CHIVAS

Gudiño y Van Rankin, los inesperados refuerzos 'bomba'

Gudiño y Van Rankin, los inesperados refuerzos 'bomba'

Al comienzo del Apertura 2018, Raúl Gudiño y Josecarlos Van Rankin eran una incógnita en la alineación de Chivas. Hoy, son indiscutibles en el sistema de Cardozo.

Guadalajara (México) Actualizado:

Cuando 40 millones de aficionados rojiblancos piensan en refuerzos 'bomba', a la mente vienen otro tipo de nombres. Los jugadores mediáticos, los famosos, los de Selección Mexicana. En resumen: los que cuestan varios millones de dólares. En plena “consolidación financiera”, Chivas no estaba para hacer ese tipo de contrataciones previo al Apertura 2018.

En lugar de eso, recurrió a jugadores de menor renombre y, por tanto, también de menor costo. Pero dos de ellos se han convertido inesperadamente en refuerzos “bomba” para el cuadro que dirige el paraguayo José Saturnino Cardozo. El portero Raúl Gudiño y el lateral derecho, Josecarlos Van Rankin son hoy piezas indispensables en el 11 titular.

Un caso extraordinario es el de Van Rankin, quien ni siquiera estaba en la mira del Rebaño Sagrado durante el pasado régimen de transferencias. Fuentes allegadas a la directiva han relatado a AS México que Francisco Gabriel de Anda se encontraba en el draft cuando Rodrigo Ares de Parga, presidente de Pumas, se acercó a la mesa del Guadalajara.

Ofreció el préstamo del lateral derecho, luego de que Lobos BUAP lo había rechazado. La UNAM necesitaba deshacerse de él y la cesión temporal con opción de compra era la mejor opción. Luego de que el conjunto poblano no lo quiso, el dirigente probó suerte con Chivas y De Anda, que no lo tenía en planes, hizo las llamadas pertinentes para decidir si se lo quedaba.

Tras recibir el visto bueno, integró al futbolista al plantel. El préstamo tiene opción de compra. “No es muy alta”, dijo la misma fuente. Josecarlos Van Rankin es ampliamente reconocido después de la extraordinaria jugada (más allá de que arrancó en fuera de lugar) que hizo para que Alan Pulido abriera el marcador en el Clásico Nacional.

Es pieza fundamental en el equipo de José Saturnino Cardozo. El lateral derecho aprovechó que Jesús Sánchez estaba lesionado al arranque del torneo y se adueñó del puesto. Ha disputado los 11 partidos que van del Torneo Clausura 2018, sin salir nunca de cambio. Son 990 minutos de actividad en los que incluso ya marcó dos goles y contribuyó con asistencias. Un refuerzo “bomba” que fue severamente cuestionado por la afición cuando se anunció.

De igual forma ha sorprendido Raúl Gudiño. Cuando la crisis económica impidió que Chivas pudiera ejercer la opción de compra que tenía por Rodolfo Cota, los aficionados temieron lo peor. La dirigencia trabajó en traer un portero, pero el mercado mexicano era elevado. Así, la mirada giró hacia Europa. El joven arquero surgido de Chivas pertenecía al Porto y había jugado a préstamo con el Apoel de Chipre, con el que incluso debutó en Champions League.

La institución tapatía llegó a un acuerdo con el Porto, que años atrás se lo había comprado, para repatriarlo y lo anunció como refuerzo. Los términos no fueron anunciados, pero después del Clásico ante América, en el que paró un penal al minuto 96, José Luis Higuera aseguró que ahora sus derechos le pertenecen al Rebaño Sagrado.

En el actual torneo, ha jugado ocho partidos completos y los que se perdió fue por una lesión en la espalda. El domingo en el Azteca tuvo una brillante actuación: le “robó” el gol en tres ocasiones a Oribe Peralta y en la última jugada del partido, salvó a Chivas al detener el penal de Mateus Uribe, para que se decretara el 1-1 definitivo. Otro refuerzo del que no se esperaba tanto y terminó, hasta hoy, siendo “bomba”.

0 Comentarios

Normas Mostrar