Un Ferrari en una carrera de '600'

Valladolid

Parece que empieza a sonar cierto run-run por el empate ante el Eibar. Alguno se debe pensar que estamos manejando un Ferrari en una carrera de ‘Seat Seiscientos’ y más bien es al revés, dicho con todo el cariño. Parece que alguno ya se ha olvidado de la miseria que tragábamos hace pocos meses. Es increíble que alguno se altere o proteste por un empate peleado hasta la extenuación por un Valladolid que no se rinde nunca y que entrega generoso lo que tiene. Sí, el choque ante el conjunto armero no fue el mejor, pero no hay que fijarse tanto en las cuatro victorias seguidas como referencia. Esa racha fue para disfrutarla, pero el destino de este equipo y de esta afición es sufrir y valorar lo que se consigue. En otras ocasiones se podía definir otros empates como ‘tristes’, este no lo es; es peleado y con mérito.

Parece que olvidamos que los rivales también juegan. Además ese factor sorpresa del ‘menosprecio al recién ascendido’ se ha esfumado y los equipos ya empiezan a tener respeto a un equipo que le ha plantado cara a Barcelona y Real Madrid. Olvidemos ese gen ‘cainita’ que tenemos por estos lares y sigamos en la línea de apoyar y sufrir, de creer y confiar; no perdamos tan pronto el norte, aunque hayan sido pocos los que hayan podido flaquear, son suficientes para plantar la semilla de la duda en los demás. Por último, observo otro debate entorno a los delanteros. Es evidente que Unal y Cop deben dar más, pero hay tiempo y el equilibrio entre goles permite tener paciencia. Pedir ya a Miguel por ser de la cantera es la vieja cantinela de cuando un resultado no sale. No tiremos piedras al tejado...

0 Comentarios

Normas Mostrar

Webs de PRISA

cerrar ventana

© AS Mexico S.P.A.