presentado por
Competición
  • Bundesliga
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Portuguesa
Campeonato Brasileño Serie A

LIGA MX

Según Bonilla, Veracruz está en proceso de liquidar adeudos

El presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, informó que el club presidido por Fidel Kuri intenta normalizar su situación económica.

Según Bonilla, Veracruz está en proceso de liquidar adeudos
Javier Ramirez MEXSPORT

Los Tiburones Rojos de Veracruz han ocupado las primeras planas de la prensa deportiva en los últimos meses por los adeudos que mantiene con sus futbolistas u otros clubes por salarios o transferencias. De hecho, la Liga MX sancionó al club con la resta de seis puntos, incluidos los únicos cuatro recaudados en el Clausura 2019, y dos correspondientes al Clausura 2018. Sin embargo, el equipo que preside Fidel Kuri Grajales, exdiputado federal por el PRI, actualmente está en proceso de saldar los impagos, aseguró Enrique Bonilla, presidente de la Liga.

"Existe el procedimiento de controversias, tanto internacionales como nacionales. Hasta el momento se están cumpliendo los formatos y las formas establecidas. Los vencimientos que tenga a nivel nacional se cubrirán conforme los plazos establecidos, tanto en la controversia como en reglamento. En el caso de controversias internacionales se siguen cubriendo estos adeudos", aseveró Bonilla frente a los medios de comunicación reunidos en el hotel donde se celebra la Reunión Anual del Fútbol Mexicano, en Cancún, Quintana Roo.

El dirigente de la Primera División también sentenció que su administración se apegará al reglamento si un caso de adeudos vuelve a repetirse: "Si este club o cualquier otro no cumpliera con los plazos, tendríamos que aplicar, en el caso de las controversias nacionales, el reglamento, y actuar en consecuencia", advirtió.

Para mantener su plaza en la Primera División, Veracruz debió pagar 120 millones de pesos después de descender deportivamente al finalizar la temporada 2018-2019 de la Liga MX. Mientras tanto, Kuri Grajales ha encarado numerosas sanciones por sus continuos desafíos a la administración de Bonilla como al reglamento de competencia, como realizar proselitismo político en su calidad de afiliado a la Liga, o burlar la prohibición de acceder a los estadios después de violentar al anterior presidente de la Comisión de Árbitros, Edgardo Codesal.