PREVIA | CAPITANES CDMX VS AGUACATEROS DE MICHOACÁN

Capitanes CDMX y el título de la LNBP: ¿la tercera es la vencida?

El quinteto de Ramón Díaz entra a los playoffs de la LNBP por tercera vez en tres años de historia. Y podría ser la última, pues la franquicia pasará a la G League.

Capitanes CDMX y el título de la LNBP: ¿la tercera es la vencida?
Tomada de: @CapitanesCDMX

Tres años y tres playoffs. No es una mala cosecha en menos de un lustro de vida. Sin embargo, el objetivo primordial de los Capitanes de la Ciudad de México no es dormirse en los laureles. Su buena espina debe traducirse en el ansiado título de la Liga SiSNova LNBP, esquivo desde 2017, que ha recaído en manos de Soles de Mexicali y Fuerza Regia en las últimas versiones. Podría ser la última vez que opten a ello. A partir de septiembre de 2020, los Capitanes emigrarán a la G League de la NBA y su lugar en la LNBP será ocupado por otra franquicia de la Ciudad de México, bajo el amparo de la misma directiva, pero con otro nombre, otra identidad. La despedida por todo lo alto del circuito que han revolucionado con su estrepitosa irrupción sería la estocada final. El final de ensueño, estilo Hollywood, de una breve pero enternecedora marcha.

Capitanes CDMX y el título de la LNBP: ¿la tercera es la vencida?

Los Aguacateros de Michoacán no están dispuestos a fungir como meros obstáculos. La quinteta de Nicolás Casalánguida es, acaso, el equipo con mejor estado de forma de la Zona Oeste de la LNBP, después de su ciclónico cierre de temporada regular (siete victorias en sus últimas nueve presentaciones). La serie, de la que podrás disfrutar de los partidos en los que Capitanes funja como local a través del Facebook de AS México, vaticina paridad y largueza. Que a nadie sorprenda que la semana entrante la eliminatoria siga viva y regrese al Gimnasio Juan de la Barrera. La temporada regular ofrece suficientes argumentos: los cuatro partidos entre Capitanes y Aguacateros resultaron en dos victorias por bando; cada equipo triunfó una vez en patio ajeno. Y solo un cotejo finalizó con más de 10 puntos de diferencia: la noche del 5 de diciembre, cuando los Aguacateros amainaron en la recta una paliza antológica que se dibujaba al final del tercer cuarto.

En la duela, las quintetas se trenzarán en varios frentes: Orlando Méndez perseguirá a Donald Sims hasta el fin del mundo y la guerra Joel James - Jerome Meyinsse tendrá efectos nucleares en las pinturas. En los banquillos, la intensidad de Ramón Díaz y Nicolás Casalánguida, un auténtico sexto hombre (por sus continuas incursiones en el parqué) añadirá color a cada jugada. Y, por supuesto, el rugir de un pletórico Juan de la Barrera vestido de playoffs, de gala, aguardando por su noche especial, tan soñada. "No hay obsesión por el título. Me obsesiona que mi equipo haga las cosas bien", sentenció Ramón Díaz en las vísperas. Pero nadie escapa al sueño. Al contrario que en los años anteriores, Díaz dispone de un plantel saludable para enfrentar el ascenso a la cúspide, con la excepción de Héctor 'Virito' Hernández, doliente de la espalda baja. "Ahora sí podremos ver a los Capitanes que siempre hemos querido", deseó. Justo a tiempo. La tercera, ¿la vencida?