CRUZ AZUL

Carlos Hermosillo: "Ángel Comizzo es un desquiciado”

A 22 años del último título de Cruz Azul, el Grandote de Cerro Azul afirma que el exportero de León no ha quero reencontrarse con él tras la patada que le dio en aquella final

Hoy se cumplen 22 años de la última conquista de un título por parte de Cruz Azul, demasiado tiempo para un equipo que sigue estirando la etiqueta de “grande” que el futbol mexicano le adjudica más por rutina que por méritos, claro está.

En el imaginario colectivo, sin temor a dudas, y sin importar si eres o no aficionado de Cruz Azul, seguro que la imagen que te remite a aquella final del Invierno 97, en el estadio Nou Camp de León, es, más que la de los celestes levantando la copa, la de Carlos Hermosillo con el rostro ensangrentado por la patada que minutos antes le dio el portero Ángel Comizzo anotando desde el manchón penal el gol del campeonato.

Tal vez te puede interesar: ¿Qué fue de los campeones de Cruz Azul en el Invierno 97?

A más de dos décadas de distancia, Carlos Hermosillo, hoy convertido en comentarista deportivo de la cadena Telemundo, se abrió en entrevista con As México para hablar de Comizzo, su agresor aquella tarde del 7 de diciembre de 1997.

“(Ángel) Comizzo es un loco, un desquiciado, hemos intentado hacer algo con él, una entrevista, reencontrarnos, algo, y no ha aceptado, cuando el que se supone que debería estar ofendido soy yo”, señaló.

Carlos reveló que, en distintas ocasiones, ha buscado tener un encuentro con Comizzo, incluso auxiliado por varios de sus compañeros, aunque siempre con los mismo resultados: la negativa del argentino.

Carlos Hermosillo:

Comizzo es un loco, un desquiciado, hemos intentado hacer algo con él, una entrevista, reencontrarnos, algo, y no ha aceptado

CarlosHermosillo

“Un compañero de aquí, de Telemundo, me ayudó porque él (Comizzo) estaba dirigiendo en Perú, ya lo cesaron, pero ahí estaba, y no aceptó. Yo le estoy agradecido, de verdad, él nos dio el título, un error suyo nos hizo campeones y le agradezco, pero es un desquiciado”, aseguró.

Nada cambiará en La Noria

Hermosillo es poco optimista respecto a su pronóstico para el fin de la sequía de títulos para la Máquina celeste: “es demasiado tiempo ya (sin título), y seguirá pasando más. Es como un sueño, despierto, y sigue escuchando lo mismo, siempre lo mismo. Dicen que se ha llegado a finales, ¿y de qué sirve si no se ganan?, hay que dar ese paso, ¿quién se acuerda de os segundos?”.

Como ya es costumbre, el ex atacante cementero dirigió sus baterías hacia el presidente del equipo, Guillermo Álvarez Cuevas.

“Me da mucha tristeza, coraje de ver que no pasa nasa y que Billy (Álvarez) sigue con su discurso de buena gente, está bien, pero necesitamos hechos, esto es de resultados. Es increíble que la institución tan grande e importante que construyó su padre no la respete”, dijo.

Y concluyó: “lo que acabo de ver es increíble: declarar que primero van a armar un equipo y después a designar al director deportivo…no quieren un director deportivo, quieren un títere, pobre del que llegue”.