FEDERE EN MÉXICO

Federer y Zverev, listos para romper récord en la Plaza México

En conferencia de prensa, el suizo confesó su alegría por regresar a suelo mexicano, ahora como jugador profesional.

Federer y Zverev, listos para romper récord en la Plaza México
Osvaldo Aguilar MEXSPORT

El día ha llegado y Roger Federer, junto a Alexander Zverev, están listos para la fiesta del tenis en la Plaza de Toros. En conferencia de prensa, previo a su partido de exhibición en suelo mexicano, Federer declaró que se encontraba ansioso por regresar a México, mientras Zverev confesó que no dudó ni un segundo cuando recibió la invitación del suizo para acompañarlo en suelo azteca.

En una charla de unos 20-30 minutos, Federer y Zverev se mostraron de gran humor y provocaron las risas de todos los presentes en más de una ocasión. Los dos tenistas expresaron su gusto participar en un juego tan grande, con más de 40 mil personas, cifra que romperá récord y que será algo nuevo para ambas, a pesar de su experiencia en los mejores estadios del mundo.

Por su parte, Federer espera conocer la Ciudad de México en su viaje por helicóptero, pero más que nada, desea conocer a los aficionados y ver que tanto ha cambiado desde su última visita en 1996. En lo que se refiere a su compañero de cancha, el alemán explicó que ha disfrutado de gran manera su tour por Sudamérica y espera encontrar en la Plaza de Toros, una noche muy especial.

Zverev prepara una sorpresa para la afición mexicana

Al ser cuestionado sobre sus zapatos especiales en su juego en suelo argentino y la posibilidad de realizar algo similar en México, el top 5 del mundo confirmó que tiene una sorpresa preparada. Federer adelantó que ya vio los zapatos para la velada y afirmó que son algo especial.

El alemán agregó que no solo serán los zapatos, pero no quiso revelar mucho más, ya que realmente quiere sorprender a todos los presentes en la Plaza de Toros.

Federer no jugará en Acapulco, pero podría volver para otra exhibición

El exnúmero del mundo fue cuestionado sobre una posible participación en el Abierto de Acapulco y aunque aceptó que es algo que le gustaría mucho, también fue sincero y explicó que el torneo ocurre en una semana muy complicada de su calendario. El jugar en Dubái, donde su familia siempre va y se queda y asimismo, un campeonato al que ha asistido por más de una década, hace que Acapulco sea un sueño muy difícil de realizar.

Sin embargo, el suizo dejó abierta la puerta para un nuevo regreso en un partido como el de esta noche, algo que le daría mucha alegría.