NBA en México

San Antonio resiste hasta el final para robarse triunfo en México

En un juego de locura, Patty Mills se convirtió en el héroe de los Spurs en el tiempo extra.

San Antonio resiste hasta el final para robarse triunfo en México
CARLOS PEREZ GALLARDO REUTERS

Los NBA México Games llegaron a su fin con triunfo de San Antonio. La quinteta se quedó con el segundo juego en suelo azteca por marcador de 109-106 sobre los Phoenix Suns. El partido se definió en tiempo extra, con el tiro ganador de Patty Mills, a pesar de una noche mágica de Ricky Rubio ante más de 20 mil personas en la Arena CDMX.

El primer cuarto estuvo marcado por la intensidad que mostraron los dos equipos en el costado defensivo. La pintura quedó sellada de tal modo que LaMarcus Aldridge y Aaron Baynes se quedaron secos, el primero sin puntos y el segundo con apenas un par de unidades.

Sin embargo, la quinteta texana encontró su ofensiva en DeMar DeRozan y Patty Mills con seis y ocho puntos respectivamente. Por su parte, Dario Saric mantuvo en el juego a los Suns con seis unidades, para finalizar con un marcador de 28-18 en favor de los Spurs, tras los primeros 12 minutos.

El segundo cuarto tuvo en Ricky Rubio a su gran protagonista. El español hizo un poco de todos, desde triples, hasta asistencias, robos y alguna jugada de fantasía. El MVP de la mas reciente Copa del Mundo se fue al descanso con una línea estadística de 12 puntos, cuatro asistencias y un balón robado, para liderar la remontada de Phoenix.

Rubio no se detuvo y retomó las cosas justo dónde las había dejado. El español ya era el dueño de la duela en el tercer cuarto y el mayor beneficiado con la situación fue Frank Kaminsky, quien sumó 16 unidades con los pases de Ricky.

Con el encuentro todavía en el aire, la intensidad aumentó en el último periodo. Spurs golpeó primero y obligó a Monty Williams a pedir tiempo tras tan solo dos minutos. La quinteta de San Antonio consiguió adelantarse en el marcador, pero una vez más, Rubio, ahora con el apoyo de Saric y Baynes, mantuvo el juego al alcance de los Suns.

Sin embargo, el partido todavía aguardaba a su último héroe. Patty Mills, sin temor, con la sangre fría, terminó lo que había iniciado Aldridge en el comienzo del cuarto. Dos tiros letales y Phoenix parecía quedarse sin esperanzas. Con 16 segundos para salvar el partido, Ricky Rubio entró a la pintura amenazó con el tiro, encontró en la esquina a Kelly Oubre Jr y un instante más tarde, la afición celebraba la canasta que representaba la presencia del tiempo extra.

El tiempo extra no decepcionó y dejó todo para el último minuto. Primero, Rubio se encontró frente a Aldridge, sin dudar un segundo, utilizó el paso en retirada para el triple. Después, con la pelota en sus manos, DeRozan atacó el aro, recibió la falta y de forma casi milagrosa, consiguió el enceste, pero como si hiciera falta más drama, el escolta falló en la línea de libres, para mantener así todo igualado.

Mills, con el dolor de no haber quedado como el héroe en el último periodo, pidió la pelota con tres segundos, flotó, soltó y puso punto final a un partido histórico en México.