La Liguilla en el banquillo

Ciudad de México

Está lista la Liguilla del Apertura 2019. Santos y León han hecho un buen torneo y el cruce de Tigres y América empieza a parecer un clásico que, seguramente, dará mucho de que hablar. Quitando un par de destellos, en realidad la Liguilla se ha vuelto tan aburrida como el torneo regular. Creo que les quedan pocos argumentos a los defensores de los torneos cortos y de la “fiesta grande” del fútbol mexicano.

Este año lo que me parece más interesante son los duelos desde los banquillos. Estarán técnicos con experiencia, con capacidad, mucha personalidad y ganadores que conocen bien el fútbol mexicano y son especialistas en esta instancia de matar o morir. Santos ha sido el equipo más regular en todo el torneo, salvo el regreso de una fecha FIFA en el que le costó retomar nivel. Han sido los más consistentes y merecidamente terminaron como líderes. Ahora, tendrán que enfrentar a Monterrey, un equipo que parecía perdido, que aprovechó lo que le quedaba de la campaña para hacer cambios y pensar en el próximo torneo. Contrataron a Antonio Mohamed, quien logró rescatar a una de las mejores plantillas para colocarlos a la Liguilla; los Rayados son el equipo que mejor cerró el torneo y eso siempre da ventaja en este sistema de Liguilla.

'El Turco' ha dirigido en nuestro país desde 2003 y ha estado al frente de nueve equipos, con los que ha logrado dos títulos de liga y dos subcampeonatos. También ostenta buenos resultados en Argentina, donde ganó la Copa Sudamericana con Independiente en 2010. Es un técnico que propone un fútbol ordenado, táctico y práctico. No le es tan importante la posesión de la pelota como el esfuerzo para recuperarla y usarla para atacar.

En el duelo Necaxa vs. Querétaro se enfrentan 'Memo' Vazquez y Víctor Manuel Vucetich. Vazquez hizo campeones a Pumas en el Clausura 2011 y terminó con la sequía de títulos de Cruz Azul, al levantar la Copa MX en 2013. Vucetich es el 'Rey Midas', tiene un palmarés espectacular y los números lo respaldan. Ha disputado 16 finales y solo ha perdido dos. Es un técnico que está hecho para los partidos de muerte súbita. Víctor Manuel es un hombre reservado, da instrucciones, pero es casi imposible que entre en polémica con los árbitros. Sabe manejar su vestidor, impone y que tiene autoridad. Nunca pierde la cabeza y es sumamente ecuánime.

En contraste al enfrentamiento Memo-Vuce, el duelo de personalidades que me parece más atractivo es que encarará a Miguel Herrera y Ricardo Ferretti. Dos hombres apasionados, con hambre, con mucho carácter. Polémicos y triunfadores. Ambos, con mucha experiencia en el fútbol mexicano, tanto como jugadores como técnicos. 'El Tuca' tiene al mejor equipo de la Liga MX. A Tigres hay que eliminarlo en el torneo regular o estás perdido. Viven de la adrenalina de partidos de eliminación directa. Cuentan con Gignac, que es el mejor delantero del campeonato, capaz de resolver un partido en un minuto.

A Ricardo le gusta la posesión de balón y, a partir de ella, ir hacia adelante. Incluso ha llegado a declarar que Pep Guardiola imitó su estilo de juego. Los gestos, instrucciones y pasión del 'Tuca' serán, sin duda, protagonistas durante la Liguilla. Aunque 'El Piojo' le representará una dura competencia. Miguel festeja como desaforado, grita, protesta, declara, polemiza, sale expulsado, se pelea con la prensa. Nunca se queda callado. En lo futbolístico, también se desborda, privilegia proponer los partidos y la vocación ofensiva, aunque le cuesta cambiar su estrategia inicial si algo no marcha bien durante el encuentro.

El sistema de la Liguilla beneficia a técnicos agresivos y ganadores, no necesariamente a buenos gestores que debuten jóvenes o que se caractericen por tener un plan a largo plazo, poder desarrollarlo y administrar bien a sus equipos. Éstos saben armar un buen espectáculo y manejar la presión al borde de la eliminación. Por eso los partidos que más vale la pena ver son los de vuelta. Creo que lo mejor de la Liguilla está en el banquillo.