El gol de Muniain no me pareció fuera de juego

Partido bravo. Fue un encuentro difícil para el colegiado. Yo creo que dio las gracias por ver a Aduriz en el banquillo. Ocho tarjetas amarillas y jugadas con mucha polémica en la segunda parte. Lo dirigió muy bien.

Un fuera de juego de Asensio en el 26’. El asistente de González-González levantó el banderín cuando Marcelo pasaba a Asensio. En esas jugadas que pueden acabar en gol, el asistente debe esperar a que acaben. Levantó el banderín y anuló todo lo demás. No lo era.

El gol de Muniain. Da la impresión de que podía ser fuera de juego en el segundo toque de Muniain. El portero está adelantado y sólo está Carvajal detrás. En directo es imposible acertar en esta jugada. Es una acción muy dudosa. Pero parece que está habilitado por una repetición que ofrecieron al descanso (la captura superior), pero deberían poner la línea del VAR en la retransmisión de televisión para todo el mundo.

La actuación de Raúl García. Vamos por partes, el gol que marcó en el 36’, que fue anulado por fuera de juego era bastante claro. Ni lo protestó. Pero lo de la segunda parte estuvo fuera de lugar. Iba apretando al árbitro, a los jugadores... Todo comenzó por la jugada con Varane, que le golpeó en la espalda y bien le podría haber costado la amarilla. Y luego con Casemiro igual en el minuto 58. Ahí tenía que estar el árbitro. El fútbol no es esto. Vimos una primera parte de puro fútbol, pero el jugador del Athletic encima se marchó sin amarilla.

La mano de Casemiro en el 67’. Así lo dice la circular número 4 de la Federación esta temporada: “Manos apoyadas sobre el terreno de juego o deslizándose sobre el mismo, en las que el jugador no hace ningún movimiento intencionado o voluntario para interceptar el balón, sino que usa el brazo como herramienta o soporte para mantener el equilibrio, debajo del cuerpo y apoyado en el terreno de juego. En estos casos, el árbitro no deberá sancionar la mano, entendiéndolo como una acción derivada del propio desarrollo del juego y accidental. No obstante, si el jugador realiza un movimiento con la finalidad de tocar el balón u ocupar un espacio “haciéndose más grande” para interceptar el balón, la sanción técnica correspondiente (libre directo o penalti) y disciplinaria, si fuese necesaria, serán adoptadas por el colegiado”. Entonces, mano había, pero no era punible. El árbitro aplicó correctamente el reglamento.

Yuri se jugó la expulsión. Hizo una falta muy clara a Isco en el 72’ en la frontal del área. No fue penalti por medio metro. Si le hubiera expulsado no habría pasado nada porque era una oportunidad manifiesta de gol porque Isco estaba haciendo un control orientado.

Yuri se jugó la expulsión. Estuvo perfecto en el apartado disciplinario en un encuentro de pierna fuerte. Sólo se desestabilizó el partido cuando Raúl García apretó más de la cuenta. El colegiado se dará cuenta de ello en el briefing pospartido...

0 Comentarios

Normas Mostrar