ATLAS

Sequía del Atlas no le pesa a Guillermo Hoyos

Sequía del Atlas no le pesa a Guillermo Hoyos

Cristian De Marchena

MEXSPORT

El nuevo estratega de los rojinegros señaló que la falta de títulos no jugará en contra: "Puede ser algo que te motive a continuar, a buscar, a investigar y a crecer".

Guadalajara (México)

De manos de Rafael Márquez, recibe la chamarra del Atlas. En el pecho lleva ya el escudo del equipo de un lado y del otro sus iniciales: GH. El técnico Guillermo Hoyos toma las riendas de un equipo que lleva 67 años sin conseguir un título de Liga. En su presentación, el argentino asegura que esa larga sequía no le pesa. Al contrario, le motiva.

Yo me haría otra pregunta: 67 años sin salir campeón y es un equipo que mueve tanto sentimiento y tanta gente, tiene que haber algo especial. Después, es obvio que esto es competitivo y hay que buscar porque uno siempre trata de ir caminando para buscar cosas. Creo que si los objetivos que te planteas en la vida no son claros, eso te detiene en la vida. Los objetivos tienen que ser claros y la ilusión no se la quita nadie”, explica.

“La posibilidad y la ilusión no se la quita nadie, yo personalmente vivo con ilusión. Entonces, esos 67 años no son ningún peso, puede ser algo que te motive a continuar, a buscar, a investigar y a crecer. Creo en eso, no croe en obstáculos. El obstáculo te lo pones como parte dentro de lo que dices bueno hoy no voy, me quedo a dormir, para mi es un obstáculo eso: la mediocridad es un obstáculo”, añade Hoyos.

Y aunque apenas el domingo ha llegado a la ciudad de Guadalajara, ya habla sobre la mística que encuentra en los Zorros. “Estamos ante un club de un sentimiento muy grande. Estaba ahora últimamente en la Universidad de Chile que es parecido al Atlas en sentimiento, su gente es extraordinaria y aquí también. En su momento lo calificamos como el Liverpool que tiene ese slogan de ‘nunca caminarán solos’ y nosotros allá tampoco caminábamos solos. Acá el equipo nunca camina solo”, detalla.

“Es una institución que tiene un corazón que late permanentemente de sentimiento porque a lo mejor ante la adversidad florecen los hinchas más y es parte de un contagio hacia nosotros mismos, eso para mí es algo extraordinario estar acá porque me identifico con ese sentimiento del club. El que no trabaja con sentimiento y tiene la obligación de ir a la oficina, es más difícil su accionar. Esto es un placer, estar en el futbol es una bendición y la presión existe en otras situaciones de vida, no en el deporte”, agrega el argentino.

Ahora llega para dirigir al último lugar de la clasificación. Atlas suma apenas dos puntos de 24 disputados. Y lo peor: sólo ha marcado un gol en ocho partidos. Tras hacer un rápido estudio de la situación de su nuevo club, Guillermo Hoyos asegura que el problema de los Zorros es meramente mental.

“Siempre apuesto por objetivos inmediatos, que es la recuperación total en todos los órdenes, no solamente buscar un objetivo deportivo sino recuperar lo que crees que no está correcto en sentido anímico. Yo creo que es un problema anímico, vi varios partidos, lamentablemente no se dio el gol y la adversidad de los resultados muchas veces condena. Soy muy entusiasta y veo un equipo que tiene una ilusión, hambre de crecimiento y desarrollo, pero no se le han dado los resultados”, asevera.

“Es un trance que se tiene que superar. Muchas veces cuando los resultados no se dan o las situaciones son adversas, se pierde un factor importante que es la confianza. Pero la confianza la tienen absolutamente, está permitido equivocarse, lo que no está permitido es no poner. No conozco un crecimiento sobre una presión, sino con algo lúdico porque esto no deja de ser un juego, pero con una profesión muy atenta al crecimiento y desarrollo. Esta profesión exige muchas cosas, es muy profundo el futbol”, concluye Guillermo Hoyos.

0 Comentarios

Normas Mostrar