Veracruz

¿Qué sigue para Veracruz con el descenso en la bolsa?

Los Tiburones tendrán que pagar una multa de 120 millones de pesos si quieren seguir en el máximo circuito

Ciudad de México
¿Qué sigue para Veracruz con el descenso en la bolsa?

Los Tiburones Rojos del Veracruz están condenados sin miramientos a la quema del descenso, pues su paupérrimo juego en el Clausura 2019 los llevó a perder la categoría, sin embargo no todo esta perdido para los Escualos, pues podrían permanecer en el máximo circuito para beneplácito de sus aficionados.

Aunque deportivamente el conjunto dirigido por Robert Dante Siboldi está descendido, el reglamento de la Liga MX le da la oportunidad de estar nuevamente en la Primera División sin jugar un solo partido en la categoría de plata del balompié mexicano, pues el conjunto del Puerto tendría que pagar una multa de 120 millones de pesos.

A diferencia del año pasado, cuando Lobos BUAP desdendió y tuvo que esperar a que un equipo de Ascenso no certificado ganara la final, en esta ocasión las cosas cambiaron, pues los Tiburones no tendrán que estar en ascuas para ver si Atlante, Correcaminos, Celaya, Tapachula o Potros UAEM sean monarcas, pues ellos no tienen la autorización para subir debido a la capacidad de su estadio.

¿Qué sigue para Veracruz con el descenso en la bolsa?¿Qué sigue para Veracruz con el descenso en la bolsa?

El reglamento de competencia señala claramente de que en caso que el descendido pague la cantidad antes mencionada y los equipos del Ascenso certificados como son Atlético San Luis, Zacatecas, Dorados, Leones Negros, Zacatepec, Oaxaca, Tampico-Madero, Juárez y Cimarrones consigan ser campeones y logren subir, la competencia sería con 19 clubes.

Los Tiburones deberán 'sacar' la alcancía la cual ha ido aumentando pues tienen los bonos por participación en la Copa del Mundo de Rusia 2018 para sus jugadores, más las ventas de Pedro Gallese y posiblemente de los elementos de los que se puedan deshaces en el próximo mercado de fichajes, como los son Sebastián Jurado y Cristian Menéndez, futbolistas por los que varios clubes podrían pagar varios millones de dólares.