS ADRIAN MACIAS

Los últimos meses han sido complicados para el pancracio mexicano, pues han muerto varios luchadores de élite que dejaron un hueco irreparable en la afición, el último de ellos es La Parka, quien perdió una difícil batalla tras un accidente sufrido en Monterrey en octubre pasado.

El primero de esta serie de decesos lamentables fue el de Silver King, quien durante una lucha el 11 de mayo de 2019 sufrió un derrame cerebral, lo que provocó que poco tiempo después sufriera un ataque al corazón el cual acabó con su vida. El gladiador coahuilense fue enterrado en su natal Torreón donde varios luchadores le dieron el último adiós.

Apenas dos meses después, el 3 de julio, el ídolo de multitudes, Pedro Aguayo Damián, mejor conocido como el Perro Aguayo, falleció en Tala, Jalisco. El Can de Nochistlán falleció a consecuencia de un infarto fulminante, informó la familia por medio de un comunicado horas después.

El 23 de diciembre, el mundo luchístico mexicano se sacudió con la noticia sobre el fallecimiento de Efrén Tiburcio Márquez, mejor conocido como Mr. Niebla apenas a los 46 años de edad, esto tras sufrir una lesión en el codo, misma que le provocó una infección en la sangre que no pudo ser controlada. 'El Rey del Guaguancó' fue despedido en un panteón de la Ciudad de México ante decenas de admiradores.

Ya en 2020, Jesús Alfonso Huerta, mejor conocido como La Parka, falleció debido a un mal renal, todo esto como consecuencia del accidente del que fue víctima en la Arena Coliseo Monterrey el cual lo llevó a perder el habla y la sensibilidad de sus extremidades. A pesar de ser dado de alta a finales de diciembre del 2019, las complicaciones se presentaron la noche del 10 de enero del presente año y un día después perdió la vida.