Hablemos...

Ciudad de México

Hola. Soy Marina Ortiz, y por más que intento, no recuerdo cuándo me empezaron a gustar los deportes. Siempre han sido parte de mi vida, una muy importante. Un ámbito en el que destacaba y que podía compartir con mis hermanos.

Para mí, el deporte es lección de vida. Atletas han sido mis grandes héroes y mi mayor fuente de inspiración. La vida de un atleta es muy complicada. He tenido la suerte de vivir muy cerca de ellos y de compartir ese camino que no siempre termina en el éxito.

El deporte promueve y se sustenta en los valores más humanos como el sacrificio, la entrega, el trabajo en equipo, la superación y la tolerancia a la frustración. Cuánto podemos aprender del deporte.

Soy una persona de retos. Y con la experiencia de ver desfilar a mi hermano en el estadio en la inauguración de los Panamericanos de Guadalajara 2011, decidí que iba a dedicar mi vida a transmitir y comunicar los sentimientos y las emociones del deporte. Aquello que mueve las fibras más sensibles, que divide a los rivales, pero que a todos nos unen como aficionados.

He tenido la fortuna de cubrir eventos en vivo. De ser testigo de la concentración y el miedo que puede sentir un atleta antes de salir a un estadio que ruge esperando terminar aclamándolo.

He sido de las afortunadas de ver en vivo a Cristiano y a Messi. Viví el último partido de Xavi en el Camp Nou. Una final de Copa del Rey contra el Athletic de Bilbao que se llevaron los blaugranas con doblete de Messi; un gol de ensueño: 'La Pulga' agarró el balón pasada la media cancha, se llevó a cinco leones y terminó rematándola en el ángulo; con ese gol optó al Puskas. Lo viví a 20 metros de la portería. Al terminar el partido el estadio aplaudió y lloró a Xavi, celebraban un título más, el último con su columna vertebral, y yo me llevaré esa anécdota a la tumba.

He visto a atletas lesionarse y emocionarse. Fracasar y triunfar. La tristeza y la alegría en su modo más profundo. Nada condensa mejor el espíritu humano que ver a personas sumamente capaces en su campo, al límite de sus capacidades y, a veces, al borde del desastre.

El deporte nos enseña que, como en la vida, realmente contra quien competimos es contra nuestro 'yo' de ayer.

A partir de hoy, y todos los miércoles, tendremos este espacio para que juntos analicemos y profundicemos en el deporte y todo lo que lo rodea. Me gusta la crítica, me gusta la investigación, el debate y los buenos argumentos. Nada como una buena discusión.

Este espacio es tuyo. Es una ventana para todos a los que nos gusta y vivimos intensamente el deporte. ¡Bienvenido! Hablemos....