MÁS DEPORTE

Tatiana Vertiz, el deporte como fórmula para cambiar a México

Tatiana Vertiz, el deporte como fórmula para cambiar a México

Tatiana Vertiz lleva toda su vida ligada al deporte. Retirada del profesionalismo, cuenta a AS su historia e iniciativas para hacer generar un cambio en México.

Tatiana Vertiz es una mexicana que desde pequeña ha estado ligada al deporte. Creció en Estados Unidos y sus padres siempre le inculcaron el deporte como estilo de vida. Practicó tenis hasta los 16 años y después descubrió el triatlón Ironman, competencia que la marcaría hasta la actualidad. En entrevista con AS, Tatiana platica su historia y los objetivos que tiene marcados para cambiar a México mientras estudia la maestría en deporte en la ESIC Business & Marketing School de Madrid. Aún puede presumir de ser la triatleta de larga distancia mas destacada de nuestro país, su récord en el Mundial es de 10 horas y un minuto.

"El triatlón es más de que el esfuerzo que le metas es lo que vas a recibir, eso me encantó, de ahí me comprometí a hacer un Ironman y todos pensaban que estaba loca, es un logro que te tardas muchos años en triatlones pequeños. En 2007, durante mi primer medio Ironman, califiqué para el Mundial. Me fue bien, quedé en cuarto lugar, logré un podio y de ahí nadie me frenó”.

En 2010, a los 22 años de edad, Tatiana Vertiz ganó el premio del deporte de la Ciudad de México tras ganar su categoría en el Mundial de Ironman. Un año antes, el Ironman de Kona, una de las pruebas más complicadas, la había puesto en el mapa. A pesar del éxito que tenía, Tatiana no obtuvo más que palabras amistosas por parte de las autoridades en México, situación que no la detuvo para perseguir sus sueños. 

“Tuve acercamientos con personas de la Federación Mexicana de Triatlón pero más en tema de que mostraron apoyo amistoso porque el Iron Man no es un deporte olímpico, yo no iba hacia la trayectoria de los Juegos Olímpicos, entonces creo que estaban contentos de tener una presencia mexicana pero era un acercamiento amistoso, no en tema de ayudar a desarrollar mi carrera o para conseguir patrocinios. Era difícil porque Ironman no era lo hoy es en México, estaba en pañales, el Iron Man de Cozumel apenas estaba surgiendo. Yo todavía radicaba en San Diego, entonces aunque representaba a México, no tenía esa cercanía con mi país que tal vez hubiera vinculado más apoyo”.

Tatiana Vertiz en competencia.

La lesión que cambió todo

En 2008, antes lograr el éxito, Tatiana se lesionó fuertemente durante un entrenamiento, el problema fue que los doctores no la diagnosticaron bien y por tanto no pudo tener la rehabilitación indicada, hecho que a la larga la afectó. Una vez que las consecuencias de la lesión aparecieron, Tatiana no se desanimó, en su lugar optó por seguir adelante para tratar de cambiar a su país. 

En 2008, antes de todo este éxito, todavía vivía en Dallas y me fui a andar en bicicleta a un lago que se llama White Rock Lake, es como Chapultepec en México, todo mundo entrena ahí, está lleno de equipos de maratonistas. La verdad fue una tontería mía porque sabía que había mucha gente, tomé mi bici y me puse a hacer intervalos, entonces le grité a un corredor que le llegaba por su izquierda, él se cruzó a ese lado y entonces se dio un accidente total. Me fracturé en la vértebra y me rompí la clavícula. No me lo diagnosticaron bien, como era tan pequeño sólo se veía un moretón. Cuando soldó mi clavícula yo seguí compitiendo y no hice la terapia adecuada como si me hubieran observado. Entonces, a lo largo de nueve o diez Ironmans, se fue desviando la vértebra hasta que se resbaló a lo que le llaman grado uno".

"Aprendí a manejar el dolor pero fue como una plática conmigo misma, a los 40, 50 o 60 años no quería no poder salir con amigos a correr o hacer una escalada en una montaña por forzar mi cuerpo cuando ya está lesionado, eran demasiadas terapias y costo para seguir neceando. Me hizo reflejar la identidad que me había establecido como atleta, todo lo que te pasa bueno o malo te da la oportunidad de reinventarte y ahora tenía la oportunidad de volver a mi país y aportar todo lo que la vida me había dado como deportista"

Tatiana Vertiz en competencia.

La estrategia para cambiar a México

Actualmente, a sus 31 años, Tatiana Vertiz estudia una maestría en la ESIC Business & Marketing School de Madrid y tiene como objetivo implementar en México un modelo deportivo parecido al de España para que los atletas ganen en desarrollo de carrera y personal. Además, sabe que hay terrenos que puede explotar como el turismo, como ejemplo está el Maratón de la Ciudad de México.

Mi objetivo para México y las razones por las que estoy aquí es devolver un poco de lo que el deporte me ha dado. Llegué a un momento en mi vida donde ya tengo el criterio y el conocimiento de los os lados, desde dentro y fuera de las gradas, para poder gestionar el deporte y ayudar a México. Creo que sí podría ser una pieza importante para el fomento deportivo mexicano, llevando las prácticas de otro países y adaptándolas a nuestra cultura”. 

Una de las ideas es un modelo híbrido donde el deporte es capaz de generar recursos públicos y privados. Es como un ciclo vicioso en lo bueno, entre más recursos haya, más resultados habrá, y cuando hay muchos resultados se genera más visibilidad para los deportistas que las marcas patrocinadoras quieran usar. Otra cosa que he observado es que las deducciones fiscales en España impulsan a cualquier persona a invertir en el deporte y así contribuyen al mejoramiento social y de sus atletas de élite, hay programas para todo tamaño de empresas. México por su situación geográfica es perfecto para competencias internacionales y de todo tipo, además de nuestros recursos, comida, etcétera, tenemos varios lugares para entrenamientos de altura. Creo que la clave es que las empresas y el gobierno en conjunto impulsen y apoyen grandes proyectos deportivos”. 

España sería nuestro primer modelo a seguir, sería vital tener un organismo como el que tienen aquí, que es el Consejo Superior de Deportes que está en Madrid, ellos se encargan de la promoción, planeación y el desarrollo de toda actividad y las relaciones entre el Comité Olímpico y el gobierno español. Otra es el Plan ADO, que es la asociación de deportes olímpicos, esa es para potencializar el talento que ya existe, que los atletas no vean el tema de patrocinios como un obstáculo, que puedan dejar de preocuparse del dinero para enfocarse en su éxito, creo que en México necesitamos una cultura que fomente eso, ya estamos marcando ese camino y hay que seguirle. También, esencialmente, se deben optimizar los recursos gubernamentales para los atletas, tanto para su entrenamiento como su desarrollo personal. Estudiando en ESIC me da la idea de estudiar lo que han hecho el deporte español, tienen más de 200 millones de presupuesto, instituciones públicas y privadas están apostando constantemente en el deporte y así han logrado ser de los líderes mundiales de gestión deportiva”.

Tatiana Vetiz es la triatleta de larga distancia mas destacada de México.

El turismo deportivo es un fenómeno relativamente nuevo, creo que un gran ejemplo que ha tenido México es el maratón, que en gran parte por la obtención de recursos por la venta de patrocinios y de socios comerciales creció en un evento espectacular. Hay que invertir en infraestructura, centros deportivos, carriles de bici, como le han hecho en Cozumel, donde alrededor del impacto del Iron Man han impulsado muchísimo el deporte y se ve, la gente ahora ya no sólo lo considera por sus playas, sino porque también es un lugar para practicar el deporte". 

La espina clavada

Finalmente, Tatiana Vertiz se sincera y nos revela el pendiente que aún tiene con el deporte. Hace 10 años las redes sociales y el Internet no tenían la misma fuerza que en la actualidad, por lo que ahora sí tiene las herramientas para generar un cambio mediante su historia.

En los años que tuve tanto éxito deportivo, debido a que Iron Man apenas se estaba dando a conocer en México, no pude generar la plataforma adecuada para poder ser participe en generar estos cambios en el país. Siento que si la gente escucha mi historia, podrían entender la intención de devolverle a la sociedad por todo lo que he aprendido este año y a lo largo de mi vida”.