LIGUILLA APERTURA 2018

Broncas, berrinches, anécdotas: 7 momentos inverosímiles en Liguillas

De cara a la Liguilla del Apertura 2018, recordamos siete momentos y anécdotas que han marcado la Fiesta Grande del Fútbol Mexicano.

México DF
0
Anécdotas Liguilla
Especial MEXSPORT

Una Liguilla más se del Fútbol Mexicano inicia, la del Apertura 2018, con Cruz Azul como uno de los candidatos más fuertes para coronarse. De cara a la Fiesta Grande recordamos siete anécdotas y momentos inverosímiles que han marcado la fase final del Fútbol Mexicano.

El berrinche de Ronaldinho

En el juego de ida de la Semifinal del Clausura 2015, Ronaldinho dejó al Querétaro a medio partido cuando fue sustituido ante los Tuzos del Pachuca. Antes de que finalizara el primer tiempo, el defensa Ricardo Osorio fue expulsado, por lo que el técnico de los Gallos Blancos, Víctor Manuel Vucetich decidió sustituir a Ronaldinho para dar paso a un zaguero. Ronaldinho no lo tomó a bien y se fue directo a los vestidores para después abandonar el estadio del Pachuca a bordo de una camioneta.

La Final del sueño (no de ensueño)

La Final del Clausura 2006 fue quizás la más desangelada que se ha vivido en años, pues si bien llegaron dos conjuntos básicamente con afición local como lo son Pachuca y San Luis, el marcador no ayudó demasiado. En la ida, en el estadio Alfonso Lastras, el marcador quedó empatado sin goles, mientras que en la vuelta, los Tuzos se impusieron por la mínima diferencia en una Liguilla que se jugó sin seleccionados, pues se avecinaba el Mundial de Alemania 2006.

La Final que lo cambió todo (literal)

La Final de la temporada 95-96 (última de los torneos largos) entre los Rayos del Necaxa y los Toros del Atlético Celaya fue tan cerrada y poco emocionante, que el campeón se definió por la mejor posición de la tabla (los Rayos). En la ida, en el estadio Miguel Alemán, ambos equipos quedaron empatados a un gol. Para la vuelta un soporífero 0-0 hizo que los Rayos de Manuel Lapuente levantaran el título, donde la jugada más emocionante fue un cabezazo de Emilio Butragueño que casi fue gol. Después de esa final, se decidió que en dicha instancia ya no contara la posición en la tabla.

Un jugador de fútbol americano

El torneo en el que los Pumas alcanzaron el Bicampeonato (el Apertura 2004), los felinos vencieron en la Final a Monterrey. En esa serie, tras el juego de ida que Pumas ganó en casa 2-1, Miguel Herrera, entonces técnico de Rayados, se quejó de Diego Alonso, a quien llamó “jugador de fútbol americano”, pues a su ver, el uruguayo sólo cargaba en el área sin que se le marcaran faltas. Para la vuelta, los Pumas ganaron en Monterrey con gol de ‘Kikín’ Fonseca y en la celebración, Diego Alonso festejó con un casco de fútbol americano, mientras que el ‘Piojo’ armó un escándalo, queriendo encararlo… toda una joyita.

Clásico, bronca y paracaídas

Unas de las broncas más memorables del fútbol mexicano se dio en la Semifinal de la temporada 82-83 entre América y Chivas. Norberto Outes fue expulsado antes de finalizar el primer tiempo tras enfrascarse en empujones con Cisneros, lo que ocasionó que se hicieran los empujones que el árbitro Edgardo Codesal logró apaciguar en cierta forma. Pero Chivas aprovechó tener un hombre de más y logró anotar tres goles a las Águilas para así asegurar su pase a la Final. Y precisamente tras el tercer gol de Sammy Rivas, se armó la bronca, que según las anécdotas, dicen que explotó cuando Roberto Gómez Junco se burló de los americanistas. Golpes, patadas, corretizas y policías dentro del campo fueron la constante. Chivas terminaría con elementos expulsados, lo que los mermaría para la Final que perderían eventualmente con el Puebla. Cabe mencionar que otro suceso anecdótico ocurrió previo a la bronca, cuando tres paracaidistas cayeron en la cancha del Estadio Azteca, los cualtes estaban programados como show al medio tiempo pero un supuesto retraso los hizo caer cuando se disputaba el segundo tiempo.

Fútbol en Navidad

Todavía con el recalentado a medio comer y con los estragos de la Noche Buena, Tigres y América disputaron la Final del Apertura 2016. Fue la primera y única ocasión en que una Final del fútbol mexicano se disputaba en día de Navidad. Esto se debió a que el América había disputado el Mundial de Clubes, por lo que la Liguilla se recorrió hasta que el juego de vuelta de la Final se disputó ese 25 de diciembre en el estadio de Tigres. Y a los felinos les llegó su Navidad al coronarse en penales con Nahuel Guzmán como héroe al atajar tres.

El cabezazo más recordado de todos los tiempos

En la Semifinal del Clausura 2011 otra bronca memorable se desató en el encuentro entre Morelia y Cruz Azul. Monarcas remontó la desventaja de dos goles y con el marcador a favor y cerca del final del partido, un aficionado ingresó a la cancha para saludar a los jugadores de Cruz Azul, algo que no cayó nada bien en el ‘Chaco’ Giménez, quien se enfrascó a golpes con el invasor. Pero después todo desencadenó en una bronca donde el preparador físico de Monarcas fue quien sacó la peor parte, cuando Jesús Corona le propinó un cabezazo que quedará para la posteridad.