MÁS DEPORTE

José Carlos Herrera, el velocista mexicano de su generación

En entrevista para AS México, el corredor de los 100 y 200 metros aseguró que quiere seguir escribiendo su historia en el atletismo mexicano, donde es el mejor en su disciplina.

José Carlos Herrera, Juegos Olímpicos Río 2016

Participar en unos Juegos Olímpicos es el sueño de cualquier atleta en el mundo, pero formar parte de los mismos en tres ocasiones es el premio perfecto para una carrera llena de éxitos y sacrificios. José Carlos Herrera dijo presente en Río y Londres, pero ahora apunta a Tokio, evento para el que todavía no obtiene su boleto, pero espera lograrlo en los próximos meses.

Para ello, deberá cumplir con los requisitos necesarios y salir de México para competir y clasificar, así lo explicó en entrevista para AS México.

"Hay dos maneras de clasificar, se tiene que dar la marca y además se puede hacer por ranking de puntos, pero si tienes que dar la marca para poder ir. No han dicho las fechas, pero yo creo que va a ser por ahí de mayo o junio como limite para poder dar la marca. El sistema de puntuaje lo acaban de poner este año, entonces está medio confuso porque las mejores competencias son las que te dan más puntos y están en Europa, entonces hay países donde no tienen mucho apoyo para el deporte, es complicado viajar y por eso están las marcas mínimas. Por eso no sé cómo vaya a aplicar a México en ese caso. En años pasados, solamente era dar la marca en cualquier competencia avalada, ya fuera en México, Estados Unidos o Europa", explicó el corredor de 33 años de edad.

Herrera primero tendrá una especie de calentamiento en suelo azteca, antes de emprender el viaje a territorio estadounidense para ganar su lugar en Tokio.

"Estamos pensando primero competir en México, hay competencias en la Ciudad de México y Monterrey, pero esas son más como una practica de entrenamiento. Para poder dar una buena marca se necesita tener una buena competencia y la competencia fuerte está en Estados Unidos, por ahí de marzo o Abril, entonces en esas fechas vamos a ir a buscar competencias por allá. Hay algunas en California, otras en Texas, vamos a ver qué es lo que tenemos que hacer", aseguró el nacido en Monterrey, Nuevo León.

José Carlos Herrera, Juegos Olímpicos Río 2016

Orgulloso de su generación

Herrera sabe que dentro de su disciplina es el único mexicano en alcanzar un escenario tan importante como los Juegos Olímpicos, pero al mismo tiempo, no olvida que muchos otros compatriotas han ayudado a elevar el deporte mexicano en otras pruebas. El mexicano más rápido de la historia no oculta su orgullo por formar parte de una generación llena de éxitos.

"Mi generación ha tenido grandes atletas, por ejemplo Luis Rivera que fue tercer lugar mundial en salto de longitud, también fue campeón universitario mundial. Juan Luis Barrios también, Diego del Real, cuarto lugar olímpico. Ha habido muy buenos exponentes, en cuanto a pista y campo. De fondo estuvo Pablo Solares también, llegó a ir a mundiales, muchos de caminata, los mexicanos que tienen buen récord en caminata", comentó. 

"La generación en la que estoy yo de atletismo no lo dejó abajo, yo creo que se impulsó, se mejoró. En mi caso, lo fui mejorando, hice el récord mexicano, entonces, hemos estado impulsando el deporte cada vez más y las siguientes generaciones van a tener que ponerse las pilas para poder mejorar todavía más el deporte", agregó.

Asimismo, sabe que parte de su legado se ve reflejado en sus dos récords nacionales. El primero con una marca de 10.21 segundos en los 100 metros, con la que igualó a Carlos Villaseñor. La segunda ocurrió en 2016, cuando detuvo el reloj en 20.17 segundo en la prueba de los 200 metros.

"La verdad me da mucho gusto, porque no es fácil correr así de rápido como se ha hecho. Todavía quiero dejar un legado más, que es correr 19 segundos y pues la verdad no quiero descansar hasta que eso suceda. Es algo padre, pero no me siento satisfecho, porque quiero correr esos 19 segundos", expresó Herrera.

Tres procesos olímpicos, un hombre diferente

Herrera recordó la época en la que participó en Londres 2012, la manera en que quedó impresionado por un estadio lleno, ante su inexperiencia a nivel internacional. Ahora, afronta su tercer proceso cómo un atleta lleno de aprendizajes, pero sobre todo, el saber que ha logrado ser un competidor de alto nivel y que no hay razón para sentirse menos que el resto.

"En los primeros Juegos Olímpicos, imagínate que yo no había ido a ningún evento así fuerte y pasar de competencias a las que van bien poquitas personas a llegar a un estadio con más de 80 mil personas, esa parte sí es algo difícil, se tiene que vivir para que no tenga efecto en ti esa sensación", confesó el medallista de bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe del 2014.

"Ahora ya lo he vivido varias veces, ya he estado en competencias en Europa, en ligas diamante, en copas del mundo y eso me ha ayudado mucho a que yo como mexicano, aunque soy el único que ha estado en esos eventos en está generación, no hacerme menos. Es difícil porque no hay una continuidad del mexicano y es romper ese paradigma de que sí se puede. Entonces en mi cabeza ya estoy vacunado por así decirlo. Como quiera me sigo emocionando cada vez que piso una pista", agregó el único velocista mexicano en los últimos dos Juegos Olímpicos.

José Carlos Herrera, Juegos Olímpicos Río 2016

Separado de la Federación Mexicana de Atletismo

A pesar de su éxito dentro del deporte mexicano, Herrera se encuentra alejado de la Federación Mexicana de Atletismo. Desde hace un tiempo, solo realiza la papelería necesaria para formar parte de diferentes competencias, pero no tiene conocimiento de los manejos que se viven dentro de la federación.

De igual manera, el primer velocista mexicano en ganar un hit eliminatorio en Juegos Olímpicos, confesó que se encuentra por su cuenta, ya que no recibe una beca, esto debido a su participación en Exatlón.

"En el sentido de la Federación Mexicana de Atletismo, yo no he tenido contacto con ellos en mucho tiempo, solamente me he dedicado a mandar papelería. Desde que entró el licenciado Alfredo Castillo, la federación, Conade la deslindó del manejo del presupuesto. Desde ese entonces, por lo que yo he sabido, ellos no manejan presupuesto, no sé cómo estén ahorita con Ana. No te puedo decir nada de cómo manejan el dinero, porque a lo que sé yo, ellos nada más hacen cosas administrativas y no hacen pagos de becas", explicó.

"La Conade es la que se encarga de eso y yo tuve que irme a Exatlón en Estados Unidos, entonces, desde que yo entré, ya se me dejó de pagar la beca, por lo mismo de que me separé. Ya estoy por mi lado, no sé cómo este la situación con los demás atletas", agregó

Experiencia en Exatlón

Finalmente, Herrera habló sobre su tiempo en Exatlón, una aventura que vivió con mucho gusto y que considera una experiencia que no se puede dejar pasar. Además, consideró que le benefició mucho en el tema mental, para dejar atrás el estrés que su mente y cuerpo ha sufrido en los últimos años.

"Es una gran experiencia, la verdad es algo que si puedes vivir, vívelo, igual que los Juegos Olímpicos. Es difícil, porque obviamente sí se combina la parte atlética con lo que es un show de televisión y el show tiene varios esquemas de trabajo, entre ellos que la alimentación sea diferente a la que yo estaba acostumbrado, eso fue lo que más sufrí", explicó.

"Fue un descanso activo, me ayudó mucho para relajar mi cuerpo de todo el estrés que había tenido por varios años con el atletismo. Ahorita estoy en el proceso de readaptación al ejercicio, pero sí me ayudó mucho en la parte mental. Es importante que sí tengas ese descanso", finalizó Herrera.