CHIVAS

Tomás Boy ve presionados a los árbitros por el VAR

En conferencia de prensa, el estratega de Chivas señaló que cuando los silbantes entiendan que el VAR es una ayuda, estarán más tranquilos en el terreno de juego.

Guadalajara (México)
Tomás Boy ve presionados a los árbitros por el VAR
David Leah MEXSPORT

El árbitro ha perdido protagonismo en el terreno de juego. No todas las decisiones son ahora suyas. Por eso, el técnico de Chivas, Tomás Boy, asegura que ve presionados a los silbantes desde la aparición del VAR. El sábado pasado, dicha herramienta destacó en el partido entre el Guadalajara y León, al ser consultada en cuatro ocasiones, tres de ellas que incidieron en el marcador.

“De verdad siento que el árbitro está muy presionado con esta situación del VAR y que ya no dirige. Hay una jugada que se marca (contra León), pero el abanderado no marcó, él tampoco y alguien le dijo márcala. Ya da la impresión que no toma todas las decision. Siento que el árbitro está presionado, no lo sé. Creo que en la medida que los árbitros entiendan que esta es una ayuda para ellos, podrán dirigir más tranquilos. A muchos se ve que no les gusta, se acaba de retirar uno que no le gustaba”, explica.

Esto pasa y la presión ha hecho mella de algunos. Se habló tanto de que esta herramienta había ayudado a las Chivas, que este partido se presenta de una forma muy chistosa, atípica. Cuatro decisiones y hubo otra que no la pusieron, está difícil para ellos. No me meto en esa parte, trato de que mis jugadores olviden esa situación. Solamente me quedé con la circunstancia de que la mano de Mosquera fue tan mano, porque iba directa al arco, como la de Molina y la decisión no me favoreció. El árbitro tomo su decisión”, añade el técnico de Chivas.

Asegura que, pese a la presión que ve, las decisiones tomadas por el VAR en el Chivas-León han sido correctas. “Debe ser duro para un arbitro ir cuatro o cinco veces en un partido. Sí creo qué hay cierta presión en el arbitraje por esta herramienta y esto tiene que regularizarse para que cumpla su cometido, que es ayudar. De todas maneras las jugadas fueron bien sancionadas, porque en el caso de Van Rankin, sin querer al otro chico le pega con su rodilla derecha y se trompica. No lo quiere cometer Van Rankin, pero es penal”, detalla.

“El caso de la mano de Molina es penal. El empujón a Pulido es penal. Para mí, el árbitro se siente tan presionado que no está conforme con su decisión. La de Pulido no la marca, en el cuarto gol de ellos, marcan offside. Todo el tiempo es esa parte, qué bueno que el VAR ayudó a tomar las decisiones correctas, pero sí siento que esto le está costando trabajo a los árbitros, con todo respeto a su profesión. Es importante que hay muchos ojos alrededor”, sentencia Tomás Boy.

Penales provocados

Por otra parte, Tomás Boy defiende a su equipo. En semanas recientes se ha señalado a Chivas por la marcación de cinco penales a favor, en cinco partidos del Torneo Apertura 2019. El entrenador asegura que todas esas decisiones arbitrales han sido provocadas por el estilo de juego que tiene el Guadalajara.

“También han marcado en contra, eh. Las grandes combinaciones del equipo han provocado esto, todas son grandes jugadas. El primero que nos marcan (contra Tigres) es una gran jugada de Pulido, entra al área va meter el gol, penal. Las otras también han sido grandes jugadas: otra de Pulido, la de Vega. Quizá la única que podría discutirse es la patada que le tiran en la cara a Briseño (contra Atlético de San Luis), una jugada que nadie pensó que iba a ser marcada a favor nuestro. Es clarísima la patada en la cara y se marcó. En general, pienso que se debe al buen juego del equipo, una forma de ataque que lo ha provocado”, concluye.